PORQUE LA VIDA ES MÁS IRREMEDIABLE QUE LA MUERTE...

 

Para Manuel, que me preguntaba sobre la naturaleza evanescente del perfume...

La vida real es una amalgama de contradicciones y, entre lo blanco y lo negro, hay infinitas gamas de gris, y todos los colores del arco iris existen para recordarnos que “la vida es más irremediable que la muerte.”
En la Europa de Carlos V, Felipe II y su trastornado hijo Carlos, de la Inquisición y de las guerras interminables, las crueldades, la miseria, a la sombra de la Edad Media, alumbraba el Renacimiento como un amanecer de la ciencia y del desarrollo en todos los campos. La industria del perfume pudo aprovechar los nuevos conocimientos de una disciplina donde convivían la química y la alquimia, y resurgió.
Con el descubrimiento de América, el comercio ultramarino de especias se enriqueció con nuevos aromas, como la vainilla, el clavo, la nuez moscada: en los salones renacentistas se colocan naranjas cortadas donde se pinchaban clavos de olor, que daban un perfume próximo al clavel y servía para ahuyentar los insectos; ponen en las chimeneas, cerca de las brasas, pucheros con agua y canela...
Es en el Cinquecento cuando se comienza a usar la palabra perfume, en lugar de bálsamo, que se fabricaba con materias primas traídas de Oriente, persistentes, fuertes y muy caras.
Hombres y mujeres de toda Europa perfuman su cuerpo, sus abanicos, sus guantes y sus vestiduras. Los italianos del siglo XVI tenían entre sus aromas favoritos el Chipre entre más de trescientos aromas. La fuente de todos estos datos es un importante escrito de 1555, titulado “Los secretos notabilísimos del arte de los perfumes”, escrito por Rossetti, tratado de perfumería que contenía detallada información sobre el arte del perfume en Italia, cuya capital aromática fue la ciudad de Florencia.
Los perfumistas italianos eran reclamados en toda Europa, como había sucedido en épocas anteriores con los árabes. La reina Catalina de Medicis, noble florentina, esposa de Enrique II, rey de Francia, se trasladó a París para vivir con su marido con todo su séquito de perfumistas. Pronto se convirtieron en los creadores de los perfumes de la élite francesa, popularizando los aromas intensos y persistentes, tan de moda en Italia.
Y fueron ellos los que descubrieron que en la ciudad de Grasse existía todo lo necesario para crear allí el paraíso del perfume.
Sin embargo, está en la naturaleza de los aromas su volatilidad, su fugacidad, su evanescencia. Y está en la naturaleza del ser humano buscar la eternidad, la permanencia, e investigaron hasta encontrar las sustancias de origen animal que aportaran una nota de sensualidad suplementaria y actuase como "fijador" del perfume. Hoy en día estos componentes se sustituyen con productos de síntesis, reacciones químicas elaboradas sin vínculo alguno con las sustancias animales originarias. Cuatro de ellas ocupan un sitio relevante: el almizcle, la algalia, el castóreo y el ámbar gris.
El almizcle es una secreción de las glándulas del ciervo almizclero, un cérvido de Asia central, y con el tiempo se ha utilizado también la secreción glandular del buey almizclero, la rata almizclera y el caimán de Florida, que secretan esta misma sustancia. Hoy en día es un producto de síntesis, que interviene como "fijador" del perfume y da una tonalidad suave y penetrante.
La algalia o civeta, en cambio, guarda su aroma fuerte y natural en perfumería. Originariamente, se extraía de una glándula del animal de mismo nombre, que pertenece a la familia de los felinos. Hoy en día se produce químicamente. El profesor Ruzicka, premio Nóbel de Química, logró su síntesis en el 1928, poco después de descubrir nuevos almizcles sintéticos más baratos.
El castóreo, tiene su origen en el castor canadiense, precisamente en sus glándulas perineales. Existe una composición sintética de este producto, que no disminuye sus méritos como fijador del perfume con olor fuerte y amargo.
El ámbar gris, denominado durante mucho tiempo "el oro negro del mar", es una sustancia pegajosa parecida a la cera que se encuentra flotando sobre el agua en mares tropicales; se compone de los elementos no digeridos por el estómago de los cachalotes. Su síntesis química es uno de los mejores fijadores de fragancia que se usan.
Más allá de las sustancias vegetales y animales, desde hace más de un siglo se ha desarrollado los productos de síntesis, gracias a las investigaciones en Química orgánica. Ofrecen una amplia gama de aromas encontrados en la naturaleza y enriquecen el órgano de esencias del perfumista.
Un viaje a Grasse, el tradicional centro del perfume del sureste de Francia, y la visita al Museo de la perfumería, a los laboratorios, a sus inmensas plantaciones de aromáticas, es una peregrinación y una experiencia que recomendaría como un viaje iniciático. Sí, justamente, es allí donde Patrick Süskind situaba la acción de su novela "El Perfume", publicada en el 1986, que empecé varias veces y jamás pude leer más allá de la página veinte, aunque me la hayan recomendado mucho.

"¿Quién es ésta que sube del desierto como columnas de humo de oloroso perfume de mirra e incienso, y de todos los polvos olorosos del maestro de los olores?" (El Cantar de los cantares)

27/04/2005 17:09. enlace permanente. PERFUMES

Comentarios > Ir a formulario

Autor: Manuel Iguiniz

¿Qué queda de nosotros al final? Solo un aroma, que se pierde de a poquitos en la inmensidad de la memoria colectiva, cuando, si Dios quiere, alcanzamos a perdurar en nuestros hijos o en algún árbol o quizá en nuestros escritos. Y los que no… simplemente se esfuman, como un mal perfume sin fijador.
Todos olemos bien o mal, lo importante es… trascender: De esos pocos lo logran, para bien o para mal.
¿Cuál dices que es el mejor fijador? Y ¿Sabes como se aplica?

Fecha: 27/04/2005 17:09.


Autor: cyránobix

Gracias por un escrito tan bello, y sobre todo por el ritmo de todos esos nombres asociados al perfume y que he sentido retumbar en el estómago y la pituitaria, que es lo importante.
Yo viví una época en la que el perfume se consideraba una costumbre burguesa, y por lo tanto despreciable. Nadie se perfumaba, ni se maquillaba.
Las vueltas que da esta inevitable vida.

Fecha: 27/04/2005 20:42.


Autor: alimaña news (redactor jefe)

Ea, Gatopardo ya has montado el chiringuito de comadres sentimentales, que es lo tuyo. Iguiniz, cuando "nos vamos" echamos una peste de pilla y sal corriendo. Y no se va "a poquitos" y nuestros deudos dicen aquello de "¡Qué mal huele el abuelito Manuel!". Por cierto, explíquenos lo de transcender en un arbol ¿se piensa usted colgar de ellos como un lemur?
Cyránobix: a lo que tienes que dar gracias es a que no pase por aquí el pendón volteriano. Si lee lo del "retumbar en el estómago", acabas esta noche en los calabozos del Comité. Y llevará razón

Fecha: 27/04/2005 21:42.


Autor: Odalys

Gue... te dejo besos, vuelvo mañana. Si puedes terminar "El perfume"... es que el final es lo mejor de todo. Muchos besos :)

Fecha: 27/04/2005 22:05.


Autor: Manuel

Pues mujer, sembrar un árbol (Yo tengo varios y todos ya están frondosos y si me entierran, de darle de comer a los gusanos... prefiero a las raíces de un árbol, entiendes- árbol- raíces- trascender auque sea por un tiempo y dar sombra... una figura que puede usar la glamourose cabra )

Fecha: 27/04/2005 22:29.


Autor: alimaña

Soy un hermosísimo ejemplar de garduña macho

Fecha: 27/04/2005 22:57.


Autor: Trini

Me ha encantado este post. la mayoría d el agente usamos perfume por norma mas poco sabemos de donde viene, quién lo inventa, donde se fabrica... Me encanta esta sesión tuya sobre perfumes.

Besos

Fecha: 28/04/2005 13:03.


Autor: puagh

No te preocupes, no te has perdido nada de nada sin leer el perfume de Suskind. De hecho, más allá de la página 20, para ser más exactos: allá por el último tercio del libro, el bueno de Patricio decide que es muy bueno y profundo escribiendo y nos recrea con un capítulo de aislamiento en el que opina sobre lo humano y divino. Un horror, vamos, y de una mediocridad que espanata. Casi tanto como cuando escribe Alimaña, para que te hagas una idea.

Fecha: 28/04/2005 18:31.


Autor: Augusto R.

De los olores y la trascendencia, asociación que preocupa al Sr. Manuel: Está científica y teológicamente demostrado que el pedo ( ventosidad que se expele del vientre por el ano, según el diccionario de la RAE, citado en atención a a la siempre puntillosa Gatopardo ) es el alma de un alimento muerto por efecto masticatorio y en trance de elevación hacia su destino celeste.
De modo que de una sola tacada ( o masticada ) queda probada la existencia y trascendencia del alma ( ya que si la tiene una pitagórica alubia por qué diantres no la voy a tener yo ? ) más allá de la muerte del cuerpo físico que la alojaba y su ineludible sociedad con el olor o perfume.
De nada, Sr. Manuel, igual que a la dueña de esta casa a mí tambien me gusta ayudar.
( Y ya que estamos, Don Cyránobix, no me niegue que le acabo de dar una ayudita en cuanto a abrir los ojos a todos esos que no creen el más allá )

Fecha: 28/04/2005 21:26.


Autor: Manuel Iguiniz

¡Caramba que gusto tratar con gente tan fina, tan culta y sobre todo con tanta sensibilidad!
Y yo voy a comprar unos ayocotes... para trascender este fin de semana.

Fecha: 29/04/2005 14:04.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Gatopardo

Es norma de Gatopardo,
si alguien se pone a tiro,
sea plebe, sea duunviro,
que no se escape sin dardo.
Si la víctima en cuestión
es melifluo y sin humor,
y persiste en el error,
va derecho al paredón.
Si es honesto ciudadano,
observador de la ley
y santurrón como buey,
le colgamos un campano.
Si mujer y sufridora,
y nos cuenta su diario,
que alegre su antifonario
y se haga acosadora.
Si tiene cierto interés
por mostrar carné y nombre,
que luego no se asombre
si recibe algún revés.
Bienvenidos los goliardos,
golfos, rebeldes y bordes,
mentes inmisericordes,
por apellido: Bastardos
Y que no nos den la lata
ni meapilas ni legales:
somos los Irregulares,
somos gente de Zapata.

Temas

Archivos

Enlaces

Bitacoras.com

TOP Bitacoras.com para México


http://gatopardo.blogia.com