Facebook Twitter Google +1     Admin


CULTURA Y PEDAGOGÍA

20070202165055-leer.jpg

Como decía San Josemaría, “el matrimonio es para la clase de tropa”, y los amantes del buen folgar debemos huir de esa santa institución, como los amantes de la cultura, de la pedagogía.
La posibilidad de que los educandos capten los conceptos, el fondo y la forma, se extasíen con lo que se dice y lo que se elide es una idea de político o de pedagogo.
En la pubertad, cuando las hormonas bailan una danza apache, sólo interesa lo que incita a amancebarse con la mano, y quien pretenda llenar lagunas culturales mediante un programa, debería olvidarse de los autores clásicos y de los modernos, de las materias de estudio de ciencias y de letras, y otras pamemas, y dictar de una vez leyes estrictas que impongan el alejamiento forzoso de los púberes de cualquier comunidad adulta que no esté compuesta por tarados y masoquistas.
Los adolescentes podrían ser el paradigma de lo deseable si no les adornara esa propensión a la risa, a la lágrima, y al berrinche inmotivados, si se ducharan con la frecuencia requerida, si hablaran con el rigor que se espera de quien perturba el silencio, si no tuvieran esa expresión taimada y grotesca que el cerebro reptil imprime en su rostro, si el proceso de humanización no estuviera tan cerca del simio -de donde la mayoría jamás escapará-, si no fueran tan absolutamente antiestéticos e inarmónicos…
Sólo los pedagogos pueden encontrar lógico dedicar gran parte de su tiempo útil al cultivo de la mente de los adolescentes, desdeñando otras profesiones menos viles, menos penosas, menos peligrosas, y más provechosas para la humanidad, como las de barrendero, conductor de autobús, limpiador de fachadas…
El choque a velocidad media entre una mente hirsuta y el programa de estudios da como resultado esos adultos algo propensos a exhibir su incultura, esos que si se roza de cerca o de lejos el siglo de Oro, hablan de Quevedo e ignoran al resto, y se precian de su buen gusto citando, como todos, aquello de “polvo serán, más polvo enamorado”, o cualquiera de los que haya musicado en gorigori algún cantautor poco inspirado, y dicen la única frase que conocen de El Gatopardo con que aflore en lontananza la palabra “cambiar”; si se habla de música, se ponen el mundo por montera y reivindican a Mahler; si se habla de pintura, les gusta Velázquez, Da Vinci y los impresionistas… Todo en un “pack”, sin que falte ni sobre cierta constricción en el gusto que sirve para vilipendiar cuanto se ignora.
Para disfrutar de las jugosas palabras de los gremios, de la forma de narrar de nuestros mayores, del ripio, del refrán, del romance paladín, de la frase bien hecha, del retruécano, de la paradoja, del enunciado y del concepto, para amar apasionadamente la literatura de cordel, la de kiosco, y la que yace olvidada por culpa de la moda, rehuir de lo rebuscado y lo trillado, y no considerar más meritorio hablar y escribir que escuchar y leer, para todo eso y más, hay que mamarlo desde la cuna, como el odio a muerte a lo pomposo, altisonante, bienintencionado, afectado, grandilocuente, ñoño, profuso, engolado, y enfático. Porque en literatura como en la filosofía estas lacras impiden que la verdad y la belleza a pie llano trasparezcan.
Los ideales pedagógicos siguen perpetuando la falacia de que el aprendizaje se transmite con profesores frustrados y educandos sin desbastar, a los que se les presupone una bondad y un criterio innatos, de los que los humanos carecemos.

Gatopardo

02/02/2007 16:49. Editado por Gatopardo enlace permanente. PERSONAL Y ARBITRARIO

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comAutor: emilio

"...desdeñando otras profesiones menos viles, menos penosas, menos peligrosas, y más provechosas para la humanidad, como las de barrendero, conductor de autobús, limpiador de fachadas…"
Tiene su gracia lo que dice, supongo que en realidad usted no piensa así siempre.

Fecha: 02/02/2007 22:49.


gravatar.comAutor: monocamy

Voy a romper una lanza en favor del "inculto práctico". Ya basta de denostar al que no es capaz de citar, de memoria, a Góngora o a quien no se emocione escuchando la Pequeña Serenata Nocturna de Mozart (sí, mujer, ésa que empieza así: "tá... tatá... tatatatatatá...").

El Siglo de Oro y otros, de plata y bronce, dicho desde el cariño proletario, me importan un celestial pimiento. Me basta pinchar un link para descargarme e imprimir la vida y obra enteras de Cervantes y echarle un vistazo, si es que he de acudir a Pasapalabra. Eso por no mencionar que encuentro mucho más meritorio que un simpático saltimbanqui dibuje, bailando, una perfecta réplica (también de memoria) de la cara de Marilyn Monroe a (materialmente) brochazo limpio contra un panel blanco, en 45 segundos, que el laborioso parto de "El Entierro del Conde de Orgaz", gestado durante meses o años. Como para no quedar bien, vaya... sólo faltaría...

Y por mucho que se desconfíe de la juventud (¿qué nueva generación no fue díscola o "perdida"?) la estrepitosa realidad es que el mundo está sesgado, hambriento, medio derruido y sangrando. ¿Quién lo maneja? ¿Quién maneja las instituciones? ¿Quién aprieta los botones? ¿Quién da las órdenes? ¿Quién legisla y ejecuta? Efectivamente: los ilustrados hijos mayores de no sé quién, amantes de unos principios que no sé qué y leales a un código moral y a una exquisitez que no sé cuánto. Algo falló, entonces...

Como yo no quiero fallar, una vez más te dejo un beso, Gatita.

Fecha: 03/02/2007 00:26.


gravatar.comAutor: alimaña news (redactor-jefe) a Monocamy

¿Qué, aprovechando al máximo la bula? Feliz febrero.

Fecha: 03/02/2007 17:25.


gravatar.comAutor: juan carlos guerrero

a mí entender, creo yo que el sistema que gobierna al mundo, se cargo hace rato a la buena literatura, lo que se comercializa ahora da pavor...incluso los famosos libros de autoayuda están siendo dictados en clases-al menos por aquí, personajes como paulo coelho, son leídos- la idea es motivar creo yo, armar lideres desde las bases o las canteras, al arte parece que lo han dejado a un lado.

saludos: gatopardo

Fecha: 03/02/2007 23:05.


gravatar.comAutor: Gatopardo

Mi admirado Emilio: buena observación la suya: estadísticamente habrá comprobado que cuanto más rotundamente afirmo una cosa es la víspera de contradecirme.
Mi adorable Monocamy: sé de sus muchas ocupaciones destrozando el corazón de las damas y recomponiéndoselo; pero si leyera usted lo que he puesto, que me llevó la friolera de casi media hora redactar, comprobaría que, en mi soberbio entender, considero que abogo por el paladar de omnívoro, y el gusto sin limitaciones y sin corsé.
Eso sí, no me hable usted de adolescentes que hasta bien andados los veinte son perfectamente repugnantes y faltos de encanto. Y algunos, toda la vida. Váyase a cualquier instituto y obsérvelos en manada, y compruebe cómo queda su pituitaria al cabo de un rato.
Y no me hable de la humanidad pasada, presente o futura para tratar de difuminar lo obvio: el 99% de la humanidad somos un error de cálculo de la naturaleza.
Alimaña: sigo esperando el reportaje sobre la trepidante familia real inglesa.
Juan Carlos: sólo he podido releer diez veces su comentario, pero seguiré releyéndolo hasta que vislumbre qué ha dicho usted.
Saludos cordiales a todos

Fecha: 04/02/2007 16:24.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)







Gatopardo

Es norma de Gatopardo,
si alguien se pone a tiro,
sea plebe, sea duunviro,
que no se escape sin dardo.
Si la víctima en cuestión
es melifluo y sin humor,
y persiste en el error,
va derecho al paredón.
Si es honesto ciudadano,
observador de la ley
y santurrón como buey,
le colgamos un campano.
Si mujer y sufridora,
y nos cuenta su diario,
que alegre su antifonario
y se haga acosadora.
Si tiene cierto interés
por mostrar carné y nombre,
que luego no se asombre
si recibe algún revés.
Bienvenidos los goliardos,
golfos, rebeldes y bordes,
mentes inmisericordes,
por apellido: Bastardos
Y que no nos den la lata
ni meapilas ni legales:
somos los Irregulares,
somos gente de Zapata.

Temas

Archivos

Enlaces

Bitacoras.com

TOP Bitacoras.com para México


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris