Facebook Twitter Google +1     Admin


AMENAS HISTORIAS DE LA NUMISMÁTICA

20060212111007-1936.500ptas.burgos2..jpg

La gravedad del delito de falsificación de moneda es extrema, ya que es la base de la economía de las naciones. Por esta razón, en el Derecho moderno, este delito se considera perseguible internacionalmente, como la piratería, la trata de blancas y el esclavismo.
La falsificación de moneda es un delito contra el interés público del Estado.
Toda la moneda que emitió Franco durante la guerra, desde setiembre de 1936, con la inscripción Banco de España, era a todas luces falsa, puesto que no tenía en garantía el depósito de oro correspondiente en el Banco de España, que estaba en poder del legítimo gobierno de la República.
Al acabar la guerra, Franco decretó que los billetes de curso legal en España, según el Derecho Internacional, carecían de valor, y sólo tenían validez los billetes falsos emitidos por él. Los Bancos extranjeros se encontraron con la divisa española de sus depósitos anulada, en uno de los mayores fraudes contractuales de la historia moderna. Los ahorros de años de millones de españoles se convirtieron en papel sin ninguna utilidad. De la noche a la mañana nadie pudo comprar ni lo más imprescindible para subsistir. No era bastante con encarcelar a los que hubieran tenido lealtad al gobierno legal, y fusilar a miles en juicios sumarísimos sin garantías procesales, además, todos los españoles se vieron reducidos a la más absoluta miseria... salvo los escogidos.
Fue la primera vez en la historia que se defraudó masivamente el contrato social que garantiza la validez del dinero.
Y ésta es una de las razones por las que Franco corría el peligro de ser detenido y procesado si viajaba al extranjero, según los convenios internacionales (International Convention for the Suppression of Counterfeiting Currency - Ginebra, 20 Abril de 1929).

En noviembre de 1936, los militares rebeldes, en Burgos,  fabricaron sin respaldo del Banco de España:

Billetes de 25 pesetas de Burgos, se fabricaron 33 millones del primer encargo y 13.550.00 billetes en el segundo.
Billetes de 50 pesetas de Burgos, se fabricaron 12.260.000 y 5.000.000 billetes respectivamente.
Billetes de 100 pesetas con la Catedral de Burgos, se fabricaron 22.000.000 y 6.350.000 billetes respectivamente.
Billetes de  500 pesetas, con la Catedral de Salamanca, se fabricaron 1.060.000 y 1.270.000 billetes.
Billetes de 1.000 pesetas del Alcázar de Toledo, se fabricaron, como las 500 Ptas, 1.060.000 y 1.270.000 billetes.

En la imagen, billete de 500 pesetas, emitido por los rebeldes el 21 de noviembre de 1936 en Burgos.

12/02/2006 11:10. Editado por Gatopardo enlace permanente. HISTORIAS

Comentarios > Ir a formulario



gravatar.comAutor: Fabrizio

Castro hizo lo mismo al arribar al poder. En cuanto al término “trata de blancas” ¿Se puede comerciar con asiáticas y negras sin problemas? Ja ja ja ¡Creo que voy a poner un lucrativo negocio!

Fecha: 13/02/2006 21:35.


Añadir un comentario



No será mostrado.







Gatopardo

Es norma de Gatopardo,
si alguien se pone a tiro,
sea plebe, sea duunviro,
que no se escape sin dardo.
Si la víctima en cuestión
es melifluo y sin humor,
y persiste en el error,
va derecho al paredón.
Si es honesto ciudadano,
observador de la ley
y santurrón como buey,
le colgamos un campano.
Si mujer y sufridora,
y nos cuenta su diario,
que alegre su antifonario
y se haga acosadora.
Si tiene cierto interés
por mostrar carné y nombre,
que luego no se asombre
si recibe algún revés.
Bienvenidos los goliardos,
golfos, rebeldes y bordes,
mentes inmisericordes,
por apellido: Bastardos
Y que no nos den la lata
ni meapilas ni legales:
somos los Irregulares,
somos gente de Zapata.

Temas

Archivos

Enlaces

Bitacoras.com

TOP Bitacoras.com para México


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris