Facebook Twitter Google +1     Admin


OTRO CASO DE ABUSOS SEXUALES EN UN COLEGIO LEGIONARIO A UN NIÑO DE TRES AÑOS

20070307134251-ello.jpg

La Juez del Tribunal Superior de Justicia del DF de México pide que comparezcan Marcial Maciel y Álvaro Corcuera, su sucesor, el 8 de marzo de 2007, a las 11,30, para tomarles declaración por los abusos cometidos por un profesor del Colegio Oxford contra un niño de tres años.
La titular del Juzgado 19 Civil del Tribunal Superior de Justicia del DF (TSJDF), Maricela Cruz Sánchez, ha convocado a Marcial Maciel Degollado y Álvaro Corcuera Martínez del Río, a las 11'30 horas del 8 de marzo de 2007, como testigos en la causa 882/2206, que José Bonilla Sada y Lisset Slimna Aldrete han interpuesto contra el Colegio Oxford , (Centro de Educación y Cultura de Ajusco, AC), perteneciente a los Legionarios de Cristo, contra Pilar Soto Maza, directora del centro, y Joaquín Mondragón Rebollo, presunto autor de los abusos sexuales que sufrió el hijo de los demandantes a los tres años de edad, cuando era alumno de preescolar.

EL PADRE DEL NIÑO ABUSADO CUENTA EL CASO 
De nueva cuenta, un episodio de abuso sexual y ocultamiento pende sobre un centro de los Legionarios de Cristo: el colegio Oxford Preschool. El padre de la víctima hace un recuento pormenorizado.
"Quiero que se haga justicia y voy a luchar por ella. Y si defender a mi familia me cuesta la vida, será un precio muy bajo. No les tengo miedo”. José Bonilla habla con una enorme carga de indignación. Han pasado seis meses desde aquella noche que le cambió la vida. La noche del 1 de abril de 2006, cuando su esposa y él descubrieron que su hijo de tres años había sido víctima de abuso sexual.
Los hechos ocurrieron en el Oxford Preschool, un colegio de los Legionarios de Cristo. Y, según Bonilla, la reacción de la institución acabó por parecerse a otras historias, oscuras: la del Instituto Cumbres en 1983, la del propio padre Maciel.
—Quiero que todo el mundo sepa quiénes son y cómo operan para evitar que historias como esta se repitan —dice a MILENIO —. Y tengo de mi lado algo que ellos nunca van a tener: la verdad.
***
Pilar Soto, la directora del colegio, escucha la denuncia de los señores Bonilla. Furiosos, angustiados, aseguran que Joaquín Mondragón Rebollo, el profesor de deportes, abusó sexualmente de su hijo, el más pequeño de sus alumnos en la academia de futbol. Según José, Miss Pilar les responde que eso no es posible. Y les pide dos días para consultar a sus superiores.
***
El pediatra de la familia, Roberto Hirsch, pide una serie de análisis clínicos para descartar cualquier infección, sida incluido. José se cimbra.
—Fue algo verdaderamente lamentable. Algo que me tiene muy impactado todavía— dice al recordar uno de los momentos más difíciles del proceso, y muestra los resultados de la biometría, el urocultivo, el examen general de orina y el de anticuerpos HIV; todos negativos.
El doctor Hirsch los refiere con Rosa Korbman de Shein, psicoterapeuta especialista en niños y adolescentes. José saca de su archivo el currículum de Shein y me lo muestra. Cada escena que describe está respaldada por documentos. Del archivo sale también la conclusión de las pruebas aplicadas por la doctora Shein. La evaluación arroja datos que confirman el abuso sexual.
***
El consejo directivo de los Legionarios de Cristo designa al director de Comunicación Institucional de la Universidad Anáhuac, Roberto Sánchez Mejorada, como interlocutor con la familia Bonilla. Se muestra muy conmovido con la historia y establece una buena relación con ellos. Les presenta a Ricardo Sodi, abogado del colegio y director de la Facultad de Derecho de la Universidad Anáhuac del Norte. Juntos analizan la posibilidad de presentar una demanda. Sodi insiste que la vía jurídica será el camino más complicado, pero deja la decisión en sus manos. Los dos funcionarios les manifiestan que tendrán tres prioridades: el bienestar del niño, la protección de la familia y la reputación del colegio.
***
El 18 de abril, José Bonilla presenta por su cuenta una denuncia penal contra Joaquín Mondragón en la Fiscalía para Delitos Sexuales de la Procuraduría del DF por el delito de violación agravada. Es el gran detonador. Tres días después, la escuela presenta la suya, en términos bastante imprecisos según José, un abogado laboralista de 47 años.
—Ni siquiera señalan el nombre completo de la persona a la que acusan— dice, mientras me muestra una copia del documento.
En la escuela, las 34 maestras y una veintena de padres de familia firman cartas de apoyo al profesor de deportes y reúnen dinero para apoyarlo. Descalifican las acusaciones de Bonilla y comienzan a hostilizar a la familia. Aíslan a los niños, los desinvitan a las fiestas y a los eventos escolares, los separan de sus amigos, les piden que se vayan del colegio.
No tuvieron la menor discreción con el asunto, ni cuidaron a mi familia, como habían prometido— dice José.
¿Y qué pasó con el profesor Joaquín?
Según la escuela, lo suspendieron desde el 4 de abril. Pero en el IMSS se le da de baja, por terminación de contrato, hasta el 1 de septiembre. Curiosamente, un día después de que el juez 17 de lo Penal libra una orden de aprehensión contra él por los delitos de abuso sexual agravado y violación agravada. Está prófugo hasta la fecha.
***
Durante la averiguación previa, la familia Bonilla es citada a declarar en la Fiscalía para Delitos Sexuales. José me lee un fragmento de la declaración ministerial de su hijo de tres años: “...que no quiere al profesor Joaquín porque le lastimó su “colita”. Que le muerde su “colita”. Que le unta una pomada en la boca y luego le mete su “colita”. Que él dice no, no, no, pero Joaquín dice que sí. Que si no, no jugará futbol. Que la “colita” de Joaquín es grande y fea, y que le sale algo raro que sabe feo y que él escupe. Que con ellos está otro niño que lo ve todo y que llora mucho…”.
José interrumpe la lectura. La imagen vuelve a estremecerlo.
Varias veces, al salir de la escuela, llegaba con un dulce y la boca muy irritada —recuerda la mamá. —Yo le preguntaba por qué tenía tan roja la boca, pero él no quería hablar. Se pasaba a la parte de atrás del coche y se dormía—.
¿No sospechabas nada?
No. Es imposible pensar que algo así pueda ocurrir en la escuela.
¿Por qué escogieron el Oxford? ¿Conocían a los Legionarios?
Yo no —dice José—. Yo estudié en escuelas laicas. Y en la Ibero tuve poco que ver con los jesuitas.
Yo elegí el colegio por el nivel académico y por los valores que inculcaban a los niños —precisa su esposa, abogada, como él—. Quería que mis hijos estuvieran protegidos y la escuela me parecía como una fortaleza.
***
El proceso legal sigue su curso y Bonilla conserva en buenos términos la relación institucional. Hasta que se da un incidente que enciende los focos rojos. Sánchez Mejorada le sugiere pedir una segunda opinión y lo refiere con la psicóloga Gabriela Rodríguez. Bonilla accede. Pero al llamarla, ella cree que habla con el abogado de la escuela, y en un tono irónico se mofa abiertamente del diagnóstico de la doctora Shein y le pide que le lleve al niño, “para desmentirlo”.
—Sentí que se estaban burlando de mí —dice Bonilla.
Indignado, llama a Sánchez Mejorada y a Eugenio Grandío, director operativo de todos los colegios de los Legionarios. La psicóloga se ve obligada a escribir una carta de disculpa. José también la tiene en su archivo.
Ahí abrí los ojos y empecé a documentarme sobre los Legionarios y el padre Maciel.
***
En julio, José Bonilla le comunica a Sánchez Mejorada su intención de presentar otra demanda, ahora por daño moral. Sánchez Mejorada le dice que el colegio asume su responsabilidad y le ofrece, compensar todos los gastos relacionados con el asunto. En agosto se reúnen por última vez y Sánchez Mejorada le pide que fije una cantidad “para dar por terminado el problema”. Bonilla lo consulta con el abogado Salvador Ochoa, quien unos días después recibe una llamada de Ricardo Sodi en la que se refiere a Bonilla como un extorsionador que usa a su hijo para exigirles a los Legionarios cien millones de pesos.
Es el punto de quiebre. Bonilla toma la decisión de hacer público su caso. La revista Proceso da a conocer la historia el 24 de septiembre.
Los Legionarios insisten en llegar a un arreglo, pero a Bonilla ya no le interesa.
Voy a presentar dos denuncias más —me dice—. Una civil, por daño moral, contra el colegio, la directora y el profesor Joaquín. Voy a citar como testigos al propio padre Maciel, a Álvaro Corcuera, Superior de los Legionarios de Cristo, y a todas las maestras y padres de familia que firmaron las cartas. Y voy a pedir una indemnización. Y también denunciaré penalmente a Pilar Soto, la directora del colegio, porque el niño estaba bajo su custodia.
¿Cuándo sentirán que se les hace justicia?— pregunto—. José toma su tiempo antes de responder:
No sólo poniendo al violador en la cárcel, sino teniendo una sentencia muy firme, que ya no pueda ser recurrida por nadie. Pero siento que la justicia sólo se logrará si ellos declaran públicamente que todo esto ocurrió por negligencia suya, y nos ofrecen una disculpa.

 

Marisa Iglesias. Publicado en Milenio


Maciel con los niños seminaristas legionarios, cuando nadie se atrevía a contar sus abusos

07/03/2007 13:37. Editado por Gatopardo enlace permanente. MÉXICO

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comAutor: De:

Wed, 07 Mar 2007 22:45:45 -0600

A: "aaatodos"
REENVIAMOS: Denuncia de la OCEZ-FNLS por agresiones de PARAMILITARES en Chiapas
INICIO DEL REENVÍO


--------------------------------------------------------------------------------

Ejido Carrizal, Municipio de Ocosingo, Chiapas, a 7 de Marzo de 2007.



DENUNCIA PÚBLICA





A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN DE CHIAPAS, MÉXICO Y EL MUNDO.

A LOS ORGANISMOS DEFENSORES DE LOS DERECHOS HUMANOS.

A LAS ORGANIZACIONES INDEPENDIENTES Y DEMOCRÁTICAS.





Han sido ya demasiadas las ocasiones en que a través de los medios de comunicación y de forma directa, nuestra Organización Campesina Emiliano Zapata (OCEZ–FNLS) les ha dado a conocer a los gobiernos estatal, municipal y federal, de las acciones delictivas y violentas que viene perpetrando el grupo de delincuentes paramilitares de "los Petules" en contra de nuestros compañeros y compañeras del ejido Carrizal. Sin embargo han pasado meses y años sin que las autoridades gubernamentales pongan freno a las fechorías de estos delincuentes y les den el castigo correspondiente.



Lo anterior viene a demostrar claramente la complicidad existente entre el gobierno de Chiapas y dicha banda paramilitar, la cual se encubre dentro de la Organización Regional de Cafeticultores de Ocosingo (ORCAO). El gobierno de Pablo Salazar Mendiguchía no sólo les brindó impunidad, sino que los apoyó con proyectos, recursos y puestos claves para sus comandantes con el fin de que se fortalecieran; mientras que su operador político Juan González Esponda y el Tercer Regidor de Ocosingo José Pérez Gómez, se encargaron de elaborar la estrategia que "los Petules" debían seguir para intentar aniquilar a nuestra organización independiente y democrática.



Con la llegada del nuevo gobernador Juan Sabines, esta situación no ha cambiado: los mandos paramilitares continúan en sus puestos como parte de sus cotos de poder, por lo que "los Petules" siguen sintiendo que gozan de la misma impunidad que antes,; mientras que la permanencia de Juan González Esponda y de Mariano Herrán Salvatti en sus mismos cargos, es la mejor garantía de ello. Por ésta razón las agresiones de dichos paramilitares continúan hacia nuestros compañeros; por lo que podemos afirmar que más bien se trata de una POLÍTICA DE ESTADO encaminada a atacar a la OCEZ –FNLS y a cualquier manifestación de organización independiente.



En este marco, el pasado 25 de febrero mientras nuestras familias del Carrizal se trasladaron al festejo de aniversario de una comunidad vecina, el grupo delictivo de "los Petules" aprovechó la oportunidad para destruir 200 metros del alambrado de nuestro potrero colectivo, robándose las tres hiladas de alambre y tumbando los postes. De esto pudieron ser testigos los policías de seguridad pública (PEP), el ministerio público de Ocosingo y algunos miembros de nuestra organización que se quedaron ahí ese día.



Como OCEZ–FNLS tomamos el acuerdo de no caer en esta nueva provocación que nos estaban haciendo, para evitar llegar a dónde querían llevarnos ellos y los operadores gubernamentales. Sin embargo, al ver que no caímos en su trampa, el día de ayer martes 6 de marzo de 2007 por la mañana, "los Petules" pasaron a la agresión directa contra tres compañeros nuestros; quienes se lograron defender y la cosa no pasó de algunos simples golpes.



Pero un rato después, ya mejor preparados y con armas de fuego, dichos paramilitares emboscaron en el camino a un grupo de miembros de la OCEZ–FNLS y se dio un nuevo enfrentamiento a golpes. Esta segunda vez resultaron lesionados nuestros compañeros Lorenzo Sántiz López (que antes ya había sido hospitalizado por otras agresiones de ellos mismos), Agustín Sántiz López, Luis Sánchez Gómez y Marcos López Sántiz. Por suerte, las armas de fuego de "los Petules" usadas contra a nuestros compañeros, no hirieron a ninguno, sólo las utilizaron para intimidarnos.



Sin embargo no todo paró ahí. En la tarde quisieron llegar al ejido Carrizal 6 camionetas de la Policía Sectorial, pero al momento en que se encontraban en el camino de acceso a la comunidad, "los Petules" dispararon sus armas de fuego para que las escucharan los policías y luego culparnos a nosotros de ello. Es claro que estos paramilitares, a través de su comandante y Regidor José Pérez Gómez, llamaron a las fuerzas policiales para esperar su llegada y entonces hacer los citados disparos.



Una vez más DENUNCIAMOS quiénes son los dirigentes de dicho grupo paramilitar, con el fin de dejar constancia de que ellos son los principales responsables directos de todos los ataques que hemos sufrido como OCEZ–FNLS y de los que puedan darse en el futuro. Sus nombres son: Pedro López Rodríguez, Martín López Rodríguez primero, Pedro López Sántiz, Jacinto López Sántiz, Armando Rodríguez Gómez, Martín López Rodríguez segundo (éste último es candidato a diácono y fue el que dio la orden de atacar a nuestros compañeros en la citada emboscada) y José Pérez Gómez (que es Tercer Regidor Plurinominal del PRD en Ocosingo y dirigente de la ORCAO).



ADVERTIMOS públicamente que esta situación de agresión permanente por parte de estos paramilitares, puede estallar en cualquier momento en enfrentamientos mayores y de lamentables consecuencias. Ya lo hemos señalado en incontables ocasiones anteriores, sin que las autoridades gubernamentales hagan nada al respecto.



Por ello RESPONSABILIZAMOS DIRECTAMENTE de todo lo que pueda suceder al gobierno de Chiapas encabezado por Juan Sabines Guerrero, y particularmente al supuesto "Comisionado para la Reconciliación de Comunidades en Conflicto" Juan González Esponda, a Juan Vázquez (la sombra del poder en la SEPI) y al "Fiscal General de Justicia" Mariano Herrán Salvatti, herederos todos ellos del fascismo de Pablo Salazar Mendiguchía.





¡ CASTIGO Y DESARME A LOS GRUPOS PARAMILITARES EN TODO EL PAÍS !

¡ LIBERTAD INMEDIATA A TODOS LOS PRESOS POLÍTICOS DE MÉXICO !



¡ CON LA UNIÓN DE LOS POBRES VENCEREMOS !

Organización Campesina Emiliano Zapata (OCEZ–FNLS)



¡ POR LA UNIDAD OBRERO , CAMPESINA, INDÍGENA Y POPULAR !

Coordinación Estatal Chiapas del
Frente Nacional de Lucha

Fecha: 08/03/2007 18:57.


gravatar.comAutor: Comité Cerezo

Date: 01-mar-2007 7:49
REENVIAMOS: Soldados violaron y mataron a anciana -CIMAC-
To: aaatodos


REENVIAMOS

--------------------------------------------------------------------------------

PARA VER EN LÍNEA http://www.cimacnoticias.com/site/07022803-Soldados-violaron-y.16702.0.html



"Cosas que desgraciadamente ocurren"
Soldados violaron y mataron a anciana, acusan indígenas nahuas
Por Laura Castro Medina/corresponsal

Soledad Atzompa, Ver., 28 febrero 07 (CIMAC).- Indignados por la violación y homicidio de una anciana presuntamente por cuatro elementos del Ejército Mexicano, la mañana de ayer al menos 3 mil indígenas de Zongolica exigieron al gobernador del estado, Fidel Herrera Beltrán, el castigo a los responsables y el retiro de las fuerzas armadas acampadas en distintos puntos de la zona serrana.

Sin embargo, a pesar de las promesas del ejecutivo estatal de aplicar la ley y brindar apoyos sociales y materiales para los pobladores, éstos nuevamente bloquearon caminos, como el día anterior, y retuvieron por más de media hora al secretario de Seguridad Pública, Juan Manuel Orozco, al procurador Emeterio López y demás autoridades, y dañaron sus unidades vehiculares.

Con palos, piedras y machetes, los pobladores amenazaron con linchar a los responsables de la agresión y exigieron el retiro del Ejército de los 14 municipios de la sierra de Zongolica.

Fue imposible para la Secretaría de Seguridad Pública y la Secretaría General de Gobierno tranquilizar a los pobladores que buscan hacer justicia por su propia mano.

El presidente municipal de Soledad Atzompa, Javier Pérez Pascuala, en nombre de su pueblo, exigió justicia y la salida del Ejército pues son constantes sus abusos de poder, robo, agresiones sexuales y violación a los derechos humanos.

La Procuraduría estatal anunció la instalación de una mesa de diálogo con las organizaciones indígenas y autoridades municipales para impedir cualquier acción de los lugareños en contra de los militares apostados en la zona.

Y ante la delicada situación, Carlos Francisco Mora Domínguez, subsecretario de Seguridad Pública, aseguró que este "acontecimiento" no interferirá en las relaciones entre el estado y las fuerzas militares, así como tampoco en el Programa de Seguridad Federal, impulsado por Felipe Calderón, que se pretende realizar en Veracruz.

Minimizando el hecho, dijo: "son cosas que desgraciadamente ocurren en la sociedad".

ERNESTINA

Ernestina Ascensión Rosario, de 73 años de edad, murió la mañana del lunes a causa de lesiones en diversos órganos vitales, originados por una violación múltiple, cometida presuntamente por elementos del Ejército Mexicano en la comunidad de Tetlacingo, del municipio de Soledad Atzompa.

El informe del médico forense detalla que Ernestina Ascensión murió por fractura de cráneo, hemorragias internas y sangrado anal propiciado por una penetración múltiple. Por ello se inició la investigación asentada en las averiguaciones previas 140/07 y 471/07 en la Agencia Especializada en Delitos Sexuales y en la Agencia del Ministerio Público Investigador, respectivamente.

En las varias horas que duró su agonía en el hospital, a donde la llevaron luego de ser encontrada en muy mal estado el domingo en su vivienda, Ernestina culpó a los soldados por la agresión. Relató que fue golpeada, maniatada y violada por 4 militares.

Ante el hecho, los habitantes de esta comunidad náhuatl de la sierra de Zongolica amenazaban con linchar a los soldados que, en repetidas ocasiones, han abusado de la población indígena de esa región.

Los soldados acampados en la zona, pertenecientes a la 26 zona militar, permanecen desde hace más de un año en diversos puntos de la sierra de Zongolica debido a la presunta existencia en esa región de células del Ejercito Popular Revolucionario (EPR) y del Ejército Revolucionario de los Pueblos Indígenas (ERPI).

Apenas el 2 de febrero, elementos de la 26 Zona militar, en completo estado de ebriedad, habían destruido algunos cultivos de hortalizas y agredieron físicamente a los propietarios de las parcelas, por lo cual representantes del 63 Batallón de Infantería se vieron obligados a cubrir una indemnización de dos mil pesos a cada uno de los 6 afectados.

LOS SOLDADOS

El Gobernador, al reunirse con los deudos de Ernestina, manifestó: "junto a la solidaridad expresa del pueblo y gobierno de Veracruz está también la del Glorioso Ejército Mexicano, comprometido con nosotros a investigar y aplicar todo el peso de la ley de la jurisdicción del fuero común y de la jurisdicción castrense a quien resulte responsable de este insensato y estúpido crimen".

De acuerdo a un comunicado del Gobierno del estado, mientras continúan las investigaciones, los cuatro elementos del Ejército Mexicano señalados como los presuntos responsables de este crimen, están a disposición del Ministerio Público.

Los militares se encontraban destacamentazos en la comunidad de Tetlacingo y pertenecen al cuartel militar de San Antonio del 63 Batallón de infantería con base en Orizaba.

07/LC/GG/CV


Fecha: 08/03/2007 19:29.


gravatar.comAutor: J Sanchez Zolliker

Que paguen!!! Que paguen caro sus abusos! Justicia

Fecha: 12/03/2007 19:26.


gravatar.comAutor: J Sanchez Zolliker

Comite Cerezo, me uno a la denuncia.

Fecha: 12/03/2007 19:28.


Añadir un comentario



No será mostrado.







Gatopardo

Es norma de Gatopardo,
si alguien se pone a tiro,
sea plebe, sea duunviro,
que no se escape sin dardo.
Si la víctima en cuestión
es melifluo y sin humor,
y persiste en el error,
va derecho al paredón.
Si es honesto ciudadano,
observador de la ley
y santurrón como buey,
le colgamos un campano.
Si mujer y sufridora,
y nos cuenta su diario,
que alegre su antifonario
y se haga acosadora.
Si tiene cierto interés
por mostrar carné y nombre,
que luego no se asombre
si recibe algún revés.
Bienvenidos los goliardos,
golfos, rebeldes y bordes,
mentes inmisericordes,
por apellido: Bastardos
Y que no nos den la lata
ni meapilas ni legales:
somos los Irregulares,
somos gente de Zapata.

Temas

Archivos

Enlaces

Bitacoras.com

TOP Bitacoras.com para México


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris