Facebook Twitter Google +1     Admin


PORCUS BIPEDUS IBERICUS




Por Andrés Clavería

Se trata de una especie animal, muy semejante en sus signos externos al homo sapiens, sus principales diferencias las encontramos en su comportamiento en sociedad, aunque es fácil confundirlo con el género humano, si no fuera por su falta de humanidad.
Porcus bipedus ibericus destaca inconfundiblemente por su falta de sensibilidad ciudadana, no le afecta lo mas mínimo a su conciencia ningún acto por vandálico que resulte. Diríase que su goce principal es transgredir las normas de convivencia que la civilización ha adoptado para vivir en comunidad.
Porcus, al contrario que algunas especies denominadas salvajes, tiene su principal hábitat en los núcleos urbanos, preferentemente en aquellos que por su densidad demográfica hace difícil su posible identificación tras haber consumado sus fechorías. Generalmente es un noctívago que frecuenta discotecas y lugares donde se venden bebidas alcohólicas, no le importa que por un vaso de whisky o de una botella de cerveza, le cobren varios euros, no sólo disfruta consumiendo el líquido, también le produce enorme placer ver como el vaso o la botella se fragmenta en mil cortantes pedazos al estrellarlos contra el suelo.
Nada le importa del posible peligro que sus actos puedan provocar a personas o máquinas, queda demostrado que nada le afecta a su personalidad, desde el momento en que renuncia ser persona. Al ser adicto al alcohol, con frecuencia se transforma en semi-consumidor de las bebidas que ha comprado, ya que la mayor parte de las que ha pagado las devuelve en la noche de autos por las aceras en forma eruptiva. La otra mitad, creo es la que les sirve, de forma espirituosa, para su malsana inspiración, y encima de sus coches y motos, eufóricos de potencia y decibelios, salen a cien millas por hora a la caza de la víctima de turno.
Si sus recorridos nocturnos los hace a pie, sus efectos, son igualmente desastrosos y devastadores, a su paso como un vendaval tronza árboles jóvenes, arranca bancos de las plazas públicas, derriba contenedores de basura y deja tras de si, una estela de repugnante desorden.
Estoy seguro de que proponer la extinción de una especie que no fuera ésta, levantaría airadas polémicas entre personas y colectivos. Sin embargo, tengo la convicción que más tarde o más temprano los seres humanos, sin excepción de sexo, edad, o credo político, tendremos la insoslayable obligación de luchar contra Porcus Bipedus, y su erradicación nunca dejará de ser un deber de ciudadanía.
En realidad son muy pocos, aunque cunden mucho.

 

Andrés Clavería



30/09/2006 15:36. Editado por Gatopardo enlace permanente. ANDRÉS CLAVERÍA

Comentarios > Ir a formulario



gravatar.comAutor: Oda

Y luego decimos que si la ecologia y el amor a la naturaleza; mientras nuestro disfrute se traduzca en destruccion del entorno, menuda fosa comun estaremos cavando.
Un besote gatüela :)

Fecha: 30/09/2006 17:29.


gravatar.comAutor: Dinosaurio

Dale a Andrés un abrazo muy fuerte y dile que me apunto a su Liga para la Civilización de ese Porcus en cuanto se decida a montarla porque, como sabes, hace mucha falta que estos especímenes guarricavernícolas y matacardiacos se civilicen y se extingan.
¡Oye, peor estaba lo de los dinosaurios y mira cómo vamos!
Abrazos.

Fecha: 01/10/2006 00:56.


gravatar.comAutor: pau

Esto de que habla el sr. Andrés es algo que siempre me ha impresionado de este país.
Uno ha viajado poco pero lo suficiente como para ver que el resto del personal anda por otras sendas. En Portugal no se llega a esos niveles ni de lejos. Entonces, en cambio de hablar de "Porcus bipedus ibericus", deberíamos decir "hispanus" y no "ibéricus".
Hace tres años estuve en Senegal, un país algo sucio, la verdad. Salí de noche a una disco con amigos y amigas senegaleses, claro. La diferencia es del todo ostensible. Hablamos de África, de conciertos y baile hasta la mañana siguiente, será que como son pobres no tienen botellas, será eso.
En Cuba pasó lo mismo, cuando la fiesta es de cubanos la cosa se vuelve limpia, si por medio hay españoles, la cosa se ensucia, si hay franceses o alemanes no, esos solo ensucian en España. ¿Es posible que los contagiemos?
Nunca he visto gente tan borracha por la calle como en Irlanda. Fiestorras atiborradas de personal borracho como una cuba, cuando se largaban, no sabía como, el suelo quedaba limpio.
Nos lo deberíamos mirar porque creo, somos el único país europeo donde aun se escupe en la calle.

Fecha: 01/10/2006 19:14.


gravatar.comAutor: Detrás del reflejo

yo vivo encima de un botellón. Qué me va a contar a mí Andrés Clavería...

Fecha: 01/10/2006 19:38.


gravatar.comAutor: Luna

En los lugares que conozco, el que ensucia, paga.
La única solución y la mejor "educación" es esa al parecer.
Saludos

Fecha: 02/10/2006 00:45.


gravatar.comAutor: fabrizio

Creo que en todas partes se cuecen habas, aqui serçia el Porcus bipedus mexicanus.
Un abrazo mi querida gata.

Fecha: 02/10/2006 01:56.


gravatar.comAutor: espartako

hola gatopardo, pues gracias por todo lo que dices, es bueno siempre saber de ti, y claro que hay que aprender siempre, sobre todo de las cosas que uno no las tiene muy claras.

un beso.

P.D: ando líado por estos días pero nunca me he olvidado de los amigos.

Fecha: 02/10/2006 03:01.


gravatar.comAutor: monocamy

En principio me resisto a mirar a un/una chico/a de 20 años y dibujar mentalmente un/una cerdo/a (digo 20 años aproximando y sugestionado por las imágenes, conste), aunque parezca tentadoramente sencillo. Me resulta más legítimo dibujarlo (un magnífico ejemplar de cerdo convicto, para ser exactos) cuando una hermosa familia hace lo propio en el monte, tras una barbacoa (tras, en el tiempo, no en el espacio) o, lo que es lo mismo, cuando lo hace alguien quien, presumo, ha finalizado su educación y está en disposición de implantarla a terceros (el famoso "¡pásalo!").

Cualquiera de esos "otros cerdos" o cerditos-hucha podría ser cualquiera de mis sobrinos e, incluso, sobrinas (no en vano hemos cambiado de siglo). Y, sinceramente, no creo que sea tan difícil reconducir la actitud de un grupo (cualquier psicólogo refrendaría que es más fácil dirigir a una muchedumbre que a cada uno de sus individuos, por separado). Un simple bono de consumición gratis por cada equis botellas que acaben en una papelera (que alguien, encargado también de repartir bonos y/o centavos de bono, custodiaría (igual que ocurre en los roperos de las discotecas, igual que los aparcacoches)) bastaría para acabar con el avance de la desertización. Y el ruido desaparecería con un acondicionamiento de insonorización, mucho más barato que los efectos colaterales de caer tan Baco a cielo raso.

El verdadero problema no es la suciedad, sino que se necesite alcohol para legitimar una fiesta. Y no son cerdos. Son cerditos-hucha. ¿Los condenamos o les metemos las monedas adecuadas, señor Clavería? Hombre de poca fe.

:D

Permiso para irme, Gatita. :*

Fecha: 02/10/2006 04:50.


gravatar.comAutor: Carlos Martinez

Esque hemos salido de las cavernas muy pronto. Primero decir que cerdos hay en todos sitios; uno es de pueblo y campista y lo puedo demostrar. Dos la solución nunca tiene porque ser el dinero. El que ensucie que lo limpie. Ya está.
Y eso de mirar todo el mundo al que se limpia la nariz, como a ver que sale ¿niño ó niña? O el que sale del dentista, queriendo enseñar las entrañas al que le pregunta.
Que somos marranetes y que no tenemos arreglo.

Fecha: 02/10/2006 11:02.


gravatar.comAutor: Zuriñe

JAJAJAJA, practican el actus botellonus. Vayas risas que me he pegado. Me ha dejado como nueva. Me voy a ver los comentarios de PD, que tienen tela siempre.

Fecha: 05/10/2006 09:50.


gravatar.comAutor: le petit ecolier

Parece Woodstock

Fecha: 06/10/2006 11:32.


Añadir un comentario



No será mostrado.







Gatopardo

Es norma de Gatopardo,
si alguien se pone a tiro,
sea plebe, sea duunviro,
que no se escape sin dardo.
Si la víctima en cuestión
es melifluo y sin humor,
y persiste en el error,
va derecho al paredón.
Si es honesto ciudadano,
observador de la ley
y santurrón como buey,
le colgamos un campano.
Si mujer y sufridora,
y nos cuenta su diario,
que alegre su antifonario
y se haga acosadora.
Si tiene cierto interés
por mostrar carné y nombre,
que luego no se asombre
si recibe algún revés.
Bienvenidos los goliardos,
golfos, rebeldes y bordes,
mentes inmisericordes,
por apellido: Bastardos
Y que no nos den la lata
ni meapilas ni legales:
somos los Irregulares,
somos gente de Zapata.

Temas

Archivos

Enlaces

Bitacoras.com

TOP Bitacoras.com para México


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris