Facebook Twitter Google +1     Admin


LOS POLICÍAS TAMBIÉN TENEMOS FAMILIA

lospoli.jpg

Y ahora teníamos en las manos las condecoraciones individuales, y yo, el ascenso, al cabo de dos años de angustia, de impotencia, sin encontrar una sola pista… sintiéndonos juguetes de una prodigiosa maldad. Mis hombres irradiaban júbilo y el Ministro del Interior habló de una labor metódica, cuidadosa, adonde cada dato se estudiaba pacientemente y nadie podía quedar impune, gracias a nuestra eficiente labor.
El primer cuerpo que apareció lastrado con cemento en el pantano de Las Tordas llevaba pocos días, pero no pudimos identificarlo inmediatamente. No sé como hay quien puede comer cangrejos. Supimos que era Ronco, un delincuente con un historial digno de un personaje de novela americana, porque no hay muchos supervivientes de un accidente de aviación con la cabeza remendada con una placa de platino.
Y a partir de ese momento, cada vez que desembalsaban agua, recibíamos la llamada de los técnicos de la Confederación Hidrográfica y llegábamos con la policía científica, los submarinistas de la Guardia Civil y el Juez, para hacernos cargo de otro bloque de cemento con su correspondiente cadáver. ¡Diecisiete veces!
España se ha convertido en un infierno adonde los traficantes de drogas y las bandas internacionales mueven un presupuesto anual muy superior a los presupuestos generales de muchos Estados, y nuestras investigaciones consisten en examinar movimientos de capital de sociedades anónimas, cuentas de banco, concesionarios de coches de lujo, inmobiliarias…
Ya no existen ciudades tranquilas, todas son susceptibles de ocultar un laboratorio clandestino, un almacén, un emporio financiero para blanquear el dinero de la droga, y sin embargo, el equipo que trabajamos en estupefacientes tenemos que perder tiempo acudiendo a las citaciones con el fiscal de menores para hablar de niñatos que trapicheaban con pastillas y hachich… o acudir a una discoteca adonde nunca encontraremos droga en los bolsillos de los camellos, que la tiran al suelo en cuanto aparecemos… Y por misteriosas razones no servirá que diez policías declaremos que los vimos soltarla, porque a los jueces eso les suena a “montaje”.
La imagen de la Policía recabando datos con su equipo para identificar huellas o siguiendo a un sospechoso de vender droga no tiene nada que ver con la realidad. En nuestro equipo hay más licenciados en Empresariales y en Informática que en Criminología. A veces, me hubiera gustado trabajar como antiguamente, con los viejos métodos, pero no sé si alguna vez existieron esos protocolos que relata Simenon, y la prueba es que Al Capone fue a la cárcel por defraudar al Fisco y no por sus múltiples asesinatos…
El caso es que mi mujer se había empeñado en organizar en el ático una fiesta para nuestro hijo Jaime, que cumplía seis años. Sí, lo de vivir en un ático con terraza también fue un empeño suyo. Periódicamente mi mujer, que pertenece a la Asociación de Padres de Alumnos, monta excursiones culturales, jornadas informativas sobre la Dislexia, reuniones con la Catequesis, y meriendas-cenas de confraternización, y yo, que lo único que deseo en mis ratos libres es ponerme cómodo y sentarme a ver la televisión con una cerveza, tengo que oficiar como anfitrión encantador y aburrirme con una sonrisa en los labios con los maniáticos de la educación infantil.
Mabel y Pablo, progenitores de Lisa, y miembros hiperactivos de la Asociación de Padres, enjaezados con un par de kilos de oro, como siempre, estaban especialmente ocurrentes esa tarde: empezaron por palmearme el estómago y ponderar mi poca esbeltez, trataron de convencerme para que fuera todos los domingos por la mañana a jugar al tenis con ellos; luego indagaron si no me remordía la conciencia porque mi familia estaba abandonada por culpa de mis horarios, me avisaron que mi mujer era un dechado de encantos, pero algún día se cansaría de no encontrarme a su lado en las reuniones adonde se estaba dirimiendo la educación de nuestro hijo…porque los policías también tenemos familia…y a continuación Pablo, que es ese tipo de arquitecto que habla de ambientes y de fengshui, de energías telúricas y todo eso, me explicó que el sofá no estaba orientado para reponer fuerzas… y los otros papás de la Asociación de Padres asentían absolutamente de acuerdo en todo. Mi mujer con esa expresión de serena entereza de mártir, que tan bien conozco, reforzaba los argumentos que me condenaban con un elocuente silencio, así es que abandoné el ring con la excusa de que iba a ver qué hacían los niños en el baño.
Mi pobre hijo trataba de mantener la calma, pero ha salido a su madre y eso significa que dos segundos después explotará en llanto. El guirigay era ensordecedor y todos los críos hablaban al mismo tiempo, menos Lisa, que con sus seis añitos es una líder nata y tenía en los labios una mueca feroz, mientras escondía sus manos en la espalda.
-Vamos a ver, Jaime, tranquilízate, ¿qué pasa aquí?
-¡Es Lisa, me está estropeando mi Ironman!
Su Ironman es un muñeco articulado de plástico feísimo que a él le encanta, con el que habla, duerme, se baña…
-Bueno, por jugar con él no lo va a romper… tienes que aprender a compartir tus juguetes…
-¡No, papá, lo está estropeando con plastilina y lo quiere tirar al retrete!
Lisa, indignada, respondió con su encantador ceceo característico:
-¡Es malo y le estoy poniendo unos zapatitos de cemento para tirarlo al agua!
Me tuve que sentar. Y con una voz que no me salía del cuerpo le pregunté.
-¿Y tú, Lisa, cómo sabes que es así como se castiga a los malos?
- Lo dice mi papá, hay que ponerles zapatitos de cemento y tirarlos al agua… lo oí.

Gatopardo 

27/08/2005 20:41. enlace permanente. RELATOS

Comentarios > Ir a formulario

gatopardo

gravatar.comAutor: muralla

Jajaja..La bendita "inocencia" de los niños...
No soy crítica literaria, ni ganas, pero digo, como maestra que excelente.
Bicos. Muralla.

Fecha: 27/08/2005 19:09.


gravatar.comAutor: Javier Auserd

Me parece un buen relato bien escrito. Un relato con "carne". Me ha gustado. Enhorabuena.
Saludos.
Dinosaurio.

Fecha: 27/08/2005 19:18.


Autor: marcarlop

Hoy he disfrutado con tus relatos, gata.
Para que nos fiemos sólo de las buenas gentes.
Gracias por el link

Otro abrazo

Fecha: 28/08/2005 00:36.


Autor: LeeTamargo

...Me costó reconocer ese ambiente en la realidad española, pero aunque no se corresponde con la situación del policía español tu ficción está muy bien conseguida, Gatopardo.
OK, SALUDANDO: LeeTamargo.-

Fecha: 28/08/2005 09:33.


Autor: Trini

Delante d elos niños no se puede hablar no de broma que en cuanto pueden se chivan.

Me encantan tus relatos, siempre me sorprenden.

Un abrazo

Fecha: 28/08/2005 13:26.


Añadir un comentario



No será mostrado.







Gatopardo

Es norma de Gatopardo,
si alguien se pone a tiro,
sea plebe, sea duunviro,
que no se escape sin dardo.
Si la víctima en cuestión
es melifluo y sin humor,
y persiste en el error,
va derecho al paredón.
Si es honesto ciudadano,
observador de la ley
y santurrón como buey,
le colgamos un campano.
Si mujer y sufridora,
y nos cuenta su diario,
que alegre su antifonario
y se haga acosadora.
Si tiene cierto interés
por mostrar carné y nombre,
que luego no se asombre
si recibe algún revés.
Bienvenidos los goliardos,
golfos, rebeldes y bordes,
mentes inmisericordes,
por apellido: Bastardos
Y que no nos den la lata
ni meapilas ni legales:
somos los Irregulares,
somos gente de Zapata.

Temas

Archivos

Enlaces

Bitacoras.com

TOP Bitacoras.com para México


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris