SABOTAJE A LA DEMOCRACIA

doisneauhell.jpg

      Las garantías constitucionales que impidieron en su día que la policía y la Guardia Civil actuaran en los interrogatorios mediante torturas, sin límite de tiempo, privando al detenido de los más elementales derechos humanos, no obtuvo una buena acogida entre los funcionarios acostumbrados a extraer confesiones a golpes. Exigirles un trabajo de investigación que les permita obtener pruebas que no sean meramente circunstanciales pudiendo obtener una confesión a guantazos les pareció una ofensa y una arbitrariedad. Y decidieron sabotear la democracia.
    Hemos tenido ocasión de observar la irreprimible alegría con la que notifican a los propietarios de inmuebles y comercios robados, a los ciudadanos víctimas de agresiones, que no vale la pena poner denuncia porque ellos pueden detener a los sospechosos identificados por las víctimas, pero en el Juzgado los dejarán libres inmediatamente y tomarán represalias contra quien los denunció: lo cierto es que las huellas dactilares sembradas en el marco por donde han accedido los ladrones, la sangre que salpicó el cristal roto, los números de serie que identifican los electrodomésticos y el material informático robado no serán objeto de atención, análisis y estudio por parte de los investigadores salvo en las películas, porque de lo que se trata es de crear la sensación de que estamos indefensos, de que la Ley ofrece más garantías y derechos a los delincuentes que a las víctimas, y al cabo de los años tenemos una ciudadanía que cree que este sistema de garantías procesales deja campar libremente a los criminales por culpa de unos jueces absolutamente venales, en una democracia que no vela por nuestra seguridad.
      El siguiente paso lógico de los ciudadanos bienpensantes es reivindicar los derechos ilimitados para los policías y no para los detenidos.
      Y sin embargo el porcentaje de población reclusa ha superado con creces la de los peores tiempos de la dictadura; y bajo custodia del Estado español en comisarías, cárceles y otras dependencias del Estado hay 261 muertes no naturales de 2001 a 2004, según el Informe de 19 de abril de 2005
Las violaciones a mujeres emigrantes en los centros de detención , los malos tratos y vejaciones a las personas más desfavorecidos de nuestra sociedad ni siquiera se investigan, a pesar de las denuncias del relator de las Naciones Unidas contra la tortura y de Amnistía Internacional.
       Por eso no nos puede extrañar que las denuncias anteriores contra los funcionarios de la Benemérita de Roquetas de Mar por palizas y amenazas de muerte no siguieran su curso, y ha tenido que ser el empeño de la familia para que se le practicara la autopsia a un “fallecido por ataque cardiaco” en el Cuartel de la Guardia Civil, adonde había acudido pidiendo protección para denunciar amenazas de muerte, la que descubriera que fue atacado tan contundentemente por nueve guardias civiles que los forenses han encontrado cuatro causas de muerte simultáneas: rotura del esternón, aplastamiento de traquea por estrangulamiento, lesiones que provocaron fallo multiorgánico... Durante cuarenta minutos, estando en el suelo esposado de pies y manos, nueve aguerridos guardias civiles se ensañaron a patadas, golpes con porras extensibles capaces de causar las múltiples fracturas que se le produjeron, una porra eléctrica, diseñada para que con una descarga se pueda dejar sin sentido a un adulto sano, y un spray paralizante: los testigos fueron numerosos, y como es normal en un país como el nuestro donde no existe una cultura democrática se limitaron a mirar y pensar que qué bestias, lo van a matar.
      Los implicados tardaron tres horas en idear la explicación más absurda posible porque no creyeron que se investigaría: había tenido un "ataque cardiaco". Cuando se les interrogó con todos los miramientos, dijeron que no hubo malos tratos, sólo intentaban esposarlo de pies y manos porque estaba con una crísis nerviosa y temían que se lesionara a sí mísmo o lesionara a los agentes...
Los ciudadanos bienpensantes que opinan que hay demasiadas contemplaciones con los delincuentes sería bueno que pensaran que les puede tocar a ellos unos cuantos energúmenos de esa calaña y con esa sensación de impunidad.
       Y lo peor de todo, que sepan que ni sus gritos pidiendo socorro ni los estertores de la muerte lograrán que nadie los auxilie, porque somos un pueblo acostumbrado a secundar con nuestro silencio los desmanes de la autoridad.
       ¿Se acuerdan del Caso Almería?

Gatopardo

Comentarios > Ir a formulario



Autor: marcarlop

Una buena introducción sobre los protectores de la ley.
Infelizmente no sólo vivimos su actuación en comisarías, sino también la hemos sufrido en más de una ocasión en las calles. Y los casos que no consiguen difusión general, como el del joven de Torà.

Un abrazo

Fecha: 06/08/2005 05:09.


Autor: Pedro

Desgraciadamente he sido testigo y víctima de ese tipo de actuaciones, y lo único que puedo pensar es que me avergüenzo de ser español y formar parte de un pueblo desprovisto de dignidad, que es cómplice. Casi puedo entender que existan torturadores, pero que los testigos digan ahora que lo vieron todo y no se les ocurrió reacionar "porque era la Guardia Civil" dice qué clase de imbéciles morales son los ciudadanos "de orden".

Fecha: 06/08/2005 14:42.


Autor: Susy

¿No os recuerda todo esto a la reacción del pueblo alemán ante el secuestro, tortura y exterminio que llevaron a cabo las SS y la Gestapo? En fin, ya pasó lo mismo cuando el GAL actuaba.Supongo que ahora escribirá algún ciudadano de orden diciendo que el conoce a un Guardia Civil que ayuda a las ancianitas a cruzar la calle y ha ido a Bosnia a construir orfanatos. Pais de mierda.

Fecha: 06/08/2005 23:32.


Autor: Augusto R.

Acerca del accidente de Roquetas de Mar hay que tener en cuenta que se usó la porra eléctrica solo para defender la integridad física de nueve agentes del órden ante la inusual agresividad despelegada por el agricultor esposado.
Consultad la opinión del camarero de un bar de Roquetas sobre la repercusión alcanzada por este lamentable e imprevisibe suceso, el mozo reflexionó que siendo Roquetas una populosa localidad al acto de desagravio del agricultor fallecido solo asistieron cuarenta o cincuenta personas, rematando su intervención con esta inquietante pregunta: "¿ alguien se preguntó el por qué de la escasa convocatoria ?".
Indudablemente algo habría hecho el agricultor para verse inmerso en un episodio tan desgraciado.

Fecha: 08/08/2005 15:51.


Autor: Gatopardo

Augusto: dice el valeroso Teniente que usó la porra extensible y la electrica, a pesar de estar prohibidas, porque "era lo que tenía más a mano" y que la única defensa permitida que tenía era la pistola, y no quiso usarla. Y eso a pesar de que uno de los guardias puso el dedo cuando cerraban la puerta del coche y se lo pillaron. Y el le vio el dedo espachurrado y corrió a buscar los artilugios que solía tener "más a mano"
Se nota que es un hombre ponderado y ecuánime

Fecha: 08/08/2005 16:05.


Autor: Augusto R.

Claro, Gatopardo, el Teniente no hizo otra cosa que poner de manifiesto un admirable celo en la defensa y protección de la tropa a su mando. Todo un profesional. Otra cosa es que los hechos se concatenaran de una manera trágica, como sucede en tantos accidentes a los que no se les presta tanta cobertura mediática.
Además, todos coinciden en que el agricultor fallecido era un hombre corpulento...

Fecha: 08/08/2005 20:56.


Autor: Augusto R.

¡¡¡¡HIJOS DE PUTAAAAAAAA!!!!!!

Fecha: 08/08/2005 20:57.


Autor: Gatopardo

Augusto R, por esta vez y sin que sirva de precedente, voy a considerar que las mayúsculas son apropiadas.

Fecha: 08/08/2005 21:35.


gravatar.comAutor: Gatopardo a pto

Borramos los comentarios con remite e.mail falso (como es su caso); y también borramos los comentarios que no respetan la ortografía (como es su caso).
Y mire que nos fastidia, porque es usted la demostración palpable de que no se exige un mínimo nivel cultural y de idoneidad psicológica para desempeñar su trabajo en la policía, que es lo que aquí se afirma.
Saludos cordiales

Fecha: 20/06/2009 07:22.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Gatopardo

Es norma de Gatopardo,
si alguien se pone a tiro,
sea plebe, sea duunviro,
que no se escape sin dardo.
Si la víctima en cuestión
es melifluo y sin humor,
y persiste en el error,
va derecho al paredón.
Si es honesto ciudadano,
observador de la ley
y santurrón como buey,
le colgamos un campano.
Si mujer y sufridora,
y nos cuenta su diario,
que alegre su antifonario
y se haga acosadora.
Si tiene cierto interés
por mostrar carné y nombre,
que luego no se asombre
si recibe algún revés.
Bienvenidos los goliardos,
golfos, rebeldes y bordes,
mentes inmisericordes,
por apellido: Bastardos
Y que no nos den la lata
ni meapilas ni legales:
somos los Irregulares,
somos gente de Zapata.

Temas

Archivos

Enlaces

Bitacoras.com

TOP Bitacoras.com para México


http://gatopardo.blogia.com