Facebook Twitter Google +1     Admin


PARÉNESIS A ANTONIO GARCÍA MUÑOZ

20060526022950-grace-robertson2.jpg

      Querido Antonio: me ha conmovido su dedicación, su exigencia y ese rigor que desea aplicar a su obra, sin hacer concesiones, para llegar a ser un verdadero escritor.

      El anhelo de perfección y de inmortalidad en el escritor pudiera ser sublime, si no fuera porque podría ser una pulsión neurótica esterilizante; y cualquiera que, imbuido de solemnidad, trate de realizar una obra única, extraordinaria, suele dar cima a una melonada insufrible. Casi indefectiblemente.

      Para llegar a ser escritor uno suele inclinarse peligrosamente al cultivo de la sinceridad y de lo auténtico, que es el elixir de la fatuidad, y acaba por caer en las profundidades abisales de la sensibilidad, no aprende a sonreír sin remordimientos, ni a mentir por puro gozo estético, y acaba haciéndole la cirugía plástica a la realidad para estabularla. Uno aprende a sobreactuar, como los malos actores, recurre a palabras grandilocuentes, construye frases con un ritmo que no se asemeja a lo que nadie diría entre el primer vagido y el último estertor; se considera más allá de las preocupaciones de la gente vulgar, y suele reivindicar la aristocracia de la inteligencia y despreciar el ocio ágrafo.

      Y todo esto no es más que un montaje grotesco para enmascarar una carencia esencial, porque escribir, pintar cuadros, actuar en un escenario, hacer cine, cincelar una estatua o no hacerlo, forma parte de nuestras prerrogativas y de nuestra inanidad: es completamente intrascendente.

      Querido mío: lo único que diferencia a los escritores del resto de la humanidad, lo que determina su pertenencia a esa raza especial, lo que los aparta de los demás y los sitúa en otra esfera, fuera del alcance del común de los mortales, es su profunda incapacidad para bailar con un mínimo de ritmo y de armonía.

      Nada que no solucione una pareja de baile con el diablo en el cuerpo.

      Un abrazo interminable y trémulo.

Gatopardo

Foto: Grace Robertson

26/05/2006 02:20. Editado por Gatopardo enlace permanente. CRÍTICA LITERARIA

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comAutor: Joder....

Menudo autoretrato agüela!!!

P.D. No conozco al tal Muñoz... pero cambiando algunas palabrejas.. me parece que estabas hablando de ti misma!

Un besazo tierno profundo y saltarín.

Tu nieto.
P.D. P.D.
¿Cuando te hiciste esa foto ?

Fecha: 26/05/2006 04:46.


gravatar.comAutor: l'agüela

Querido nieto: llevada por una invencible humildad he puesto el genérico "uno" donde podría haber puesto "yo", sí; y contrariamente a lo que has creído, aquí no hay retrato de García Muñoz, sino incitación al exorcismo de las letras.
¡So listo!
Y la foto es de cuando yo era joven y tú aún no habías nacido.

Fecha: 26/05/2006 11:46.


gravatar.comAutor: Sergi Bellver

Nada más ágrafo que un vagido para llevarse la contraria...

Al menos usted, escribir, mal o bien, escribe, y tiene la decencia de no hacer como los curas, que hablan de sexo sin saber de las grandezas y miserias de las lúbricas casas del alma, esas de las que tiraron la llave. O bueno, ni eso, que mi abuela decía que en los conventos había niños muertos en cajas de zapatos, y ni siquiera el apellido del sacristán aparecía como esquela en la tapa de cartón.

Yo tengo un sentido del ritmo macanudo, y celebro la vida, a lo mejor por eso no seré nunca un buen escritor.

Fecha: 26/05/2006 16:20.


gravatar.comAutor: Antonio García Muñoz

He tardado un poco en responder tan sugestiva carta porque me quedé atascado en la primera palabra. Conseguí averiguar su significado tras no pocas rebuscas, y cuando ya había logrado avanzar una líneas me encontré con el verbo estabular, que me produjo un segundo pasmo. De modo que llegué al final casi sin resuello y lo único que entendí fue que eso era una carta y que llevaba mi nombre.Pero no me desalenté y le hice otras cuantas lecturas. La leí del derecho y del revés, en diagonal y entre líneas y barajé tres interpretaciones posibles:
A) La carta era un ataque contra mí, porque Gatopardo había detectado en lo que escribo los vicios de un escritor petardo.
B) La carta era más bien preventiva, me llamaba a evitar esos riegos y por tanto aún estoy a tiempo de salvarme.
C) La carta era una invitación al baile.
Y como mi sueño, desde adolescente, ha sido reventar las pistas de la disco al ritmo de los Bee Gees, mucho más que ser escritor, me he acogido lleno de alegría a la tercera opción. Ya estoy moviendo las piernas.

Fecha: 26/05/2006 17:14.


gravatar.comAutor: Gatopardo

Antonio de mi alma: Me apunto enseguida a un curso de bailes de salón y me compro el top y las mallas ceñidas en cuanto abran.

Fecha: 26/05/2006 17:26.


gravatar.comAutor: Joder.....

Pues con los Bee Gees poco bailareis.....
jejeje
un disfrute !

Fecha: 27/05/2006 06:03.


gravatar.comAutor: Sergi Bellver

El precio de la harina de mandioca en conchas de río ha subido espectacularmente entre los habitantes del curso alto del Solimoes.

Tal vez no venga a cuento, pero el efecto será el mismo.

El hombre invisible.

Fecha: 27/05/2006 15:42.


gravatar.comAutor: Gatopardo a Sergi Bellver

Me temo, Sergi, que tus tácticas de marketing son tan trasparentes como mis pecaminosos intentos de sedución a Antonio García Muñoz mediante la incitación a una danza desenfrenada y lúbrica.
Somos transparentes, ¡cagüenlá!

Fecha: 27/05/2006 17:17.


gravatar.comAutor: Wolffo

Sólo apunto un dato: si te conocen por tus dos apellidos, o son raros o es que eres árbitro de fútbol.

Fecha: 28/05/2006 09:44.


gravatar.comAutor: Sergi Bellver

Si tú lo dices... pero no veo el márketing en mi primer comentario. Sólo ganas de departir con otros leteroadictos. Si molesto, dígalo y me esfumo. Pero no hace falta ser arisco.

Fecha: 28/05/2006 21:49.


gravatar.comAutor: Gatopardo

Pues no había intento de ser hiriente; pero ahora que lo dices, este texto está firmado por tí en comentario a este artículo: "El precio de la harina de mandioca en conchas de río ha subido espectacularmente entre los habitantes del curso alto del Solimoes.
Tal vez no venga a cuento, pero el efecto será el mismo.
El hombre invisible."
Este galimatías, hijito, era ya viejo como truco publicitario hace un siglo: decir algo tan incomprensible que quien lo lea sienta una irrefrenablo curiosidad.
Y no me refiero, como ves, al primer comentario, sino al segundo, en el que no hay intento de interactuar con nosotros, sino que, como tú mismo comprendes "Tal vez no venga a cuento"
Y si tienes el nivel de suspicacia tan alto, esta bitacora está contraindicada, porque manejamos el florete y la estocada verbal sin despeinarnos. Con alegría y sin mezclar cuestiones de ego, que aquí no son bienvenidas.
Saludos cordiales

Fecha: 28/05/2006 22:21.


gravatar.comAutor: Sergi Bellver

No has entendido nada, o todo al revés. Adiós. Suerte.

Fecha: 29/05/2006 13:05.


Añadir un comentario



No será mostrado.







Gatopardo

Es norma de Gatopardo,
si alguien se pone a tiro,
sea plebe, sea duunviro,
que no se escape sin dardo.
Si la víctima en cuestión
es melifluo y sin humor,
y persiste en el error,
va derecho al paredón.
Si es honesto ciudadano,
observador de la ley
y santurrón como buey,
le colgamos un campano.
Si mujer y sufridora,
y nos cuenta su diario,
que alegre su antifonario
y se haga acosadora.
Si tiene cierto interés
por mostrar carné y nombre,
que luego no se asombre
si recibe algún revés.
Bienvenidos los goliardos,
golfos, rebeldes y bordes,
mentes inmisericordes,
por apellido: Bastardos
Y que no nos den la lata
ni meapilas ni legales:
somos los Irregulares,
somos gente de Zapata.

Temas

Archivos

Enlaces

Bitacoras.com

TOP Bitacoras.com para México


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris