Facebook Twitter Google +1     Admin


DESDE QUE MURIÓ MI MARIDO

20060606201616-livullman.jpg

      Aparentemente no eramos una pareja romántica, no salíamos casi nunca juntos, si no era para asistir a las bodas, bautizos, y funerales familiares. Mi marido no era detallista, olvidaba mis cumpleaños, los aniversarios, y, sin embargo, era capaz de andar tres kilómetros, campo a través, para encontrar lirios, porque me había escuchado comentar cuánto me gustaban. Y descepó uno, metió en una bolsa de plástico las raices con el cepellón de tierra, llegó a casa, dejó las pisadas embarradas por todo el pasillo, salió al patio, y plantó los lirios donde yo los viera desde la ventana de la cocina. Cuando quise darme cuenta, a la mañana siguiente, ya le había echado una bronca de órdago por no haberse cambiado las botas y manchar el suelo. Pero no contestó, no me dijo por qué no había podido pararse a quitarse las botas y ponerse las zapatillas, con una bolsa de diez kilos de tierra de la que sobresalía media docena de lirios azules de más de medio metro de altura.
      Y yo no le pedí perdón, ni le dije cuánto le agradecía ese hermoso regalo. Le preparé para comer croquetas de merluza y un moje con tomate rallado, cebolla bien picada, atún escabechado casero, aceitunas negras y verdes, una pizca de orégano, sal, pimienta blanca, y un buen chorro de aceite de oliva, del nuestro. Y para el postre, cocí unas mondaduras de naranja y limón con un palito de canela, y le hice natillas de huevo, al baño maría, removiendo todo el tiempo, sin prisas. Luego, cuando ya estaban frías, puse un buen montón de azucar morena por encima, y la quemé con la plancha casi al rojo.
      No me dijo si estaba bueno o malo; pero su expresión de arrobo y de alegría era mucho más elocuente que todas las palabras.
      Y, qué cosas, cuando murió seguí mi vida aparentemente normal, y, sin embargo, hasta ayer, había perdido las ganas, ni pensaba en eso.
      Al cabo de unos años, a veces, después de bañarme, lo hacía yo sola, pero sin alegría, sin gusto alguno, por pura necesidad. Y el resultado era un desatre, claro.
     En todos este tiempo no había vuelto a sentir esa emoción impaciente de la espera, esa ilusión.
      Pedro me esperaba, y me saludó con su gran sonrisa. Me situó frente al espejo, me ayudó a quitarme la chaqueta. Dejó mi pelo suelto, y jugó con los mechones entre sus dedos, lo ahuecó, y estudiaba mi rostro a través del espejo, captando mis reacciones, mi turbación.
      —Espera, aún no, hace demasiado tiempo y...
      —¡Confía en mí! me dijo.
      Yo temblaba. Pero todo fue tan delicado, tan despacioso, tan relajante... Y le dije que sí, que hiciera lo que quisiera.
      —No, no lo que yo quiera, lo que tú necesitas...

      Me hizo un corte de pelo y un moldeador precioso... ¡Pero, cómo ha subido el precio de la peluquería en estos seis años!

Gatopardo

06/06/2006 20:16. Editado por Gatopardo enlace permanente. RELATOS

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comAutor: Ramiro II

Gatopardo:
Ya sé que no le gusta que cuando escribe le digan "que bien, que bonito, me ha entusiasmado..etcétera." Pues lo siento, se fastidia usted, eso le pasa por escribir bien; por escribir historias tan llenas de ternura y además, con esos finales tan inesperados que son la rúbrica tan personal que hace que sus escritos sean inconfundibles.
De manera que, aunque le dé la pataleta debo decirle que su cuento me ha gustado mucho.

Saludos y ajoyagua

Fecha: 06/06/2006 21:28.


gravatar.comAutor: Gatopardo a Ramiro II

Caballero: dése por abofeteado con el guante.Le mando a mis padrinos. Escoja usted las armas.
Quedamos al amanecer, en duelo hasta la sangre.

Fecha: 06/06/2006 21:37.


gravatar.comAutor: Ramiro II

Gatopardo:

Sepa usted que soy un perfecto caballero y que sólo acudo a los desafíos cuando estoy muy seguro de ganarlos.
Así es que no puedo aceptar su reto. El guante me lo quedo como recuerdo y para que un día mis nietos y bisnietos puedan decir: mi abuelo era tan valiente que hasta fue retado en duelo por el famoso Gatopardo.
Con mis más respetuosos saludos

Fecha: 06/06/2006 22:07.


gravatar.comAutor: Ramiro II

P.S. a Gatopardo:
Debo decirle que ninguno de mis paladines ha aceptado batirse en mi nombre con usted. De modo que, también para fastidiar a los histariadores -que escribirán que perecí en el duelo- a partir de ahora firmaré con Ramiro III.

Reitero mis respetuosos saludos

Fecha: 06/06/2006 22:21.


gravatar.comAutor: monocamy

Qué casualidad, yo también tengo un paladín... aunque éste es a la taza.

Qué admiración, cuando una mujer, una persona, decide continuar sonriendo después de continuar viviendo.

Y qué mala leche que hayas escrito sabiendo que todos creeríamos que hablabas de otros pelos. O de otros cortes...

En cualquier caso
y desarmado
me ha encantado
y lo repaso.

(joder, para que luego digan que nosotros no tenemos "la regla"... No importa, lo comentado, comentado está).

Fecha: 07/06/2006 00:36.


gravatar.comAutor: Luna

Pues no sé como decirlo para evitar un arañazo....es la emoción... no me deja escribir.
Lo digo, no lo digo.....lo digo. Es una preciosidad
Luna

Fecha: 07/06/2006 00:49.


gravatar.comAutor: Elena

Creo que como humorista del "No te rías que es peor" o del "Un, dos, tres" (unos viejos programas de televisión) no tendría usted precio, agüela...

Fecha: 07/06/2006 01:18.


gravatar.comAutor: Gatopardo

Ramiro II, sólo le queda una salida airosa: el exilio.
Monocamy: estoy segura de que usted sabe lo que quiere decir. Y eso me basta
Luna: le han engañado: la pose infantil no queda bien ni en los niños, suelen ser repugnantes.
Elena: sus referentes culturales en los programas de televisión demuestran mi viejo aserto: ese trasto es feo, y lobotomiza a quien se sienta delante. Apáguela, y ponga en funcionamiento el cerebro.

Fecha: 07/06/2006 01:50.


gravatar.comAutor: Tautina

Cuando cuelgas uno de estos relatos me siento muy cerca de ti, recuerdo el tiempo que te conozco, las veces que te he leído alguno de estos finales y lo que me he reído con tus tomaduras de pelo al personal. Es tu marca distintiva y, a fuerza de rozarte… también la mía.

Fecha: 07/06/2006 10:08.


gravatar.comAutor: Elena

Ni por esas, querida agü. En los últimos cuatro años, creo que llevo más horas de gatopardo.blogia.com que las... no llegarán a veinte, invertidas en televisión.
O ya me eché a perder hace tiempo o algo hay aquí...

Fecha: 07/06/2006 10:24.


gravatar.comAutor: Gatopardo

Tautina es muy hermoso sentir esta fraternidad literaria contigo; pero me parece fatal que hayas contado en tu bitácora mi secreto. La próxima vez que tenga gripe no te voy a invitar a que me cuides y me mimes y consigas puntos para ir al cielo, por chivata.
Elena: no, si ya me doy cuenta de que hablas de programas antiguos, pero eso es como la mala uva: una vez aposentada, sedimenta, se incruta y agría hasta el mejor tonel.
Abrazos cariñosones

Fecha: 07/06/2006 11:55.


gravatar.comAutor: Detrás del reflejo

me ha gustado, pero si lo que querías es que en el párrafo "Al cabo de unos años, a veces, después de bañarme, lo hacía yo sola, pero sin alegría, sin gusto alguno, por pura necesidad. Y el resultado era un desatre, claro.", pensáramos en masturbación y después en sexo, yo lo he hecho pero sin convencimiento. No sé, es una cuestión de expectativas, no esperas que un cuento que ha empezado como el tuyo luego se ponga a hablar de sexo sin ningún tapujo, es una cuestión de convenciones culturales y literarias de esta sociedad y este tiempo en que vivimos.

Fecha: 07/06/2006 12:59.


gravatar.comAutor: Luna

Me puede ud. decir lo que quiera, no me preocupa. Me reitero en la emoción que me produjo la lectura.
Como texto de dramaturgia, es perfecto, se puede leer -es muy interesante- empezando por el final.

Fecha: 07/06/2006 13:48.


gravatar.comAutor: Agüela: coge el puto teléfono

Abuela: como no contestas al teléfono, te lo tengo que dejar aquí. Estoy fatal, llevabas razón, con el top cortito, y el pantalón de cintura baja no conseguí nada. Y que encima estés de morros y no me contestes me tiene de los nervios, pero te lo cuento. Me fui al concierto tres horas antes para pillar sitio, pero qué va, tuve que pagarle 20 euros a un grupo de niñatos idiotas para que me hicieran sitio en primera fila. Cuando empezaron a tocar, me pegué todo el concierto bailando, a tres metros de él. Tocó todo el tiempo mirándome, con sus gafas de sol, guapísimo, no me perdió de vista en ningún momento. Nunca había bailado tan bien, como si la música se me metiera dentro.
Y cuando terminó, da unas palmadas sonriendo, me acerco, y lo veo que abre los brazos. Me latía el corazón a mil y me quedé un momento parada. Y llega un puto chucho asqueroso, se abalanza, y se pone a hacerle carantoñas y a jugar con él, pasando de mí. Y se fue con él, agüela, con el puto perro, qué corte más chungo, es que ni volvió la cabeza.
Y estoy en mi casa, encerrada en mi habitación, no puedo parar de llorar. No sé cómo pueden ser algunos tíos tan bordes, agüela, encima de que todo el concierto me estuvo comiendo con la mirada.
A ver si se te ocurre alguna venganza, porque me dan ganas de asesinarlo.

Fecha: 07/06/2006 15:51.


gravatar.comAutor: Fabrizio

Mi querida Gata:
Ay, mi mente cochambrosa, ya me había ido a otro aspecto de la vida, el sexual.Me gustó el cuento, la escena de los lirios azules, simplemente cinematográfica.
Un abrazo.

Fecha: 08/06/2006 01:53.


gravatar.comAutor: Zuriñe

Como siempre nos sorprendes con esos finales que son como un bofetón diciendo, !vamos despierta! que no es una historieta de Corin Tellado. Realista.

Fecha: 09/06/2006 17:25.


gravatar.comAutor: Trini

Pensé, lo típico de tantos viejos matrimonios. Uno haciendo el bien por un lado, la otro por otro y sin palabras para exponer y analizar los hechos. Al final, quién de los dos es responsable del zarpazo de la rutina?
Me ha gustado mucho este relato, en tu estilo, ameno de leer y con sorpesa final que nos hace levantar una sonrisa, que nunca viene mal...

Un abrazo, Gata.

Fecha: 09/06/2006 20:28.


gravatar.comAutor: Javy

También escribo relatos, me identifiqué con tu estilo profundo, delicado, certero.

Fecha: 13/06/2006 18:00.


gravatar.comAutor: DESIREE

ME ENCANTA VER SU LADO TIERNO SEÑORA GATA, SABIA QUE EXISTIA, TENIA QUE EXISTIR, AUNQUE AL FINAL VOLVIERA SU LADO HUMORISTICO O SARCASTICO¡¡¡
FELICIDADES

Fecha: 28/06/2006 14:53.


Añadir un comentario



No será mostrado.







Gatopardo

Es norma de Gatopardo,
si alguien se pone a tiro,
sea plebe, sea duunviro,
que no se escape sin dardo.
Si la víctima en cuestión
es melifluo y sin humor,
y persiste en el error,
va derecho al paredón.
Si es honesto ciudadano,
observador de la ley
y santurrón como buey,
le colgamos un campano.
Si mujer y sufridora,
y nos cuenta su diario,
que alegre su antifonario
y se haga acosadora.
Si tiene cierto interés
por mostrar carné y nombre,
que luego no se asombre
si recibe algún revés.
Bienvenidos los goliardos,
golfos, rebeldes y bordes,
mentes inmisericordes,
por apellido: Bastardos
Y que no nos den la lata
ni meapilas ni legales:
somos los Irregulares,
somos gente de Zapata.

Temas

Archivos

Enlaces

Bitacoras.com

TOP Bitacoras.com para México


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris