Facebook Twitter Google +1     Admin


DE LA EGOLALIA VICTIMISTA

20130124220217-daumier.jpg

 

      La historia del Derecho Penal refleja la lucha de la justicia por sustituir a la venganza.

       La administración de justicia debe atenerse a un procedimiento objetivo para valorar las pruebas y los testimonios, teniendo en cuenta que las víctimas suelen ser parciales y poco fiables por estar contaminadas de un vehemente deseo de venganza, muy comprensible, pero ilegítimo para determinar la sentencia.

      La figura de un tribunal que dictamine imparcial y desapasionadamente es una conquista de la civilización contra la barbarie que suele representar el expeditivo afán justiciero de las víctimas, a las que le basta con la simple sospecha para desencadenar el linchamiento moral del acusado, el ajusticiamiento colectivo, su aniquilación como ciudadano con derechos inalienables, que incluyen las garantías de un proceso justo.

      En los últimos tiempos, gracias al morboso interés que provocan los psicodramas lacrimógenos de las víctimas, la "alarma social" se ha convertido en un motivo válido para que los jueces que instruyen un sumario modifiquen sus decisiones, y adoptan medidas de carácter punitivo cuando su labor debería limitarse a recabar pruebas y testimonios para descubrir la verdad y adoptar las medidas cautelares para evitar la destrucción de pruebas y la fuga del sospechoso.

      Los medios de comunicación suelen compensar la falta de talento, rigor y creatividad por una moviola que repite cientos de veces las mismas escenas, los mismos relatos, en una especie de mantra casi hipnótico que exacerba las opiniones, conmociona, y no informa, con lo que se consigue la "alarma social" con la que maquillamos lo peor de nosotros mismos en un delirio vengador colectivo. Y eso cuando, teóricamente, el juicio y la sentencia es prerrogativa de un tribunal imparcial, cuya subjetividad no esté contaminada por la instrucción del sumario.

      Las víctimas se han investido de una autoridad moral de la que carecen, exigen un protagonismo que no debería concedérsele, y reciben un crédito por su condición de víctimas, parientes o allegados que es un atentado contra el sentido común y la idea del Derecho moderno. Ningún juez —ni nadie con dos dedos de frente— debería tomar en cuenta su cantinela ecolálica, rebozada con un ego hipertrofiado por el victimismo. Por mucho que se nos exija en nombre de esa "sensibilidad y solidaridad" edulcorada y bobalicona que persigue el chantaje emocional al que nos someten.

     Si hay que tomar una decisión trascendental en la que esté en juego la justicia, hay que usar el cerebro y no esa lepra emocional producto de las hormonas y las gónadas  que mueve a los querulantes.

      He dicho.

Gatopardo

Dibujo de Honoré Daumier

02/11/2007 12:51. Editado por Gatopardo enlace permanente. PERSONAL Y ARBITRARIO

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comAutor: joan

Gato totalmente de acuerdo porqué últimamente como tu dices la justícia se parece más a una terúlia de vecinos que pasan la tarde jugando al parchís (sin tener nada en contra del parchís al cual juego de vez en cuando con mis amigos y amigas) e imponiendo penas y castigos. No sé muy bién quien propicia este circo o si han dejado que se pueda proiciar.

PD. gato no podia entrar en tu página ultimamente , cada vez que lo he intentado se me quedaba enganchado el ordenador y tenia que aparagalo, te lo digo por si has tenido notícias de que le haya pasado a alaguien más o és solo un problema de mi ordenador, pero sólo me pasa con tu pagina.
besets :)

Fecha: 02/11/2007 15:18.


gravatar.comAutor: Antonio García Muñoz

chapeau!

Fecha: 02/11/2007 16:25.


gravatar.comAutor: pau

Me gusta tu fina ironía.

Fecha: 02/11/2007 16:56.


gravatar.comAutor: la dama excéptica

Querido gato, estoy totalmente de acuerdo contigo. Esto de los medios de desinformación es la leche. Nos machacan con eso de la alarma social. ¿Qué significa eso? En realidad lo que hacen es que la gente tenga miedo. Un miedo irracional y no justificado. Siempre hemos tendo la garrota lista, pero ahora, entre los "afectados" y los "presuntos culpables", andamos sin saber muy bien quien es quien. Hace tiempo que he decidido ver las noticias de vez en cuando, en todas las cadenas que pillo. Y es como si viese la misma. Un machaque mental total. En vez de noticias, cada vez se parecen los telediarios a la vieja revista "El caso".
Y luego dicen que vivimos en una sociedad insegura... Si ellos mismos se ocupan de enseñarnos todas las aberraciones y nada de educación, cultura, humanidad, solidaridad... Y si lo hacen, son pequeñas gotas en un mar de desastres.
Un saludo, querida Gatopardo. Sigues en línea.

Fecha: 04/11/2007 02:34.


gravatar.comAutor: Chemin

Lo que más me gusta de la Dama EXcéptica es que es maestra, y sin embargo es maeXtra.

Fecha: 31/12/2013 05:23.


Añadir un comentario



No será mostrado.







Gatopardo

Es norma de Gatopardo,
si alguien se pone a tiro,
sea plebe, sea duunviro,
que no se escape sin dardo.
Si la víctima en cuestión
es melifluo y sin humor,
y persiste en el error,
va derecho al paredón.
Si es honesto ciudadano,
observador de la ley
y santurrón como buey,
le colgamos un campano.
Si mujer y sufridora,
y nos cuenta su diario,
que alegre su antifonario
y se haga acosadora.
Si tiene cierto interés
por mostrar carné y nombre,
que luego no se asombre
si recibe algún revés.
Bienvenidos los goliardos,
golfos, rebeldes y bordes,
mentes inmisericordes,
por apellido: Bastardos
Y que no nos den la lata
ni meapilas ni legales:
somos los Irregulares,
somos gente de Zapata.

Temas

Archivos

Enlaces

Bitacoras.com

TOP Bitacoras.com para México


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris