PABLO SANTIAGO,

20060630055538-foto-pq.jpgLas víctimas y la ciudadanía reconocen y agradecen la labor de este reportero oculto, aunque temen, como dijo Luther King, no tanto por las acciones de la gente perversa, sino por los pasmosos silencios de la gente buena”.
Esteban Ibarra, “Movimiento Contra la Intolerancia”, 23/1/03.

Cualquiera que haya tenido que tratar, conocer y soportar periodistas, termina detestándolos sin contemplaciones. Y sin embargo, si hay una labor digna de admiración es la que desempeñan algunos periodistas, y gracias a ellos sabemos algo sobre la realidad que no buscan ni descubren los servicios de información ni la policía ni los jueces, hasta muchos años después, siguiendo el rastro que ellos descubrieron.
Gracias a las investigaciones de Pablo Santiago y su libro "Alicia en el lado oscuro ", conocemos los nuevas sistemas de organización de los pederastas en internet. Su magnífico ensayo abarca y plantea la realidad históricamente, psiquiátricamente, y diferencia las características del pedófilo, que ama platónicamente la infancia, como cualquier tía solterona inocua e inofensiva, y del pederasta, que abusa sexualmente de los niños. Gracias a Gunter Wallraff y sus métodos para encarnar los papeles, que le permiten introducirse en el medio que investiga, sabemos como se explota en Alemania a los inmigrantes, la realidad del periodismo amarillista o la bazofia que suministran las cadenas
de hamburgueserías. Gracias a los reportajes del que fue maestro de la crónica de sucesos, Juan Villarín, se pudo saber sobre los crímenes y los criminales del aceite de Redondela y de otros asuntos turbios de la época. Gracias a los reportajes sociales de Eliseo Bayo, en la revista Destino, pudimos saber cuál fue el costo humano del desarrollismo franquista. Gracias a Fernando Múgica sabemos que los servicios de información y sus confidentes, inexplicablemente implicados en la preparación de los atentados del 11-M, embrollaron las pistas, falsearon los datos, y trataron de desviar la investigación del juez instructor. Gracias a Melchor Miralles, Antonio Rubio y Manuel Cerdán, supimos que el grupo terrorista GAL fue creado y financiado por el Estado español. Gracias a Antonio Salas, seudónimo de un periodista de investigación, sabemos los métodos de organización, defensa y ataque de los skins y de los traficantes de mujeres destinadas a la prostitución.
Pablo Santiago fue acusado de liderar la red de pederastas que investigaba. La policía que lo detuvo y lo investigó, y el juez Vázquez Honrubia –el de las sentencias pedagógicas- que lo sentenció, no tuvieron en cuenta los artículos periodísticos por los que acababa de ser premiado, en los que ponía al descubierto la realidad pujante y creciente de la pederastia, ni tampoco su libro Alicia en el lado oscuro, y su abogado, casualmente, no creyó conveniente mencionarlos en su defensa. Casualmente, no creo en las casualidades cuando hay delincuencia internacional y millones de dólares por medio. Cualquiera que haya leído su libro y sus artículos sabe que Pablo Santiago no es un pederasta, sino un periodista riguroso y valiente. Y es obvio que en un sistema corrupto esto lo hace peligroso.
La acusación primera por la que se le detuvo, con gran despliegue mediático, fue la de que era el responsable de una red de pederastia: aquello no había manera de sostenerlo, y por lo que ha sido condenado es porque, para hacerse pasar por uno de ellos, facilitó a los que investigaba fotografías que estaban en Internet al alcance de cualquiera.
Sospecho que quizás estaba a punto de descubrir a algún intocable, y eso desencadenó la acusación infamante, con sentencia judicial y cárcel incluídas. Pablo Santiago tuvo el dudoso honor de ser el primer periodista español a quien se le demostró lo peligroso que es investigar las redes de pederastia, que mueven millones e influencias en muy altas esferas, y su caso tuvo tal efecto disuasorio que no hay ninguno que haya vuelto a investigar el tema. Curioso modo de luchar contra la pornografía infantil y la pederastia.

Ayer, Pablo Santiago ganó el premio a la creatividad “Liberarte”, pero no ha podido recogerlo por estar en la cárcel en Galicia. La inepta Mercedes Gallizo, directora de Instituciones Penitenciarias, que estuvo en el jurado y en la entrega de premios en Córdoba, ha dicho en su ausencia que “La literatura da alas y eso es importante para quien se encuentra privado de libertad”.
Esta servidora del Estado no se ha enterado de que Pablo Santiago se jugó la libertad por buscar la verdad, que es lo que caracteriza a un escritor digno de ese nombre, y porque estuvo a punto de encontrarla.
Leer su bitácora y su libro es la única manera de que su labor de investigación, su búsqueda de la verdad no haya sido en balde.

Pedidos directamente a:
DISTRIBUIDORA TÁNDEM
Plaza Ramón Llull, 7-10 (1º D4)
08203 SABADELL
937109278 - 937115063
slitandem@slitandem.com

Pablo Santiago.
(Comoxo, Boiro, 1971) es licenciado en periodismo por la Universidad de Santiago de Compostela. Compaginó sus estudios con colaboraciones en Radio Nacional, La Voz de Galicia, Europa Press y dos gabinetes de prensa de la Xunta de Galicia. En uno de ellos, su misión era atender el correo electrónico del presidente Manuel Fraga. Su pasión por la radio lo llevó a realizar programas variados y satíricos en emisoras alternativas como Radio Calimero y Radio Medellín. También fue "topo" de la revista universitaria 4 Gatos.Defensor a ultranza del periodismo de experimentación de Wallraff, trabaja desde 1999 en un diario de Lugo, en el que consiguió introducir por primera vez una sección estable sobre Internet. Mientras realizaba el presente trabajo de investigación obtuvo dos premios periodísticos. Este ensayo crítico y transgresor es su ópera prima como escritor. (De su curriculum)

Gatopardo

Foto: Pablo Santiago frente al ordenador.

30/06/2006 05:55. Editado por Gatopardo enlace permanente. RECOMENDAMOS

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comAutor: dErsu_

Si se me permite:

Cualquiera que haya tenido que tratar, conocer y soportar a seres humanos, termina detestándolos sin contemplaciones.

Fecha: 30/06/2006 10:09.


gravatar.comAutor: monocamy

Como quiera que el pecado original (el pecado en sí mismo) es una farsa, sólo cabe pensar que todos los males del mundo comenzaron cuando a alguien se le ocurrió decir: "esto me pertenece".

De aquellas lluvias...

Fecha: 30/06/2006 14:17.


gravatar.comAutor: Gatopardo

DErsu:Reconozco que me dejo llevar por mi subjetividad al afirmar que no he tratado, conocido y soportado gremios menos estimables que los periodistas, los actores, los escritores y los editores por este orden.
Monocamy: sigo preguntándome qué le ha dado pie en este artículo para su comentario, en el que observo el consabido inciso con paréntesis, por lo que me imagino que está usted en forma, y soy yo quien tengo el cerebro embotado.

Fecha: 30/06/2006 14:41.


gravatar.comAutor: monocamy

Lo celebro, sin duda te verías hermosa con tus cejas en ángulo retórico (por tanto, celebro la cosolidación del dilema en tu rostro, más que el titubeo de tus dendritas).

Esto me pertenece. Esta verdad me pertenece. Esta tierra me pertenece. Este trozo de libertad me pertenece. Esta dignidad (sea de quien sea) me pertenece. Esta vida me pertenece. Este niño me pertenece.

Yo pertenezco a la estupidez, pero aprenderé a disimularlo, a Dios y a ti pongo por testigos.

Fecha: 30/06/2006 15:39.


gravatar.comAutor: Fabrizio

Querida Gata:
Hace un par de años cuando abrí mi blog, di por casualidad con el blog de Pablo Santiago, me parece muy injusto lo que sucede con él y estoy de acuerdo que debe haber tocado a algun intocable.
En México tenemos un caso similar la periodista Lidia Cacho, aunque ella ha corrido con mejor suerte, supongo que el hecho de no tener pene la exonera de que sea una violadora de lo contrario ya la hubieran involucrado.
Abrazos.

Fecha: 30/06/2006 18:41.


gravatar.comAutor: Trini

Pues esta es una mala manera de acabar con la pederastia. Si a alguien que investiga y se juega su vida y su prestigio profesional por averiguar y dar con la cabeza oculta del entramado se le da este trato, y se le condena de esta manera, otros con menos agallas abandonaran al primer contratiempo y así jamás se acabará con esta infamia. Espero que pronto se clarifique todo, gane la verdad y Pablo pueda obtener la libertad. Porque por mucho que diga la directora de instituciones penitenciarias que “La literatura da alas y eso es importante para quien se encuentra privado de libertad” No se puede jugar con la libertad de un inocente, sea literato,o, el más humilde campesino.

Un abrazo

Fecha: 01/07/2006 17:50.


gravatar.comAutor: Zuriñe

Para realizar una investigación tan complicada acabas estando en el filo, y llega un momento que tienen que tragar con lo que intenta desvelar. Duro a más no poder, y por supuesto no creo que solo de laureles quiera vivir el periodista que realiza un trabajo de este tipo. Es buscar la verdad tan olvidada en los medios, tan maniquea. Es de absoluta admiración lo que hacen. Y espero que se resuelva su caso. Tiene que notarse la diferencia entre él y los delincuentes, porque si no es así, eso quiere decir que tenemos prohibido el paso a las zonas prohibidas? Carajo vaya sociedad más obscura...

Fecha: 01/07/2006 19:27.


gravatar.comAutor: Carlos Martinez

Anda que los jueces, medicos, arquitectos...Bueno, en serio, hay de todo en todas partes. Quizá habria que quitarles el título universitario y dejarlos en gente corriente que trabaja bién o que trabaja mal, y el premio ó el castigo darselo por su trayectoria.

Fecha: 03/07/2006 10:16.


gravatar.comAutor: Iris

He conocido pocos seres humanos tan magníficos como Pablo Santiago.
Gracias Gata por este recuerdo especial para él. A Pablo le encantará, estoy segura.
Besos

Fecha: 03/07/2006 16:46.


gravatar.comAutor: Antonio

Me alegra mucho que se vaya reconociendo el trabajo de Pablo. Recuerdo que cuando se estaban enviando aquellas cartas pidiendo la revisión de su condena no estaba nada animado y lo calificaba todo como un "teatrillo político" y seguro que no andaba nada equivocado. Espero que ésto le proporcione fuerzas.

Fecha: 03/07/2006 23:47.


gravatar.comAutor: Pablo Santiago

Sobre un artículo a mi favor

Que alguien desde la admiración sincera o desde el simple cariño escriba algo positivo sobre uno es enternecedor. Pero las carnes no se ponen tiernas así como así cuando me meten en una ensalada, cuando menos, discutible. Una ya tiene una coraza lo suficientemente de rinoceronte como para pasar por alto tamaño atropello. El fallo puede que sea mío, pues bebo en otras fuentes.

Me explico: a mí Melchor Miralles me suena, no por el GAL (cuando diga lo que fue el GAL carcelario y quiénes lo formaban, me convencerá), sino por incitar al delito y engañar con una periodista de 21 años a un abogado madrileño. No le han abierto causa, aún hay categorías. Él tiene un grupo detrás, yo soy independiente, un francotirador, no me cubre nadie.

Y a Antonio Salas lo conozco personalmente. Tampoco es santo de mi devoción, aunque visitemos los mismo confesionarios y nos mueva el mismo objetivo.

Todo lo demás son intuiciones -¿intocables? ¿quizás un fiscal, alguien del Arny, un conocido del Duque de Feria, que estaba en mi colección de 200.000 imágenes-, topicazos –millones de dólares, ni uno, nada, cero, miren mi responsabilidad civil, mi sentencia misma- y divagaciones. En lo mío sólo hay esto: incompetencia extrema –de mis tres abogados-; necedad fanática absoluta –del opusdeista Jesús Santos Alonso, fiscal acostumbrado a pedir cientos de años a terroristas y narcos- e ignorancia cuasi senil de Vázquez Honrubia, que no sabe, ni quiere saber, lo que es Internet.

Otra aclaración: ¿qué sentencia pedagógica puso Vázquez Honrubia? En la Audiencia Nacional, antes Tribunal del Orden Público, sito en la antigua avenida de José Antonio, no hay sentencias de ese calibre, sino excepcionales, pues es un tribunal de excepción. Gatopardo: no minusvalores a Gallizo. Sabe de sobra quién soy. Por eso se cuidó de no dejarme ir a la entrega de premios. La muy cobarde me envió una pluma y un tarjetón. Si Kafka levantara la jeta…

Fecha: 31/07/2006 12:40.


gravatar.comAutor: Gatopardo a Pablo Santiago

Querido Pablo: no suelo escribir "desde" la admiración ni "desde" el cariño como García de la Concha, porque no desconozco el uso apropiado de las preposiciones.
Respecto a las fuentes en las que usted bebe, son las mismas que me hacen afirmar al principio que "Cualquiera que haya tenido que tratar, conocer y soportar periodistas, termina detestándolos sin contemplaciones". Y una de las más detestables características de los periodistas es su capacidad para creer cualquier infamia que se cuente contra un colega y propagarla.
Aunque hace usted una pregunta retórica, que no espera respuesta, le voy a contestar: Vázquez Honrubia es conocido por sus sentencias pedagógicas por condenar, por ejemplo, a jóvenes de la Kale Borroka acusados de lanzar cócteles Molotof, a cumplir horas de trabajo social en un centro de grandes quemados.
Por lo demás, le ofrezco reparación si se siente atropellado por este artículo, y dedicaría con mucho gusto quince segundos para borrarlo si usted así lo desea.
En el caso de que sea usted el autor de este pupurri de despropósitos confuso y mal hilvanado.

Fecha: 05/08/2006 08:49.


gravatar.comAutor: inma viturro

añadir a todos estos comentarios mi apoyo a pablo, expresar mi mas absoluta impotencia hacia casos como este, donde la justicia es injusta.

Fecha: 20/02/2007 00:31.


gravatar.comAutor: Gatopardo a Francisco

Borramos los comentarios que no respetan la ortografía y la inteligencia del lector, y los que utilizan una dirección e.mail falsa:

su comentario cumple todos los requisitos, y ha sido borrado.

Fecha: 15/02/2012 12:56.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Gatopardo

Es norma de Gatopardo,
si alguien se pone a tiro,
sea plebe, sea duunviro,
que no se escape sin dardo.
Si la víctima en cuestión
es melifluo y sin humor,
y persiste en el error,
va derecho al paredón.
Si es honesto ciudadano,
observador de la ley
y santurrón como buey,
le colgamos un campano.
Si mujer y sufridora,
y nos cuenta su diario,
que alegre su antifonario
y se haga acosadora.
Si tiene cierto interés
por mostrar carné y nombre,
que luego no se asombre
si recibe algún revés.
Bienvenidos los goliardos,
golfos, rebeldes y bordes,
mentes inmisericordes,
por apellido: Bastardos
Y que no nos den la lata
ni meapilas ni legales:
somos los Irregulares,
somos gente de Zapata.

Temas

Archivos

Enlaces

Bitacoras.com

TOP Bitacoras.com para México


http://gatopardo.blogia.com