MEMORIA

memoria.jpg

Lo miraba a punto de llorar.

No quiero comer más…
—Quieres curarte, ¿verdad? Si no te pones buena tendré que jugar solo y me aburro. ¿Sabes que ha tenido tres perritos Luna?

      Empezó a masticar sin darse cuenta de que había abierto la boca. Él continuó:

—Luna te buscó para enseñarte sus cachorros, pero no puede venir a tu habitación y se quedó refunfuñando en el patio.
¿Qué decía?
— Decía que a ver si comes, te pones fuerte y nos vamos a pasear al río, para enseñarle a nadar a sus cachorros.
— No quiero más, de verdad, Pepe, no quiero más…
— Aún no sé qué nombre ponerles ¿se te ocurre alguno?
— No sé… ¿cómo son?


Otra vez empezó a masticar.

Hay un perrito que tiene la misma pinta que Luna, pero con dos manchas negras en los ojos, como si llevara antifaz…
— ¡El Coyote, a ese le llamaremos Coyote!…

      Al mismo tiempo, otra cucharada, y le limpió la barbilla cuidadosamente:

Y hay otro que muerde una zapatilla tuya vieja y duerme con la cabeza dentro y el culo fuera, porque es grande...
— ¿Cómo de grande?
— Otro bocado… Es…como la cesta de las pinzas de grande…
— ¿Ha venido ya el papá?

Aún no…
— Cuando venga dile que pase a darme un beso…
— Si no terminas de tragar eso que tienes en la boca no sé si se lo diré…
— Bueno, ya, pero no me des más.

¿Y si es una perra cómo la vas a llamar Coyote?
— ¿A quién?
— Al cachorro de Luna que tiene unas manchas…

— Ah, claro… ¿pero no has dicho que son tres perritos?

     Otro bocado siguió su camino…

Son aún pequeños y no sé si serán machos todos, quizás haya alguna…
—  Pepe, ¿a ti te hubiera gustado que yo no fuera una chica?

Marieta, qué cosas se te ocurren…
— Quiero decir si hubieras preferido tener un hermano para ir al colegio contigo…
— Yo tengo amigos del colegio… Por ejemplo, Agustín…

Agustín me cae mal, es malo…

      Otra cucharada

Pues él te quiere mucho…
No, Agustín me dijo para hacerme rabiar que tú estabas muerto…
— Seguro que me vio dormido y se creyó que estaba muerto.
— Me hizo rabiar y me asustó…

      Le limpió la boca que rezumaba trocitos sin masticar.

Tú mastica bien y, mientras, te cuento cómo llegó un día mamá y me preguntó qué quería para mi cumpleaños…
Si, eso, cuéntame cuando nací yo…
— Bueno, yo iba a cumplir siete años y siempre estaba triste, triste, yo solo…
— Y mamá te preguntó...
— Mastica con la boca cerrada y te lo cuento.

Obediente, Marieta esperó el relato.

Y me dijo “¿Qué quieres que te regale para tu cumpleaños?” Y yo le contesté: Me gustaría tener una hermana, que se llame Marieta, que sea muy pequeña, muy juguetona, que coma mucho —Marieta empezó a masticar otro bocado sonriendo— y cuando la peines no le harás daño, no le desenredarás su pelo, rizado, rizado…

— No me hace daño cuando me peina, es verdad…

El plato estaba vacío y Marieta se recostó en la almohada. Él la besó en la frente, le acarició su cráneo rapado, y la arropó

Ahora a dormir la siesta…
— No te vayas a jugar con Agustín que es malo…
— Pero te quiere mucho…
— Me dijo que estabas muerto para hacerme rabiar…

         Al sacar la bandeja cedió el paso a Nuria, que había estado dándole la comida a la viejecita de la otra cama.

En el Control la nueva auxiliar, le comentó a la enfermera:
 

— ¡Qué paciencia tiene el hermano de la siete! Y tan cariñoso…
— No es su hermano, es su marido…
— No, no, me refiero a un señor bajito, como de setenta años, se llama Pepe…
— Si, ya lo sé, viene a darle la comida y la cena todos los días. Marieta cree que es su hermano, que murió cuando ella tenía ocho años… Es Agustín, su marido, pero ella… ¡Es misterioso esto del Alzheimer!...

Gatopardo 
19/03/2005 11:05. enlace permanente. RELATOS

Comentarios > Ir a formulario



Autor: Gatopardo

Por lo que este relato lo escribo con una sintaxis muy elemental, con frases simples, casi infantiles es para describir el mundo mental del Alzheimer,(y el de mucha gente que se lo cultiva). Si hubiera descrito a los personajes y el entorno, con su edad y sus características desde el principio hubiera sido previsible, que es lo peor que se le puede achacar a un relato.
Facilitar al lector que pueda leer de corrido no es tarea de un escritor que se respete, como tampoco sería tarea de un cocinero que su comida se pueda engullir deprisa.
Antonio: en mi pueblo si el tipo te tira por encima una naranjada para empezar, acaba cambiándose de pueblo para encontrar novia.

Fecha: 20/03/2005 17:57.


gravatar.comAutor: Oz sorprendido

El relato se entiende ferpectamente, lo que no entiendo es que lo pongas ya con los comentarios hechos. ¡Pero es una idea!

Fecha: 21/03/2005 10:36.


Autor: Bestiaparda

Yupi, yupi!!! A hacerle rabiar a Gatopardo!!!
Además, y ésto se lo dedico también a Tautina, ¡menudo pastelazo de final feliz! Venga va, me jodo.

Fecha: 21/03/2005 15:13.


Autor: Gatopardo

No, Oz, no, es que he traído un relato del 1 de febrero y lo he puesto con los comentarios de entonces, pero ahora pido crítica cañera, al degüello. Ahora bien, lo que no me imaginaba es que en estas fechas las niñas de ESO de colegio de monjas, como Bestiaparda, estuvieran de vacaciones cascándosela a esta abuela.
Que sepas, Bestiaparda, que yo no soy pacifista y te voy a pegar un cantazo como te pille tocando timbres otra vez!

Fecha: 21/03/2005 20:27.


Autor: aguila peixetera

Gatopardo: Ya dije que el relato era perfecto.- No lo describas... Y además: no pienses que todos los lectores son gilipollas y analfabetos.

Fecha: 22/03/2005 21:36.


Autor: Gatopardo

Águila peixetera: que te repitas redundado con un "ya dije" forma parte de tu forma de comunicarte, ya que efectivamente te repites e insistes y redundas, independientemente de que dobles mensaje.
Y sobre el uso que haces del imperativo me gustaría que consideraras que si no has adquirido el rango de emperatriz sería de buen gusto utilizar cualquier otro modo del verbo como si hubieras sido educada y supieras perdir las cosas por favor.
Entre los lectores habrá de todo,incluso analfabetos y gilipollas, pero esa falta de oportunidad que tienes para expresarte es excepcional, y eso es un alivio para no caer en la misantropía.

Fecha: 22/03/2005 21:59.


Autor: aguila peixetera

Já!...¡Ahora me vas a dar clases de gramática!. Por cierto, si se repitió el mensaje es porque no salía. Tu página es lenta... Y tu lengua es larga. Ten cuidado y no te la muerdas.

Fecha: 25/03/2005 12:49.


Autor: León Molina

Hola. Llego aquí desde Albaceteliterario. Me gusta tu página y tus relatos. Si me permites un comentario sobre éste, te diré que me parece emotivo y bien llevado en su desarollo, pero puede que mejorase si el alzheimer no se expresase explícitamente, sino que encontraras el modo de sugerirlo claramente, pero sin mencionarlo. Creo que el lector, al descubrirlo, se implicaría más y haría más suyo el texto y, en definitiva, se emocionaría más.
Enhorabuena Gatopardo, quienquiera que seas y un saludo.

Fecha: 30/03/2005 02:55.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Gatopardo

Es norma de Gatopardo,
si alguien se pone a tiro,
sea plebe, sea duunviro,
que no se escape sin dardo.
Si la víctima en cuestión
es melifluo y sin humor,
y persiste en el error,
va derecho al paredón.
Si es honesto ciudadano,
observador de la ley
y santurrón como buey,
le colgamos un campano.
Si mujer y sufridora,
y nos cuenta su diario,
que alegre su antifonario
y se haga acosadora.
Si tiene cierto interés
por mostrar carné y nombre,
que luego no se asombre
si recibe algún revés.
Bienvenidos los goliardos,
golfos, rebeldes y bordes,
mentes inmisericordes,
por apellido: Bastardos
Y que no nos den la lata
ni meapilas ni legales:
somos los Irregulares,
somos gente de Zapata.

Temas

Archivos

Enlaces

Bitacoras.com

TOP Bitacoras.com para México


http://gatopardo.blogia.com