ROMANCE DEL MOSQUITO

20061011122830-parmigianino.jpg


Yo me estando en la mi cama,
   tres horas antes del día,
soñé que alguien se acercaba
    a la cabecera mía,
pensé que venía a verme
   aquella que más quería.
Eché mano hacia la puerta
    a donde una luz había,
y sólo viera un mosquito
    cerca de la cama mía.
—Por Dios te ruego, el mosquito,
   por Dios y Santa María,
que me dejes tú dormir
   hasta que amanezca el día.
—Sólo te puedo dejar
   media hora no cumplida.—
Ya me arrebocé en la sábana,
    tapé la cabeza mía;
la sábana era de holanda,
    que en el agua no se vía,
de la lanza del mosquito
    ella no me protegía.
No pasó la media hora,
   su trompeta retiñía;
pronto me dio tres lanzadas,
    las tres fueron muy sentidas:
la prima fuera en el hombro,
    la otra en una mano mía,
la tercera la peor,
    que en la nariz me hería.
Salto diera de la cama
    y me puse una camisa,
me fuí al cuarto de baño,
    por ver si me protegía;
el mosquito era guerrero,
    hasta allí me perseguía.
Me puse bajo la ducha
    a ver si llegaba el día.
Allí me hablara el mosquito,
    muy mal me amenazaría:
—No será sólo una noche,
    todas te acompañaría;
aunque estemos en Otoño,
    está ya trocado el clima,
paciencia, hombre, paciencia,
    que es Alá quien a mi envía,
tendrás que ponerte un burka
    o aguantar mi compañía,
y nadie conocerá
    el sexo que tú tenías.
—Tate, tate, el mosquito,
    no hables en demasía,
que tengo yo una raqueta,
    que me trajeron de China
que apretándole un botón
    se parece a una parrilla
y vas a hacerle a Lorenzo
    en el cielo compañía.

Gerald Widemann

Dibujo de
Francesco Mazzola, el Parmigianino

11/10/2006 12:48. Editado por Gatopardo enlace permanente. GERALD WIDEMANN

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comAutor: Zuriñe

Siempre nos sorprendes con tus tesores encontrados. Nada más apropiado en mi caso, que sigo luchando con los mosquitos que no me dejan dormir, aún en otoño. Osea que la fabada? Ya decía yo que ese personaje diabólico me recordaba a alquien.

Fecha: 11/10/2006 13:50.


gravatar.comAutor: Vailima

jeje, qué mosquito más cabroncete. Bueno, eso y tozudo. Desde luego cumple bien con su función...
buen finde largo.

Fecha: 11/10/2006 14:20.


gravatar.comAutor: Carlos Martinez

Madre mia, que valor; como se entere la CIA la tenemos. Como se te ocurre jugartela de esa manera. Supongo que no llevarias ese poema en la maleta en tu viaje reciente...¿no?

Fecha: 11/10/2006 19:35.


gravatar.comAutor: Dinosaurio

Ese mosquito (hembra) es un fanático religioso que quiere obligarte a que te pongas el burka.
Yo le foguearía, pero no quiero provocar incidentes internacionales.
Abrazos.

Fecha: 12/10/2006 15:08.


gravatar.comAutor: Esbrújulo

Muy bueno.
Hay demasiados mosquitos belicosos por ahí, y si además son religiosos. ¡Alá nos libre!

Fecha: 12/10/2006 23:57.


gravatar.comAutor: monocamy

Si quieres protegerte de los mosquitos, duerme conmigo. Todos me picarían a mí.

:O

Fecha: 13/10/2006 12:49.


gravatar.comAutor: Trini

Eso sería, que la sangre muy dulce, ese señor tendría y, el mosquito pensó que, donde mejor, en un futuro viviría, que dándole compañía al portador de esa sangre de roja azucar teñida...

Besitos Gata
Gracias por tus palabras muacccccc

Fecha: 13/10/2006 17:09.


gravatar.comAutor: Miranda

Que me ha recordado al clásico.


Beso enorme.


AL MOSQUITO DE LA TROMPETILLA.
Ministril de las ronchas y picadas,
mosquito postillón, mosca barbero,
hecho me tienes el testuz harnero,
y deshecha la cara a manotadas.
Trompetilla que toca a bofetadas,
que vienes con rejón contra mi cuero,
Cupido pulga, chinche trompetero,
que vuelas comezones amoladas,
¿Por qué me avisas, si picarme quieres?
Que pues que das dolor a los que cantas,
de casta y condición de potras eres.
Tú vuelas, y tú picas, y tú espantas,
y aprendes del cuidado y las mujeres
a malquistar el sueño con las mantas.


Quevedo

Fecha: 14/10/2006 00:25.


gravatar.comAutor: Lau

Un día de mar estático
sobre la arena muy pálida,
soplaba una brisa cálida
que trajo a un mosquito errático.
Pasó un cangrejo lunático
ensimismado y atlético.
Lo vio el mosquito esquelético
y se lanzó el muy tiránico...
Quedó del impacto estrábico
y ahora de colmo es anémico,
con problemas ortopédicos
y tratamiento psiquiátrico.

ejejje, me ha encantado el poema Gatopardo, es genial. Muchas gracias. Te dejo este, del cubano Jorge Luis Peña Reyes, que sellama breve historia del mosquito accidentado.
un abrazo

Fecha: 14/10/2006 18:09.


gravatar.comAutor: angel

Sorprendente poema en tu magnífico blog que felizmente y por azar descubro sin mosquitero este día otoñal.

Saludos...

Fecha: 02/11/2006 13:12.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Gatopardo

Es norma de Gatopardo,
si alguien se pone a tiro,
sea plebe, sea duunviro,
que no se escape sin dardo.
Si la víctima en cuestión
es melifluo y sin humor,
y persiste en el error,
va derecho al paredón.
Si es honesto ciudadano,
observador de la ley
y santurrón como buey,
le colgamos un campano.
Si mujer y sufridora,
y nos cuenta su diario,
que alegre su antifonario
y se haga acosadora.
Si tiene cierto interés
por mostrar carné y nombre,
que luego no se asombre
si recibe algún revés.
Bienvenidos los goliardos,
golfos, rebeldes y bordes,
mentes inmisericordes,
por apellido: Bastardos
Y que no nos den la lata
ni meapilas ni legales:
somos los Irregulares,
somos gente de Zapata.

Temas

Archivos

Enlaces

Bitacoras.com

TOP Bitacoras.com para México


http://gatopardo.blogia.com