Facebook Twitter Google +1     Admin


AMORES CONTRA NATURA

20051223020541-brassai5.jpg

Lo bueno que tiene esto de ser vieja es que me puedo permitir el lujo de rechazar indignada un regalo envuelto en papel de diseño personalizado, con una nota emocionada y emocionante, si al abrirlo me encuentro con un libro del pelmazo Saramago o del nefando Paulo Coelho... lo peor es que toda mi vida he gastado la misma falta de contemplaciones con los autores que odio.
Mis amores literarios siempre son contra natura, porque si tengo una fobia insuperable en esta vida es la que me provoca el trato personal con cualquiera que se dedique a la inconveniencia de escribir. Intimar con intelectuales me parece una depravación del mismo género que la coprofagia. Con esto quiero decir que cuando recomiendo a un autor no es porque sea amigo mío, y aunque adore sus textos y me arruine buscando su obra jamás he dejado de rehuir la ocasión de conocerlos, y cada vez que he hecho una excepción me he arrepentido.
Sin embargo, me pregunto de qué pasta estará hecho José Luis Alvite, me gustaría saber si tiene la voz teñida de nicotina y etilismo, la mirada amarilla de ictericia y si escucha como un sordomudo. Podría llegar a ser amiga de quien es capaz de escribir así:

El Savoy (I)

A estas alturas creo que ya todos sabemos que el jefe del Savoy es Ernie Loquasto, un tipo escarmentado por la vida que ya sólo se da prisa para perder el tiempo. Fue él quien me dijo que «de un tipo se sabe que es tranquilo cuando entre cigarrillo y cigarrillo, aprovecha para fumar». Una madrugada y también me dijo que «un buen reloj sólo sirve para que las mujeres elogien tus modales». Acerca del matrimonio las ideas de Ernie son relativamente pintorescas. Suele decir que «el segundo matrimonio es una manera como otra cualquiera de separar el primero del tercero». Algo parecido le escuché al jefe cuando una noche en el club se me dio por evocar paisajes. Ernie me miró y me dijo: «¿El paisaje? Bobadas, Al. El paisaje sólo es lo que un fugitivo necesita para cambiar de ciudad». Del ex boxeador Sony «Sweet» Sullivan os hablé unas cuantas veces. Lleva años alejado del ring pero aún conserva secuelas de los golpes. A veces se acerca al barman del Savoy y le pregunta por el andén del tren a Chicago. En el boxeo no ahorró dinero. Gastó bastante en juergas con mujeres y dice la leyenda que un buen puñado de billetes el muy idiota los guardó en el fuego. Y cuando se dio cuenta, era un pobre diablo con el dinero justo para necesitar mucho más. Los billetes que le quedaban dicen que los gastó en pagarle al tipo que le enseñó a contarlo. También se dice de él que el hueso más duro de su rostro es la cereza del martini. Una madrugada me contó que en sus malos tiempos tras malgastar el dinero del boxeo, espesaba la saliva en la boca para tener algo que comer. Dudo que sea cierto, pero también se corrió por ahí que Sony había compartido la dentadura postiza con un ex-jugador de béisbol. ¡Pobre Sony! Dice que «en los Buenos tiempos del Madison, yo era negro como carbón a oscuras pero tenía un dinero, muchacho, así que, ¡lo que son las cosas! las chicas me confundían con Troy Donahue». Al piano suele sentarse el entrañable Larry Williams, un tipo que en los ensimismados momentos de nostalgia, toca suave como si interpretase a Gershwin con las manos en los bolsillos. Larry se casó tres veces. De sus ex esposas lo más íntimo que conserva son números de tres teléfonos cortados.

Publicado en LA RAZÓN, 22 de enero de 2003

El Savoy (II)
Del bueno de Larry el pianista escribió en una ocasión el reportero Chester Newman: «Este tipo viajó mucho antes de recalar en el club de Ernie Loquasto. Nunca paró mucho en los sitios. Se dice de él que entraba en las ciudades buscando expresamente la salida. En un local nocturno de Baltimore todavía le recuerdan como el pianista que debutó con su última actuación. A sus pies les cuesta seguirle los pasos. Pero Larry tiene una memoria emocionada de las cosas y de los lugares por los que pasó. La noche que le conocí en el Savoy, su partitura en el atril era un mapa de carreteras».
¡Chester Newman! ¡Dios Santo!, el viejo reportero del «Clarion» lleva decenios contándole a sus lectores los crímenes de la ciudad. Dice que un tipo es interesante cuando da que hablar o cuando hace sufrir. En una ocasión acudió al asesinato de un infeliz del que nadie sabía nada. A Chester le costó cubrir un puñado de párrafos con la historia de aquel desdichado. El colofón todavía hoy resulta de una expresividad indiscutible. Escribió Chester en el «Clarion»: «El caso es que el de ayer fue un crimen sin palabras, una noticia sin texto, algo así como haberle disparado directamente a mi papelera. La víctima fue un hombre irrelevante contra el que ni siquiera había una mala excusa para dejarle vivo. Nada más examinar el cadáver, el detective Fuller dijo que en un tipo así, lo único realmente interesante es el orificio de salida».
Circulan por el Savoy muchas leyendas referidas al detective Fuller. Personalmente comprendo que Fuller no es un tipo recomendable, aunque me cuesta creer que cuando nació, su madre presentase cargos contra él. Eso dice una de las leyendas que él se encarga de fomentar, como cuando en el 74 me dijo una madrugada en el club: «Muchacho, acabo de esclarecer el doble asesinato de la Calle 46 esquina a Broadway. Detuve a dos sospechosos. Con tres bofetadas uno de ellos confesó el crimen». Entonces le pregunté qué había sido del otro. Y Fuller me dijo: «¿El otro? Vamos, Al, a la cuarta bofetada, el otro acabó confesando su inocencia».


Publicado en LA RAZÓN, 24 de enero de 2003
José Luis Alvite.

16/07/2005 00:55. enlace permanente. RECOMENDAMOS

Comentarios > Ir a formulario



Autor: Gatopardo

La foto es de mi adorado Brassai.

Fecha: 16/07/2005 00:48.


Autor: LeeTamargo

...Mucho sarcasmo y humor negro. Abunda la ocurrencia, el dicho gracioso, la situación esperpéntica e inverosímil... Había oído hablar de él, pero no le he leído: me pregunto si mantiene siempre el mismo estilo... ¡Curioso, Gatopardo! SALUDANDO:
LeeTamargo.-

Fecha: 16/07/2005 09:14.


gravatar.comAutor: Roberto Zucco

Enorme placer me produce la vuelta a tu blog, querida anciana, y comprobar que estás en forma literaria. Tu sarcasmo es sublime, y tu juicio sobre Saramago, injusto. Es sólo la opinión de alguien que la admira, señora.

Fecha: 17/07/2005 01:10.


Autor: Gatopardo

He borrado un comentario de un viejo conocido, con remite falso, cuya IP es 62.42.222.102, de la empresa ONO, procedente de Valencia.

Fecha: 17/07/2005 14:37.


Autor: alimaña news(redactor-jefe)

Roberto-Zucco: adjetiva usted con una desmesura digna de un redactor de esquelas provinciano. Por cierto, ¿no será usted el Boby Zuccero y su Discoteca Movil que ha iniciado su triunfal gira veraniega en Velilla la Nueva?

Fecha: 18/07/2005 00:04.


Autor: alimaña news (redactor-jefe)

Se me olvidaba: Que se joda Saramago. No estaba bastante amargado con el devenir astro-nano-universal y le cae encima Zucco.

Fecha: 18/07/2005 00:08.


gravatar.comAutor: muralla

Queridiña, parece que eso de la vejez trae consigo algunos gustos semejante y otras cosas...
Me apunto el escritor para disfrutar de su sorna.
Miles de bicos desde la terruña.
Muralla

Fecha: 18/07/2005 09:46.


Autor: Augusto R.

Caramba, y yo que ya tenía preparadas en primoroso envoltorio las respectivas obras completas de Paulo Coelho y de Jorge Bucay para regalarle a mi admirada Gatopardo...( sí, llegué pensar que no le vendría nada mal "literatura" del denominado género de "autoayuda" ahora que se dice y le dicen anciana todo el rato )
¿ Qué hacer ?...ya lo tengo: se las regalaré a Trini!!

Fecha: 18/07/2005 13:06.


Autor: Augusto R.

Sra. Gatopardo: la percibo chapoteando enfangada y felíz en historietas, por llamarles de algún modo, de ese género que ahora los críticos simplifican bajo el dudoso eufemismo de "realismo sucio" ( porque si hablamos de realismo, podría en verdad destilarse en vertientes sucias o limpias sin traicionar su compromiso con la realidad ? )
No va Usted mal encaminada a pesar de sus años, pero si quiere sublime suciedad lea de una vez "la Nieve Estaba Sucia", de Simenon, y déjeme hacer la siesta en paz.

Fecha: 18/07/2005 13:15.


Autor: Gatopardo

Gracias, don Augusto R por la recomendación: la obra de Simenon lo habré leído unas seis o siete veces de pe a pa; "La nieve estaba sucia" y "Les anneaux de Bicêtre" y "Los ancianos", una docena de veces por lo menos.
¿Aún no se había dado cuenta con lo listo que es usted?

Fecha: 18/07/2005 20:38.


Autor: Augusto R.

Sí, me había dado cuenta, pero es que hoy me entraron unas ganas irresistibles de que me dijera algo. Aunque fuera para reñirme.
No encontré otro modo y, al parecer, no me fue mal.
Siga leyendo, no quiero interrumpirla más por esta tarde.

Fecha: 18/07/2005 21:43.


Autor: enkidu

Hace unos años escuché en la radio a Alvite leer sus historias... y si, tiene (o tenía) la voz teñida de nicotina y etilismo.

Don Augusto... si no es un abuso por mi parte, me pido las obras de Jorge Bucay... que estoy muy, pero que muy necesitada de autoayuda. Ha leído ud. bien, autoayuda... no se lance en picado a salvarme, que le veo las intenciones.
Con las obras de Coelho puede hacer ud. barquitos de papel y echarlos a la mar... es sólo una idea.

Fecha: 18/07/2005 22:45.


Autor: Augusto R.

Sra. o Sta. Enkidu:
No abusa Usted pidiendome nada, ni siquiera las obras de Jorge Bucay. Eso sí, como desde hace un par de días arrastro un problemilla de juanetes, no podré desplazarme y le rogaré que pase a buscarlas Ud. personalmente por mi domicilio particular. Me encontrará siempre al atardecer en "Pensión Taormina", Calle de Los Mancebos 3, en el corazón mismo del muy madrileño barrio de La Latina.
Allí tengo una radio, un ventilador y una botellita de anís. La espero.
Atentamente:
Don Augusto.

P.D.: Y ya que le interesa tanto Bucay...¿ no se ha preguntado Ud. por qué el cuentista argentino no se aplica a sí mismo su infalible autoayuda para quitarse del dulce de leche, bajar un par de arrobas al menos y abandonar ese parecido asombroso que tiene con Sammy La Foca Loca ?

Fecha: 19/07/2005 12:54.


Autor: Gatopardo

Hasta donde alcanzo a comprender, ese Bucay no sólo me cae gordo sino que lo es: luego dirán ustedes de mi arbitrariedad, pero observen como la naturaleza a veces me da la razón.
Enkidu: la experiencia de visitar a don Augusto R vale la pena: mi 2ª doncella, que era una jovencita del montón, tiene desde que frecuenta las atenciones de don Augusto un aire a lo virgen de Murillo y una mirada de sagaz contemplación de lo sublime. Empieza a parecerse a esas escritoras de blog incapaces de decir nada, pero con profusión, que relatan peripecias de pristina inanidad con delectación de almas superiores. Me tiene fascinada esa metamorfosis de crisalida en gusano, te lo prometo. Si vas, hazte una foto antes y otra después, para comprobar...Don Augusto, a ver si un día de estos me arreglan la prótesis de cadera y quedamos.

Fecha: 19/07/2005 14:38.


Autor: Augusto R.

Sra. o Srta. Enkidu, no crea todo lo que le dicen. Venga, venga sin temores ni expectativas a buscar su colección de Jorge Bucay. Solo me anima la altruista posibilidad de poner mi hombro a sus afanes de autoayuda. Venga, Enkidu, venga...
Sra. Gatopardo, para qué quiere Usted una prótesis de cadera si estoy yo, Don Augusto R., para llevarla en volandas por la vida.
Creame, verá Usted el mundo más hermoso si lo hace cogida de mi brazo.

Fecha: 20/07/2005 14:47.


Autor: Gatopardo

Perdone don Augusto, que no sé qué me pasa últimamente con los idiomas: ¿"cogida" del verbo "coger"?
Es por no hacerme tontas ilusiones si no es lo que pienso.

Fecha: 20/07/2005 14:53.


Autor: Augusto R.

Del verbo coger mismamente. Y para que no confunda las distintas acepciones fíjese la seña complementaria que le hago con el abanico....¿ La cogió ?

Fecha: 20/07/2005 22:16.


Autor: Gatopardo

Augusto, por Diossss, que no estamos solos, no me ruborice.

Fecha: 24/07/2005 12:46.


Añadir un comentario



No será mostrado.







Gatopardo

Es norma de Gatopardo,
si alguien se pone a tiro,
sea plebe, sea duunviro,
que no se escape sin dardo.
Si la víctima en cuestión
es melifluo y sin humor,
y persiste en el error,
va derecho al paredón.
Si es honesto ciudadano,
observador de la ley
y santurrón como buey,
le colgamos un campano.
Si mujer y sufridora,
y nos cuenta su diario,
que alegre su antifonario
y se haga acosadora.
Si tiene cierto interés
por mostrar carné y nombre,
que luego no se asombre
si recibe algún revés.
Bienvenidos los goliardos,
golfos, rebeldes y bordes,
mentes inmisericordes,
por apellido: Bastardos
Y que no nos den la lata
ni meapilas ni legales:
somos los Irregulares,
somos gente de Zapata.

Temas

Archivos

Enlaces

Bitacoras.com

TOP Bitacoras.com para México


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris