Facebook Twitter Google +1     Admin


LOS ASESINOS SIN CASTIGO Y SUS PROTECTORES (2)

20060426150702-pablomanrique21.jpg

Párrafos extraidos de la carta de los padres de Pável González:

"La crueldad, la indiferencia hace más difícil el andar, pero ello no es una debilidad sino una fortaleza. Las madres dejamos de lado el duelo por los mártires del sistema, cuya vida plena fue truncada en sus ilusiones con sadismo brutal.

Esas mujeres, madres y familiares de Juárez y tantas más, esperaron en vano impotentes y angustiadas; a la esperanza, siguió el terror, el desconcierto, las lágrimas, la desolación, las interrogantes, la impotencia, la indignación, el alma desgarrada. Pero el amor y las memorias son un legado de fortaleza que guían esa lucha por la justicia y la verdad ante la indiferencia y falta de voluntad de las autoridades.

Es a lo mismo a lo que nos enfrentamos, a casi dos años del martirio de nuestro hijo Pável González, estudiante de la UNAM y la ENAH, y luchador social incansable; lo único que hemos recibido, al igual que las madres de Juárez, son burdas investigaciones. Pretenden apuntalar la tesis del suicidio desacreditando el fuerte espíritu de lucha y compromiso de Pável, su gran capacidad y sabiduría para entender las causas reales de injusticia en este mundo. Bueno, tan burdo es que hasta investigan su perfil psicológico, inclinación sexual o cuántas operaciones tuvo de su nariz, por un medicamento antinflamatorio antialérgico, prescrito para ello. Muchas evidencias se perdieron, debido a omisiones e irregularidades ministeriales. Recién, nos enteramos que el Antropólogo Forense que registramos para estar presente en la exhumación y necropsias de Pável, recibió una llamada diciendo que se había cancelado, mientras nosotros desconcertados lo esperamos en vano, impotentes, por todo el aparato que se montó y tanta prepotencia.

En un principio confiamos en el gobierno capitalino, les dimos todo lo que nos pedían, aún con ello, no abrieron otras líneas de investigación, hacen de lado evidencias, amenazas y hostigamientos, con tal de avalar la perversa tesis del suicidio. Ya no esperamos nada, el poder judicial no está a la altura de la verdad histórica y alienta aún más la impunidad. Hay una disonancia entre la verdad histórica y la jurídica, pues las víctimas pasan a ser los responsables.

A la burla de Fox y su fiscalía (que junto con la nada son la misma cosa) por los genocidios del 68 y 71, por la "guerra sucia", las desapariciones y los presos políticos, se suma el descrédito del Estado, que cae aún más por los asesinatos a periodistas, por la impunidad de gobiernos pederastas y el hostigamiento contra Lydia Cacho.

¿Qué podemos esperar con un procurador de tinte panista; con un presidente de la CDHDF como Icaza, que recién se desenmascara defendiendo el poder perverso de la empresa española Eumex, respaldada legalmente por los panistas como Fauzi Hamdan y Diego Fernández de Cevallos? ¿Qué esperamos, con un Ebrad salinista que mantuvo la tónica del poder represor de la guerra sucia, orquestando la tolerancia cero en actos reivindicativos y en las marchas del 2 de octubre, y que tiene nexos con grupos de choque porriles (1) y neofacistas que actúan contra los miembros del Consejo General de Huelga de la UNAM?

Por ello no alentamos esperanza en su justicia y esclarecimiento, por ahorita. Sólo nos queda luchar para que no lapiden la memoria de Pável, y porque sabemos que en el fondo, lo que está en juego es el fin de la impunidad y el estado de derecho.

Lo de Pável fue un mensaje de terror para desarticular un pilar importante de la sociedad, la férrea lucha digna del sector estudiantil de la UNAM por defender la educación pública y gratuita, en un momento coyuntural de cambio de poder. Esos luchadores sociales y estudiantes, enfrentan una represión constante; muchos han sido expulsados. Todo con el aval del Rector de la UNAM, Juan Ramón de la Fuente, y directores como Gerardo Ferrando, de la Facultad de Ingeniería, cuya mentalidad tecnócrata neoliberal atentan contra el logro del pueblo de una educación pública y gratuita.

Por esos luchadores y por Pável, también luchamos, ya no queremos más mártires. Porque con estos luchadores y con los caídos la sociedad está en deuda, por su estoica lucha por un mundo mejor, por su dignificación. Es necesario hacer que los legisladores no sólo pidan rendimiento de la partida presupuestal a la UNAM, sino que sea un organismo que medie, lo más cercano a la ética, y a la altura que la sociedad requiere, con el empuje de la sociedad, para resarcirlos y contener las masacres e impunidad en la UNAM, recuperando su carácter autónomo e institucional.

Todo ello ilustra el grado de ignorancia y desdén hacia las políticas humanistas y sociales.

Como si esto no bastara nos damos cuenta que hay quien se lucra con el dolor del pueblo, diciéndose defensores de derechos humanos, pero en realidad juegan un doble papel, peor que aves de rapiña, porque abusan de nuestra impotencia en su oportunismo pragmático. Su sentencia será la del pueblo, los juzgará por sus hechos, porque la verdad, tarde que temprano sale siempre a flote, sin importar cuánto lodo lapiden sobre las tumbas de los muertos con dignidad, siempre ha sido así, lo constatamos con el movimiento 68 y el jueves de Corpus, que tanto difamaron. Así será.

Objetivamente, existe una correlación directa entre las condiciones sociales, estabilidad social, estado de derecho, democracia, ciudadanía, derechos humanos y seguridad. Es decir, no puede haber seguridad sin ciudadanos que ejerzan todos sus derechos, ni puede darse una democracia sin ciudadanos plenos. Sin éstos es imposible consolidar un estado de derecho que asegure la convivencia pacífica entre los diferentes sectores y miembros de una sociedad.

Prevenirlo reclama un orden jurídico basado en la confianza social. En los países llamados desarrollados lo tienen claro, saben en su pragmatismo, que no habrá desarrollo sin una estructura legal confiable y un Estado de derecho confiable para las personas y las empresas. Los países competitivos en gran medida deben su éxito en la capacidad de lograr acuerdos políticos entre los agentes sociales y económicos, bajo un liderazgo institucional y un proyecto nacional acordado.

Ello queda claro en el Informe sobre la democracia en América Latina, hacia una democracia de ciudadanos y ciudadanas, presentado en el 2004 por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, tratando el tema de la seguridad. El análisis de la OEA, por igual reconoce que la exclusión y la violencia son una epidemia mortal contra la seguridad y la democracia, y de que es imposible pensar en democracias auténticas y estables en América Latina si no se resuelven los problemas.

Es decir, las reformas institucionales de la seguridad pública y de la misma justicia penal son insuficientes sin las reformas económico-sociales, civiles, políticas y culturales.

No sabemos cuán largo es este andar, tal vez para que ello suceda ha de haber nuevas generaciones generadoras de un nuevo ser humano, otros valores solidarios, libres de violencia, en donde el poder ya no ofenda al pueblo, en donde ya no sea impotente ver cómo hombres poderosos y millonarios abusan de las mujeres y niños saliendo impunes, donde ya no se pervierta la conciencia social.

Por ello Pável hacía énfasis en la educación y, paralelamente a su andar, alfabetizaba en zonas marginadas.

Hoy, a los dos años de su muerte, deseo rendir homenaje a su memoria, a su legado de gran calidad humana y espíritu fuerte y combativo, creador, de lucha por justicia y libertad. Pável con tu vivir y con tu muerte nos dejaste un camino a seguir; no permitiremos que callen tu nombre y tu obra, mucho menos que enloden tu memoria. Recordarte es fortalecernos en tu ejemplo hasta dar tu misma sangre, tu martirio y esfuerzo.

Gracias compañeros.

Contra el Olvido y la Impunidad.
"La unidad digna de la fortaleza, la sabiduría del espíritu, y del corazón humilde." (Legado del pensamiento de Pável)

Firmado: Los padres de Pável González

1) porriles: matones con porras y bates que actúan impunemente, amparados y protegidos por sucesivos gobiernos.

Texto completo en :
http://espora.org/pavelgonzalez/
http://mexico.indymedia.org/tiki-view_blog_post.php?blogId=27&postId=1412
http://arn.espora.org/article.pl?sid=05/10/27/1245251

 

 

Fotode Pablo Manrique: arriba, Lourdes González, madre de Pável, y Rosario Ibarra de Piedra, madre de un desaparecido de la guerra sucia en México.
Foto de
participantes del Homenaje a Pável el 20 de abril, en Jardín Hidalgo, Coyoacán, de http://espora.org/pavelgonzalez/

26/04/2006 14:54. Editado por Gatopardo enlace permanente. MÉXICO

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comAutor: Ramiro II

En el impresionante primer artículo/informe de Gatopardo ya quedé horrorizado y sin argumentos coherentes para hacer el más mínimo comentario constructivo. Seguramente lo que le ha pasado a otros lectores pues he visto que no han habido muchas reacciones a tan importante trabajo que seguramente costó muchas horas y esfuerzo para reunir tal cantidad de información y direcciónes para el lector interesado en profundizar en el tema.

Con esta segunda publicación: La entrañable y sobrecogedora carta de la madre de Pavel, me he quedado peor porque ¿qué se puede decir, que exprese el sentimiento de nulidad que se siente?. Porque está muy bien criticar los sistemas corruptos y asesinos pero ¿que más podemos hacer para combatirlos?. No tengo ni idea.

Seguramente habrá lectores mucho más activos en estos temas que podrían sugerir ideas. Por favor, háganlo. Gracias

Gatopardo ya nos informa, que mucho es. Pero, y nosotros los lectores

Fecha: 26/04/2006 18:20.


gravatar.comAutor: Mon

Leo a Ramiro y me encuentro con sensaciones y pensamientos que comparto.
creo que el silencio es proporcional a la demanda de respuestas.
si yo no tengo respuestas, me resulta dificil dejar un comentario.
y estos son casos en los que cualquiera queda sin palabras... la impotencia lleva a la acción o al enmudecimiento, a la parálisis, al "no saber qué decir", a pensar que "nada de lo que yo diga cambiaría ni un ápice las cosas".
y es así.
lamentablemente es así.
nada-de-lo-que-yo-diga-aquí-cambiaría-nada

me da el pálpito de que la carta no fue escrita por los padres del chico.
seguramente alguien, más instruído y mejor informado, la escribió por ellos.
bien, es una forma de ayudar.
pero aquí me planto como mujer, tal vez como madre simbólica, tal vez como psicóloga... y me digo: no se puede, no está bien meter en un mismo saco la muerte de un hijo con cuestiones de gobierno o de oscuros asesinos... aunque ellos mismos hayan sido por acción o por omisión responsables de su muerte y de todo aquello que se esconde atrás.
se lo puede llamar asesinato político.
pero a un duelo... a un duelo, no se lo puede llamar duelo político.
porque la muerte no entiende de políticas, el duelo no entiende de política, el dolor es el dolor, y el dolor no se mitiga con manifiestos ni manifestaciones... por eso las miradas se vuelven pétreas, por eso el alma se vuelve un cayo en la planta de los pies... y tal vez sea eso lo que los mantenga erguidos.... pero el costo es altísimo; porque a la muerte/martirio de ese hijo, que es muerte/martirio de esa madre; se suma lo que llamamos "LA CAUSA"... ese hijo se transforma en una "causa" a seguir...... no queda demasiado espacio ni energía para un verdadero duelo, sólo de lágrimas, sin panfletos.

perdón, pero no me llevo con la política.
y ante casos así, me sale de adentro la mirada de humana.

Fecha: 27/04/2006 04:10.


gravatar.comAutor: Lourdes González

Soy la madre de Pável.
Algo muy grande, más grande que este efímero existir me sostiene y todo me lleva a seguir luchando. En realidad a mi tampoco me gusta la política...pero a qué tipo de política me refiero? tal vez a la la misma que el lector que me antecede: la política del lucro, que deshumaniza, que mutila la condición humana, la que descontextualiza y parcializa, la que degrada, la que embilece en su ruindad mercenaria...Más bien se trata de humanizarnos, de dignificarnos. Precisamente aquí está la disyuntiva, porque ello lleva obligadamente al marco político sin querer, paradója, tal vez. Pero ante este orden mundial que pone al ser humano como objeto del cual dispone o desecha impunemente sin mediar valor ético alguno, violentando sus mismas reglas de juego en su sistema de poder...en fin, no podemos aislarnos de la política, pero hay de política a política, la suerte está echada. Porque sino, cuántos muertos y mártires más son necesarios para asumir cada quien desde su tiempo espacio, aportando un granito de arena, que Pável mi hijo no dudó nunca en dar, porque creemos y merecemos un mundo mejor.
Pdta. Nadie me asesora ni nadie me hace los escritos. Que sea sólo el sistema el que subestime la inteligencia y sapiencia humana. Pável y yo íbamos en la misma Facultad en la UNAM, yo ya soy pasante en Pedagogía, me duele concluir cuando ya no va mi hijo.
Pdta. 2: el duelo no puedo llevarlo como debiera ser, en efecto, aprendemos a vivir con el alma desgarrada, qué otra cosa me queda, si Pável dió su vida por algo grande, sin egoísmos, yo no puedo enclaustrarme. Porque mucho lapidaron su cuerpo, pero no voy a permitir que además pretendan enlodar su gran espíritu solidario. Eso me haría sentir miserable y cobarde, Pável no se lo merece. Pero no sólo es por Pável, sino por muchos más Pável que siguen en pie luchando por ese bello horizonte de vida plena al ser humano, por ellos que impunemente siguen reprimiendo, porque sino lo hago, sería cómplice del terrorismo de estado que pretende petrificarnos. Entonces, ese bello legado de luchadores estaría aún más a merced de la impunidad.
Por el amor, paz,sabiduría con humildad, legados de mi hijo Pável. Vale! Saludos y gracias.

Fecha: 27/04/2006 07:43.


gravatar.comAutor: El Pendón Volteriano a Mon y similares

Hay algo tan indecente como el asesinato y la tortura y es cuando las almas bienpensantes y los onanistas intelectuales pretenden maquillar a nuestros muertos y hacer presentable el dolor o los deseos de justicia (o de venganza de los que los quisimos.
Creo que no voy a poder contestarte mejor que la madre de Pável, así es que recibe aquí mi más profundo desprecio. Pon tus títulos y tus pálpitos al servicio de los gobernantes, que te lo agradecerán más que yo

Fecha: 27/04/2006 11:17.


gravatar.comAutor: Mon

bueno, lamento que se me haya interpretado tan mal.
no voy a decir nada más.

mis respetos a la madre de Pável.

al Pendón (¿te llamas así, ése es tu nombre y apellido?)
no puedo más que decirle que con o sin su "desprecio" no quita ni agrega nada..... evidentemente el odio (que no es lo mismo que el dolor), enceguece y no permite leer con claridad.
El odio necesita asideros para exponerse, y los cobardes aprovechan la ocasión para ladrar.

mucho lo lamento.
mi punto de vista era (y seguirá siendo) meramente humano, despojado de toda otra circunstancia.
me preocupaba el duelo de esa madre.
me preocupaba tamaño peso.
me preocupaba su soledad, ésa que no puede compartirse, ésa que ninguna causa y ninguna muchedumbre puede paliar... ni familia, ni amigos, ni prensa, ni nada.
el dolor por el hijo perdido y nada más.

Fecha: 27/04/2006 22:31.


gravatar.comAutor: Gatopardo

¿Qué podemos hacer? ¿De qué sirve lo que yo diga y haga? La respuesta que el poder nos ha preparado para responder es "de nada", y nuestro sentimiento de impotencia, de desesperanza favorece la inactividad, el silencio: y algo que pasa por listeza en la mayoría rocía nuestra parálisis con frases como "no te metas en líos", "vive y ocúpate de lo tuyo", "no se puede hacer nada, el mundo es como es", "ya tienes bastante con lo tuyo".
Y quienes han recibido una esmerada educación burguesa, que desgaja el conocimiento de los actos y de su proyección práctica, si ha sido bien aleccionado y asumió la teoría, ofrecerá análisis momificados, hará una taxonomía, una clasificación de las respuestas y de las opciones separando cada móvil, cada emoción y cada reflexión que trate de enfrentarse a los crímenes del poder.
Y se dirá: No me gusta la política. Comprendo y me solidarizo con los deudos de todos los asesinatos del terrorismo de Estado; pero no viene a cuento hablar de política si estamos haciendo un duelo. No hay que mezclar conceptos. Porque el saber burgués es un intento quirúrgico forense que estudian y perciben seres mutilados intelectualmente, alienados, desprovistos de espíritu reflexivo, que han primado la acumulación de conocimientos sin interrelacionarlos con la realidad.
Por eso, los conocimientos que adquirimos quienes estamos en la parte de abajo de la pirámide social, sin habernos críado en la atmosfera aseptica y cómoda de los intelectuales, sin haber recibido el adiestramiento y la domesticación de los retoños de la burguesía, encarnamos y acompañamos cada acto y cada suceso de nuestra realidad, y somos incapaces de separar lo que aprendemos de lo que comprendemos.
Por eso nosotros transformaremos el mundo, y la burguesía que ha instaurado la dicotomía, la escisión mental, sólo lo podrá destrozar.
Saber los entresijos del poder, cómo asesina, cómo se perpetúa con la complicidad de de los que se refugian en su privacidad, en su pasividad, en su miedo y su egotismo, saber que no hay zona segura porque el terror que ejercen no es selectivo, sino arbitrario y ciego, y comprender de una puñetera vez que nuestros actos respecto a la comunidad de seres humanos tiene consecuencias y repercusión, aunque desconozcamos su alcance, nos libera del sentimiento paralizante de esterilidad.
Todo lo que se dice, todo lo que se calla, todo lo que se sabe y todo lo que se ignora, todo lo que pensamos y todo lo que nos negamos a elaborar forma parte de nuestra definición como ciudadanos y es política. Y quien se declara apolítico está optando politicamente por abandonar a su suerte a los que son masacrados, torturados, esclavizados, despojados de sus derechos en México, en China, en las comunidades indias de Bolivia, en Madrid, en nuestra aldea, en nuestra familia, en nuestra identidad como individuos.
Sí, Lourdes, si hubieras sido alienada convenientemente con unos conocimientos burgueses, y sus valores, llorarías y gemirías en un duelo carente de referencias a lo que lo causó, sin interrelacionar los datos, y sin sentirte parte solidaria de la humanidad que defendió y encarnó Pável. Y en vez de estudiar Pedagogía y desarrollar una labor de denuncia y de transformación, te sumirías en la neurosis estéril, te abotagarías emocionalmente, y buscarías la anestesia como liberación.
Porque hay una parte de la humanidad que reacciona como tú, se que tenemos la de ganar, y que, como tú dijiste, la "gente linda" que lucha codo con codo, a pesar del peligro, del miedo y del dolor, sé que transformará el mundo y vencerá. Y me siento orgullosa de ser vuestra aliada. No soy la única, somos miles, millones, y nuestras opciones son infinitamente más dignas y más inteligentes que la ceguera de los cultivadores de su privacidad y de su insolidaridad.
Recordad el Teorema de Bell cuando creáis que lo que digáis y hagáis no cambiará y no servirá: "cuando dos partículas interactuan, para a continuación perderse en direcciones opuestas, toda interferencia que afecta a una de las partículas incidirá ipso facto sobre la otra, con independencia de la distancia que las separe".
Mon: no hay ataque en esto que digo; sólo es un diagnóstico que hago como no-psicóloga: nunca habrá nadie mejor preparado ni más instruido para describir y desentrañar los crímenes del poder que quien parió, crió, educó y apoyó a un luchador asesinado por ellos, y la historia da miles de ejemplos.

Fecha: 28/04/2006 12:16.


gravatar.comAutor: joan

He estado \"perdido\" estas ultimas semanas asi que ahora que tenido que volver hacía atras y releer el post anterior, este , los comentarios , el articulo tambien de Monn. Quizás si hubiera leido el post en el momento en que lo pubicaste mi comentario hubiera sido otro. No obstante en cierto modo leerlo des de la intemporalidad de la acción primera (aunque el hecho en si no lo sea nunca) me permite observar que aquello que nos une a todos es el dolor y la rábia porque en el fondo es la injustícia 8politica, social, de clases, inhumana)la que propicia el asesinato y el dolor y ante eso todos, todos, estamos unidos.
Mi abrazo , mi dèbil fuerza y mi esperanza para Lourdes González.
Mi comprensión también para Moon (de cuyo corazón no dudo)la lucha por amarnos y evitar cualquier clase de crimen y asesinato empieza por luchar contra los odios entre nuestros vecinos, entre nusetros amigos, entre nuestros familiares. Creo que no deberiamos confundir este principio con una falsa complicidad ante los crimenes de estado.
Gato cómo siempre comparto tus palabras pués siempre salen de la senzates, el analisis profundo y riguroso la sabiduria y sobretodo des del corazón.
Un beso

Fecha: 30/04/2006 14:09.


Añadir un comentario



No será mostrado.







Gatopardo

Es norma de Gatopardo,
si alguien se pone a tiro,
sea plebe, sea duunviro,
que no se escape sin dardo.
Si la víctima en cuestión
es melifluo y sin humor,
y persiste en el error,
va derecho al paredón.
Si es honesto ciudadano,
observador de la ley
y santurrón como buey,
le colgamos un campano.
Si mujer y sufridora,
y nos cuenta su diario,
que alegre su antifonario
y se haga acosadora.
Si tiene cierto interés
por mostrar carné y nombre,
que luego no se asombre
si recibe algún revés.
Bienvenidos los goliardos,
golfos, rebeldes y bordes,
mentes inmisericordes,
por apellido: Bastardos
Y que no nos den la lata
ni meapilas ni legales:
somos los Irregulares,
somos gente de Zapata.

Temas

Archivos

Enlaces

Bitacoras.com

TOP Bitacoras.com para México


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris