Facebook Twitter Google +1     Admin


CHÁVEZ, ENTRE PERÓN Y EL CHÉ, ENTRE DIOS Y EL DIABLO

Como tenía don de mando y se daba tanta maña para atraerse la voluntad de los hombres, a cuenta de poco no había en todos los contornos más que amigos suyos, porque a los que no habían querido serlo los exterminó sin piedad, con lo que quedó la montaña en paz y sólo él dueño de ella. Rómulo Gallegos. Los aventureros.

"El fin justifica los medios" es sin duda la máxima preferida del comandante Hugo Chávez, que no le hizo asco a nada ni a nadie con tal de llegar al poder y perpetuarse en él como un monarca. Cuando lo alcanzó, además de los desposeídos de siempre, lo acompañaba una nutrida corte de militares supuestamente progresistas, un rejunte de políticos desahuciados de los partidos tradicionales, compinches y amantes, y los infaltables y numerosos parientes propios y políticos.
Sin demasiado en común entre ellos, la mayoría inicial huyó espantada y el actual cortejo del Amo de Venezuela está hermanado por el "sichavismo" a ultranza y una ansiedad por "progresar" rápidamente en el terreno económico, donde no le fue nada mal. Se trata de la rica, derrochona y ostentosa burguesía revolucionaria de la Quinta República, los nuevos VIPS que viven la algazara tropical sumergidos en los petrodólares revolucionarios y sin ningún sentimiento de culpa por los miserables que hurgan en los tachos de basura de las mugrientas calles de Caracas.
Declarado "socialista" de indefinidos postulados y afecto a las teorías conspirativas que cada tanto lo convierten en "víctima de un atentado"; vastago pródigo de Fidel Castro y protector de las FARC y de cuanto guerrillero marginal pulula en la región; mercader pragmático del petróleo patrio que suministra al "enemigo" gringo, de cuyas ganancias millonarias abastece sus mundanos gastos privados y almacena carretadas de fusiles de guerra para su revolución inconclusa, Hugo Chávez camina a convertir a Venezuela en un régimen autocrático de imprevisibles consecuencias para la zona. Émulo del emir de Qatar, engendró Telesur, la "Al Jazeera" bolivariana, que en pocos meses transmitirá los escarceos televisivos de su tropa latinoamericana, ataviada con trajes típicos, mientras amordaza, doblega y extorsiona a periodistas, medios y opositores, con el argumento único de que "mienten, atacan y difaman a la revolución bolivariana, porque están pagados por la CÍA".
El comandante es un animal político y un populista extravagante y temerario.
Lo entrevisté en Caracas y en Buenos Aires, hablé con amigos, ex amigos, funcionarios, ex esposas y amantes, y guardo un extenso archivo sobre su vida política y personal. De baja estatura y aspecto de zambo, de lengua rápida e incansable, el mandatario venezolano es inteligente, seductor, astuto y con una voracidad de poder ilimitada (y preocupante). Asegura que es Bolívar y Ezequiel Mora, Juan Domingo Perón y el Che Guevara, una mezcla desopilante y de muy compleja conciliación. Quizás en lo único que Chávez se asemeja al líder de los descamisados argentinos es en la furiosa polarización social que se generó bajo su mandato, donde no hay término medio: un bando y el otro se odian con una intensidad sólo comparable a la Argentina de Perón, cuando las diferencias eran mortalmente incompatibles.
No quisiera vivir en un país gobernado por Chávez, con todo el cariño que siento por los venezolanos. Esa tierra caliente y mágica de mi adorado Cabrujas, el de aquellos estupendos culebrones de la tarde y de Rómulo Gallegos y su doña Bárbara.
Después de investigar y conocer su vida, sus abultados pecadillos públicos y privados no son perdonables (ni deben serlo por eso de que la izquierda es siempre buena y la derecha mala) nombre de cualquier resistencia antiimperialista, ni inflamado discurso patrio, ni exagerado y sospechoso amor a los pobres que, la verdad sea dicha, se asemeja a un asistencialismo muy conveniente para su eternización, con el petróleo en la mano como garrote o recompensa. Hombre seguro de él mismo y carente de complejos, representa cabalmente el latino ideario femenino que habla del macho feo y con mano dura, que cuanto más te maltrata, más te ama. De porte marcial, allí por donde pasa las mujeres de todas las edades se le abalanzan, lo abrazan y lo besan. Detallar la lista de amantes que la mitología popular le atribuye al comandante requeriría un tomo de la guía telefónica. Hombre de corazón abierto y dotes poéticas, deja una falda alborotada en cada país que visita.
Alicia Castro, la madura aeromoza argentina, diputada y dirigente del sindicato de aeronavegantes, de abultada cabellera rubia, piernas largas y labios rojo furioso, no pierde ocasión para declarar el amor incondicional, apasionado y combatiente que siente por su líder, quien cada vez que la encuentra la convierte en una reina. Sobre todo cuando se reúnen en la suite presidencial del hotel más caro de Buenos Aires o él la invita a darse una vueltita por Venezuela en el avión bolivariano estilo saudí, para "interiorizarse de la revolución y del Movimiento de la Quinta República". La sindicalista chavista de las pampas, contagiada del estilo de su jefe, parlotea sobre la relación que los une de manera enigmática: "Mi romance es con la revolución, no debemos frivolizar esta relación de dos años que tengo con Hugo Chávez", mientras posa con aire sugestivo, minifalda roja y una fotografía del comandante en sus manos.
Mientras Hugo Chávez se declara socialista, expropia tierras privadas, proclama la revolución armada contra el capitalismo globalizador y sus fanáticos seguidores retozan y reviven añejas ilusiones setenteras, el hombre, su abundante y colorinche familia y una caterva extensa de amigos y lacayos viven como cesares en una tierra miserable.
Frente a tantas y profundas desigualdades sociales y una casta gobernante disparatada, deshonesta y fiestera, cabe preguntarse alguna vez qué responsabilidades caben y a quiénes.
La élite política y económica venezolana, así como gran parte de ese heterogéneo y multifacético rejunte opositor se dejaron cegar por las ambiciones personales y el resentimiento social -critican a Chávez por cosas tan superficiales como el color de su piel: dicen que es un "mono analfabeto"- y no fueron capaces de dar una solución racional a la crisis. Son los mismos que por acción u omisión arrastraron a Venezuela a la decadencia de la que emergió Hugo Chávez, los que apoyaron un golpe de Estado en 2002 y nunca se preocuparon por achicar el abismo cada vez mayor entre los ricos y los miserables, que hoy encuentran en el comandante a un padre dadivoso que escucha pero que, sobre todo, reparte. Según todos los analistas, aun los que simpatizan con el gobierno, el gasto público se triplicó en el 2004, por medio de las arcas de la estatal Petróleos de Venezuela. Entiendo bien por qué quieren a Hugo Chávez Frías más de la mitad empobrecida de Venezuela y por qué lo votaron y lo seguirán votando: el comandante es uno de ellos.
Antes de escribir esta crónica, hablé con mi amigo John Lee Anderson, quien escribió un extenso reportaje sobre Chávez en el semanario The New Yorker. Lo mismo que yo, sé que Anderson tuvo -y tiene- contradicciones con el mandamás de la revolución bolivariana. Rescato especialmente una frase de aquella conversación:
Comprendo bien por qué surgió Chávez y por qué mucha gente tiene sus esperanzas puestas en él, en que cambiará radicalmente la situación. Los políticos tradicionales son un fracaso, están atrás del escenario complotando, sus discursos son racistas, de clase, y ninguno ha hecho un esfuerzo maduro por abrir un diálogo con él. Desprecian a Chávez y sacan el dinero del país y el nivel de discusión es bajísimo. Por lo tanto, Hugo Chávez es un hombre muy solitario, aislado, se cree un micromanager y cree estar dotado de cierto espíritu mesiánico. Es un idealista, un showman. En él hay algo de Zelig, esa película de Woody Allen en la que el protagonista se vuelve gordo cuando se pone frente a un gordo y se vuelve negro cuando se pone frente a un negro. Tiene una gran necesidad de que la gente lo quiera y es muy difícil saber qué hay en el fondo. Es un hombre de muchas caras.
Los diarios venezolanos publicaron el año pasado los gastos anuales del presidente en su atuendo: 160.374 dólares, lo que es igual a pagarle un salario mínimo mensual a 620 obreros. Y los números hablan también de sus accesorios de tocador parece que el hombre no se fija en gastos a la hora de acicalarse: 22.593 dólares en cremas, rastrillos, perfumes y todo lo necesario para mantener suave y joven el cutis revolucionario.
El émulo de Bolívar aumentó sus gastos, desde el año 2000, en más de 747 por ciento. A esto se suman otros miles de dólares en vinos y en caprichos delicatessen, y todo del erario público. Como se puede apreciar, en los tiempos que corren, las revoluciones dan abundantes dividendos para los que los liderean: un caudillo polifacético emergente de una región miserable y volcánica, dueño de un discurso que penetra entre los olvidados (y siempre estafados) de la tierra.
Entrevisté a Hugo Chávez tres veces, una de ellas en Buenos Aires, antes de que ganara la elección que lo encumbró en el poder de Venezuela. Platicamos una noche, a mediados de los 90, en el hotel Panamericano de Buenos Aires. El entonces teniente coronel apareció acompañado de un par de militares "carapintadas" argentinos, del grupo "Albatros", que habían estado presos, acusados de insurrección contra el gobierno de Raúl Alfonsín y el de Carlos Menem. Ellos eran sus contactos en Argentina y él mantenía correspondencia con ellos desde hacía tiempo. Desconfié de esos personajes y le dije algo, pero me respondió con evasivas. Había llegado a Buenos Aires invitado por el grupo de revoltosos, que le presentaron a Norberto Ceresole, un sociólogo argentino de dudosa procedencia y discurso nacionalista, asesor del coronel Mohamed Alí Seineldin y del actual legislador de la derecha peronista que reivindica la pena de muerte a los delincuentes, el militar golpista Aldo Rico. Cuando entrevisté a Seineldin en la cárcel, él mismo me contó de su intercambio epistolar con Chávez.
Fue una larga entrevista y reconozco que el hombre tiene carisma, pero a la vez su excesiva y por momentos desopilante verborragia agobia. En la última gira que realizó a Buenos Aires, Néstor Kirchner argumentó varias excusas a la hora de quedarse a solas con el venezolano. El presidente argentino le confesó a sus hornbres que no soportaba más de 10 minutos los extensos monólogos de Chávez y, menos aún, sus desaforadas proclamas contra Estados Unidos. El venezolano puede pasarse horas mezclando frases de libros con extractos de poesías, con chistes y anécdotas de la vida cotidiana, de su propia vida y de su familia, con piropos lanzados como al azar.
Antes de terminar pidió mi agenda (un cuaderno poco cuidado, lleno de garabatos incomprensibles) y en una hoja en blanco escribió una larga dedicatoria que conservo. Habló del Che, de Bolívar y de San Martín. De Fidel Castro y de sus sueños revolucionarios, y todo el tiempo me llamó "compañera". En ese entonces, parecía honesto y humilde, pero mi instinto hizo que no le creyera.
El poder es un pantano con pulpos voraces de largos tentáculos y los hombres, seres imperfectos y débiles, que se dejan abrazar. Como un Marco Polo del nuevo milenio, el robusto comandante ama los viajes alrededor del mundo: en tres años y medio de mandato permaneció en el exterior 200 días. Y para hacer más placenteros sus abultados periplos por el planeta, no encontró mejor opción que destinar de las empobrecidas arcas públicas venezolanas 65 millones de dólares para hacerse con un Airbus Jet, flamante, estilo saudí. El nuevo juguete de la "corona revolucionaria" es perfecto: suite presidencial tapizada en blanco y dorado, una business class adornada con una acuarela inmensa de Bolívar, una clase turista para 30 personas -el rumboso séquito que lo acompaña-, duchas y un sillón con masajeador para aliviar las tensiones en la espalda del hombre que se piensa a sí mismo como una reencarnación de Simón Bolívar.
Sus hombres cuentan que cuando el comandante recibió el avión, que suplantó al que había bautizado como "el camastrón", se paseó frente a la nave disfrutándola de antemano, pero algo que vio no le gustó y pegó un grito. La bandera de Venezuela en el fuselaje no era de su agrado. Y ordenó, como un niño caprichoso, que lo repintaran e-xac-ta-men-te como él garabateaba el estandarte patrio en sus cuadernos infantiles. Modificación que se realizó por la módica suma de 500.000 dólares, que nuevamente salieron de los fondos del Estado.
Quienes lo conocen de toda la vida aseguran que el poder lo volvió loco y los que continúan a su lado, con una fidelidad tan frágil como un hilo, en voz baja, también dicen lo mismo. Que casi no duerme, que engulle compulsivamente todo lo que encuentra, que habla solo, que a veces llora y se deprime, que oculta micrófonos en los despachos del palacio Miraflores para saber qué dice su gente de él, que no tiene verdaderos afectos porque tiene terror de que lo traicionen, que gasta fortunas en ropa de marca, que colecciona relojes carísimos, que cuenta sus intimidades de manera vulgar en su programa de televisión Aló Presidente -el de mayor rating del país-, que adora las suites presidenciales de los hoteles de cinco estrellas, que compró el avión porque un jeque árabe le recriminó andar con una "basura", que tiene una amante en Ciudad Bolívar a la que visita en el mismísimo avión presidencial, que tiene amantes en varios países, que su mujer Marisabel lo abandonó porque él la maltrataba física y psicológicamente, que... y que y que...
Las historias abundan y pueden llenar las páginas de varios libros. Pero que el hombre sufrió una metamorfosis desde que llegó al poder y se volvió autoritario, ambicioso y excéntrico, es parte de la realidad cotidiana de Venezuela. Por lo menos, de una mitad del país.
-¡El comandante quiere que le traiga hallacas! -ordenó una voz marcial del otro lado del teléfono. Eran las 12 de la noche en una habitación del hotel más lujoso de Pekín.
Elena, la conocida chef venezolana que lo acompañaba en la primera gira de 50 días por los países asiáticos, saltó de la cama y corrió a preparar el envío que los custodios de Chávez pasaban a buscar por su habitación. La situación se repitió cinco veces. Al otro día, Chávez mandó llamar a Elena y le reclamó por sus hallacas: una especie de tamal, una comida típica venezolana que se sirve en épocas navideñas y es la preferida del comandante.
-Perdóneme, presidente, yo le mandé las hallacas cinco veces... ¿no las recibió?
Sorprendido, el hombre averiguó y descubrió que sus hallacas habían sido devoradas por la guardia de soldados que lo acompañaba. Enfurecido como un perro rabioso, pidió que nadie ingresara al piso que ocupaba y ordenó a gritos a sus infelices custodios dos horas de salto de rana y cuerpo a tierra, por los pasillos del hotel, como castigo. Los turistas y los empleados del lugar no daban crédito a lo que veían.
Pasaron algunos años desde la última vez que conversé con Chávez cuando me dedicó la carta que aún conservo. Sus triunfos reiterados le dieron forma a una porción del sueño dibujado en las hojas de aquella vieja agenda, hoy amarillenta: la presidencia y el poder, la Asamblea Constituyente, su amistad con Fidel, el liderazgo creciente y el fanatismo que despierta en millones. Incluso le tocó vivir en carne propia lo que alguna vez encabezó del otro lado del mostrador: un estúpido intento de golpe, que casi lo tira afuera del sillón, pero del que el hombre, como un Ave Fénix caribeño, supo resurgir.
Venezuela es hoy un territorio caótico y violento, partido en dos: una parte odia a Chávez y la otra lo venera con idéntica devoción. La situación económica no mejoró; al contrario, la pobreza aumentó a límites insostenibles.- desde que Hugo Chávez se hizo cargo del poder en 1999, la pobreza crítica aumentó en un 50 por ciento, según las encuestas. La devaluación monetaria golpeó los bolsillos de todos y alguno de sus más fieles acólitos de aquellos primeros años se esfumaron -defraudados o traicionados- o saltaron a los brazos de la oposición, que rumia sus odios días y noches, en la plaza de Altamira, y acumula más de un millón de firmas para echarlo del cargo.
Aunque la verdad es que cuando salió de la cárcel de Yare, Chávez ya estaba distanciado de sus camaradas. Por ejemplo, de Francisco Arias Cárdenas, quien luego se lanzó a disputar la presidencia con su propia fuerza política y perdió. Y dicen también que al cornpás del paladeo por el poder, ese dulce muy dulce que nadie rechaza, Hugo Chávez Frías se transformó. No solamente en la talla de la ropa o el volumen de su papada, indudablemente más abultada, sino en los gestos y su personalidad, de por sí compleja, reveló sus rasgos más oscuros y delirantes. El hombre no es aquel que conocí a mediados de los años 90 en Buenos Aires, ni el que vi en la cárcel de Yare, por lo menos en lo que hace al poder, al pantano y al pulpo. De aquel coronel austero, casi monacal, queda poco y nada.
Excéntrico, histriónico y megalómano, se mueve como el rey de un territorio pobre y alucinante como en un cuento de García Márquez. Un centauro alocado, desmesurado e insolente. Hace tiempo, el Nobel colombiano habló con el comandante en un vuelo a Caracas y terminó convencido de que había dos Chávez: uno que podía salvar a su país y el otro, un ilusionista que podía terminar convertido en un déspota más.
A la luz de la realidad venezolana, las dudas continúan -y se engrosan- y, hasta hoy, nadie pudo -ni puede- desentrañar los enigmas que esconde el bolivariano. ¿Cuál de ellos es el verdadero?, ¿cuántos personajes lleva en su interior? Ni los analistas políticos, los publicistas, los amigos, los camaradas de armas, las amantes y los psiquiatras lo saben.
Edmundo Chirinos, amigo de Chávez y psiquiatra oficial ("consejero de Chávez en situaciones críticas", se define), dijo a John Lee Anderson que el comandante bolivariano tiende a ser vanidoso y "tiene rasgos de narcisismo". Basado en una lista de rasgos caracteriológicos, Chirinos revela que presenta un autoritarismo incontenible que predispone a la gente en su contra, que reacciona exageradamente a las críticas, que es muy astuto y manipulador y nunca duerme más de dos o tres horas por noche. La psicóloga María Bustamante, en la revista colombiana Cambio, llegó a la conclusión de que Chávez padece trastornos en la personalidad. Bustamante dice que tiene un sentido grandioso de la propia importancia, exageración de aciertos y talentos, preocupación con las propias fantasías de poder, demanda excesiva de admiración, sentido de ungido y benemérito, exclusión de quienes no estén de su parte, incomodidad cualido no es el centro de la atención, uso de la apariencia física para ser el primero en cualquier escenario, despliegue de movimientos cambiantes y superficiales, tendencia a sentirse herido con facilidad, despliegue de autodramatización teatral y exageración de emociones.
Argelia Melet, por su lado, no es cualquier psiquiatra: fue la mujer del ex guerrillero Douglas Bravo y miembro del Partido Comunista Venezolano. Conoció a Hugo Chávez en los años de la clandestinidad, cuando el comandante era "José Antonio". En una entrevista en el semanario La Razón dijo:
-"El problema es que dentro de la personalidad de Chávez lo que existe es alguien que no podía resistir a lo que es la seducción del poder, de la gloria, del jabolismo universal, que se presentó frente a él. Un hombre creado dentro de una estructura militar respondió como militar. No creo que Chávez valore la opinión de la gente que no dice lo que él quiere escuchar. Hay un libro de Marañón que se llama Psicopatología del poder, donde se describe el proceso de cambio de una persona que llega a una posición de poder y cambia su forma de pensar y relacionarse con los demás. Al revés de Gandhi, él se está asumiendo como la espada de Bolívar, como la diosa de la venganza."
Otros analistas descubrieron que Hugo Chávez tiene tendencia a la mitomanía. Por ejemplo, durante aquella conversación con García Márquez, le dio al colombiano una versión cambiada sobre la intentona golpista del 27 de febrero de 1989. Le dijo que camino a la universidad se había detenido en el Fuerte Tiuna y desde allí observó la movilización de las tropas que luego reprimirían la protesta callejera. Sin embargo, en el discurso que dio el 5 de agosto de 1999 en la inauguración de la Asamblea Nacional Constituyente, juró a los presentes que había visto la multitud ("¡La vi con estos ojos!") desde el Palacio de Miraflores. Y para completar el cuadro del dislate, le confesó al periodista César Miguel Rondón, en su programa de radio, que en realidad no vio nada porque se encontraba en su casa en reposo por recomendación médica, debido a una gripe. Lo peor del caso es que la represión no fue el 27 sino el 28 de febrero. O sea, a esta altura, me pregunto si en lugar de dos, hay tres o cuatro Chávez y creo que ni él mismo tiene conciencia de cuántos lleva en su interior.
Su ámbito preferido y un espacio donde desarrolla a pleno sus dotes de gran showman es el programa radial y televisivo ¡Aló Presidente!, que puede ser montado en cualquier parte, en el pueblo más recóndito y miserable o incluso -como ocurrió- transmitirse desde San Petersburgo, Praga o Hong Kong, o cualquier capital del mundo donde el hombre se encuentre de gira. Durante 77 emisiones de ¡Aló Presidente!, Hugo Chávez ha logrado estar en el aire más de 230 horas.
Hace anuncios de gobierno, echa ministros, insulta a los opositores, da clases elementales de geografía con un mapa y un señalador, consejos de salud, nombra a Bolívar cada segundo, envía saludos a su amigo Fidel, canta, recita poesías y hasta declaraciones de amor a su mujer Marisabel el día de los enamorados. Eso sí, siempre con una réplica en miniatura de la nueva Constitución de Venezuela, que ondea frente a las cámaras y con la que remarca cada frase:
"Por eso nos echan tanto plomo, esa razón vale. No es por la verruga mía. Oye, yo soy feo, pero yo no creo que sea el presidente más feo. Oye, vale, ¿qué opinas tú, Marisabel? ¿Qué yo soy el más feo de todos los presidentes? ¿Verdad que no?"
"Este micrófono habrá que apretarlo aquí un poquito a ver qué pasa. Sí, está muy pesado, como que está gordo. Hay gente que se está poniendo gorda. Lo he dicho y lo sigo diciendo. Hay una corriente de gordismo y vamos a trotar, vamos a hacer educación física y deportes, como se hace en las escuelas bolivarianas."
"Más de una vez vi a Marisabel sacarse su teta y darle a Resines. Especialmente en ese primer año de vida es vital que usted, amiga mía, pele su teta y le dé la teta al muchacho. Dele la teta a su muchacho. ¿Por qué se ríe tanto? Es sencillito, pele la teta y dele al muchacho y a la muchacha leche de teta."
Son algunas frases que el diario El Universal extrajo de los extensos monólogos presidenciales de la audición oficial.
Las mujeres de Hugo Chávez son todo un tema de conversación. Son lo que él llama sus "centauras de la revolución" y de su proyecto. El comandante seduce tanto y a tanta velocidad que en realidad se tiene la sensación de que a todas les dice lo mismo.
Hay una mujer, que lo conoce profundamente, en especial durante los tiempos del despoder y las necesidades, cuando no era nadie, sólo un puñado de sueños locos.
-Era un hombre sencillo, cálido, amoroso. Era un hombre que llegaba con chocolates, con flores, que me escribía poemas. Lo veo sentado leyendo con un maletín cargado de libros de poesías, de novelas, de ensayos. Siempre leyendo. Ese histrionismo de hoy no es producto de la casualidad, no hay que subestimarlo, está estudiado desde hace muchos años. Hugo es muy tenaz, muy perseverante, logra lo que se propone. Además, era atento y estaba siempre pendiente de mis problemas. Recuerdo que una vez me partí la frente, me hice una herida fea, y él iba a verme con regularidad, estaba sumamente preocupado por mí, y eso que en ese momento todavía no teníamos una relación afectiva... Otra vez fue un esguince, él me sobreprotegía mucho, nunca me maltrató. No recuerdo un cumpleaños en 10 años que no haya pasado conmigo.
-¿Qué significa Chávez para usted?
-Hoy, sinceramente, no me importa nada, se me terminó el amor. Yo lo dejé, aunque su madre me rogó llorando que no lo hiciera. Pero el último tiempo en la cárcel noté que le gustaba que lo halagaran, no respetaba a los demás, no escuchaba, él era el único que tenía razón. Había dejado de ser un demócrata y sus compañeros se quejaban mucho, generó divisiones y peleas. Ahí empezó a mentir, yo lo escuchaba por la radio....y dije basta... Estuvimos casi 10 años juntos. Nos amamos mucho, pero no, no es éste el hombre del que me enamoré, por el que era capaz de todo. Éste es otro Chávez, lo desconozco: está completamente loco por el poder y por él mismo. Es capaz de las peores cosas. ¡Dios mío!, aquí va a correr mucha sangre por su culpa, estoy aterrada.

Mientras habla, la mujer me observa con sus grandes ojos castaños. Es elegante, culta y se expresa con suavidad. Estamos sentadas en el bar del hotel Marriott de Caracas y hablamos tres horas.
Herma Marsksman fue amante de Hugo Chávez de 1984 a 1993. Y los que conocen bien al comandante juran que ella fue la mujer que más amó. Su compañera de los primeros años, la única que participó activamente en la revuelta militar del 4 de febrero de 1992. En ese tiempo, Chávez estaba casado con Nancy Colmenares, una novia de la adolescencia con la que tuvo tres hijos: Rosa Virginia, María y Hugo. Sin embargo, Herma pasaba casi todo el tiempo con él y, con la paciencia de un artesano, escuchó sus penas, guardó sus secretos y ayudó a construir la personalidad política inicial del futuro amo de Venezuela. "Yo corregía sus discursos e incluso respondía las preguntas que le mandaban los periodistas, cuando estaba preso." En su casa, Herma conserva cartas, poemas, las primeras charreteras, un mechón de cabello que la abuela le cortó cuando era un niño, documentos políticos del grupo y hasta los diarios privados. Me cuenta que se conocieron en la casa de su hermana -ya muerta-, una adivina que leía las cartas, a tal extremo que la mujer vio su propia muerte, según recuerda Herma con perturbación. Y Hugo Chávez, que cree en los brujos y en los santeros y en todo lo que tenga que ver con lo sobrenatural, se enamoró de Herma entre predicciones, fetiches y oráculos.
Mientras la escuchaba me pasó algo extraño. Por un segundo sentí que estaba hablando con Ana María Lujan, la primera novia de Carlos Menem. ¡Qué raro y qué loco!, el tiempo parecía girar hacia atrás como una máquina. Otra historia, otros amores y el mismo maldito y glorioso poder.
-Desde que lo conocí, supe que Hugo iba a llegar lejos. En 1974, él ya decía que iba a ser presidente. Lo ayudé, lo acompañé en todo y le puse el hombro para que llorara sus penas, muchas noches... Pobre, tuvo una infancia traumática, se llevaba muy mal con la madre y ella era durísima con él. Lo crió su abuela Rosinés, a la que adoraba, pero eran muy pobres. Pasaban muchas necesidades. Cuando iba al colegio, en los recreos, Hugo vendía los dulces que su abuela preparaba. Yo guardo unas cartas que, ya grande, le escribió a su madre y que nunca se animó a entregarle. Mucho tiempo anduvo con ellas en el bolsillo. Siempre tuvieron una relación tormentosa que lo marcó.
Cuando Hugo Rafael Chávez Frías era un niño, se escapaba de los explosivos enojos de su madre Elena
-hoy primera dama del estado de Barinas, donde su padre Hugo es el gobernador- y corría a esconderse en el escaparate de la casa de su abuela. Y ahí se quedaba, acurrucado, muerto de miedo, esperando que la mujer se cansara de gritar y se fuera. El trauma le duró tantos años, a tal punto que algunos atribuyen sus cíclicas depresiones de hoy a aquellas palizas que su madre le propinaba y lo paralizaban de pánico.
El analista político Alberto Garrido es quizá la persona que más conoce de Chávez. Él fue quien denominó a esta reacción madre-hijo presidente "el síndrome del escaparate". Cuando el comandante se enfrenta con un momento de tensión o de dificultad, desaparece de todas partes, sin que ninguno de sus asesores o familiares sepa dónde anda escondido. Y pareciera que esto ocurre más a menudo de lo que la gente imagina. Sus antiguos compañeros de conspiración aseguran que, siendo paracaidista, a Hugo Chávez tenían que darle un empujón en la puerta del avión porque se aterrorizaba frente al vacío.
-¿Chávez es depresivo? -pregunté a Herma esa tarde.
-Sí, tiene periodos de depresión, llora cuando está frente a una situación que lo angustia. Siempre fue así y creo que en esto tiene mucha culpa la madre. Fue demasiado cruel con él. Me dijeron los amigos que está tomando muchos antidepresivos, porque tiene continuos saltos de estado de ánimo. Pasa de la euforia a la depresión de manera alarmante. Algunas veces creo que Hugo busca con todo este desastre una salida épica, que de repente lo maten, para sobrevivir como un mártir. Tanto habla de la muerte, tanto cree que lo van a matar, que seguramente lo está buscando.
En 1998, antes de asumir el poder, Chávez conoció a una blonda y curvilínea locutora de Barquisimeto con la que, luego de unos meses de noviazgo, se casó. Ella confesaría después en una revista que la noche de la primera cita hicieron el amor locamente en la cabina de un auto. Con Marisabel Rodríguez vivió una historia tumultuosa hasta hace poco tiempo, cuando la mujer se alejó del hogar en medio de rumores de maltratos morales y físicos. Sin embargo, mientras fungió como primera dama de la revolución bolivariana, Marisabel -que con Chávez tuvo una niña a la que bautizaron Rosinés- aprovechó al máximo los beneficios del cargo de su marido. Casi inmediatamente después de instalarse en La Casona (la dacha caribeña), se le vio con costosos trajes de seda de Escada, carteras Vuitton y relojes Cartier. Imbuida del espíritu libertario y dadivoso de su marido, utilizó uno de los aviones de la flota oficial para pasar sus vacaciones en Orlando y la nave tuvo que regresar a buscar el biberón de la niña, que habían olvidado. Sin embargo, la inestabilidad emocional de la mujer -según todos los consultados- llevó al fracaso al matrimonio. Marisabel dice que los celos por las escapadas y desapariciones abruptas de su marido, durante varios días, y el odio del entorno fueron los causantes del final. El fuerte temperamento de la mujer chocaba con la personalidad de Chávez y en las cada vez más frecuentes peleas, muchos escucharon que volaban platos y jarrones. Edmundo Chirinos, quien la atendía, asegura que la primera dama tuvo varios intentos de suicidio porque el fanático entorno chavista conspiraba día y noche para sacarla del medio. Desde José Vicente Rangel, el mediocre y obsecuente ex periodista devenido vicepresidente y fanático de las cirugías estéticas (su rostro puede dar fe), al igual que los custodios presidenciales y los miembros de la Inteligencia, odiaban a Marisabel día y noche. Atormentada por las conspiraciones, casi paranoica, y muerta de miedo, la solitaria primera dama chavista grababa informaciones confidenciales, anécdotas privadas y asuntos de Estado que enviaba a resguardo a una oficina de Estados Unidos. Lo curioso es que en Barquisimeto, donde vive recluida desde que se fue de la residencia revolucionaria, el odio dio paso al amor y desde allí se comunicó con la CNN para salvar a su comandante preso de los golpistas.
Más allá de los complicados enredos sentimentales y familiares, Hugo Chávez sigue su vida como si nada. El centauro mayor de Sabaneta, eternizado en el poder, confía en su buena fortuna y en los sortilegios de los brujos. Tan jocoso y transgresor, que cuando visitó al emperador de Japón, Hirohito, a quien se sabe que no se puede tocar ni mirar a los ojos y a pesar de las recomendaciones del personal de protocolo, apenas lo vio y saltó sobre el aristócrata, a quien abrazó y palmeó la espalda ante el estupor de los acompañantes. Lo mismo sucedió con la reina de Inglaterra, que agarró de un brazo y se la llevó a caminar. A la reina Sofía de España trató de besarla y, cuando visitó Rusia, hizo al presidente Putin una demostración de un salto de karate. Tutea a cualquiera, no importa quién está enfrente, y al mismo papa le colocó la mano en el hornbro como si fuera su viejo compinche.
El aspecto físico y las innovaciones en la vestimenta de Chávez llaman la atención de los columnistas de sociales de los diarios nacionales. Roland Carreño, el periodista estrella de la sección de eventos del diario El Nacional, de Caracas, afirma:
En lo que hace al vestuario, el comandante mantiene, como en todo, un doble discurso. Cuando visita las barriadas populares viste ropa deportiva, que más lo hace parecer un entrenador cubano de boxeo que un jefe de Estado. Pero cuando está lejos de la plebe, se convierte en un hombre de ternos de gabardina de 1000 dólares, camisas de algodón italiano o piqué con monograma bordado en los puños o en uno de los laterales, yuntas de plata, bolígrafos Mont Blanc, relojes Cartier, sus preferidos, o Bulgari, que son adquiridos en Francia o en las joyerías Gerais o Daoro, las más caras de Caracas.
Hugo Chávez Frías compra sus trajes de 800 dólares a Clement, una de las sastrerías más prestigiosas de Venezuela, donde se visten los empresarios más ricos, y para disimular los rumores sobre sus adquisiciones, en uno de sus programas de televisión confesó con todo desparpajo y cara de enojado que había entrado a su clóset y descubrió... ¡¡100 trajes!! "¡¡¿Quién necesita 100 trajes aquí?!! Inmediatamente mandé botarlos...", exclamó frente a las cámaras, haciendo alardes de humildad y recordando sus años de pobreza, allá en Barinas, con su abuela Rosa Inés.
Sin embargo, el último viaje del comandante de la revolución bolivariana a Europa, que duró cinco días, a mediados de octubre, le costó al Estado venezolano un millón de dólares. Hugo Chávez se alojó en el hotel Bristol en una suite de 5.000 dólares la noche y viajó con un séquito de 35 personas y junto a su hija mayor Rosa Virginia, una especie de Zulemita Menem o Keiko Fujimori a la venezolana. La numerosa familia presidencial tampoco la pasa mal. Por lo menos, tienen su futuro, y el de sus descendientes, bien asegurado, que no es poca cosa en la empobrecida tierra caribeña. El Estado de Barinas les pertenece por completo, el mismo llano donde el comandante correteaba descalzo con los dulces que hacía la abuela Rosines para cubrir las necesidades. Y la malvada mamá Elena, la que lo encerraba en el aparador cuando el niño Hugo se portaba mal, hoy es una matrona vestida con trajes de marca visible y enjoyada, que conduce junto a su marido y sus hijos los destinos del lugar con mano dura y porte de reina madre.
Sin dudas, todo lo que oí y vi se parecía bastante a una travesía que ya había recorrido. ¿Qué destino le espera al hombre que se atrevió a juntar a Perón con el Che y a caminar entre Dios y el diablo? La respuesta es una incógnita. De cualquier manera, Hugo Chávez Frías ya tiene su lugar en la historia. El tiempo se encargará de escribir su epitafio.

Olga Wornat, en "Crónicas Malditas". Editorial Grijalbo
http://www.librodot.com

12/11/2007 11:42. Editado por Gatopardo enlace permanente. RECOMENDAMOS

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comAutor: Dialo

Hace poco me enteré que el susodicho estaba intentando adquirir una pequeña pero bien comunicada refinería en el África subsahariana, y una cadena de gasolineras. Lo hacía a su nombre, no a nombre de PDVSA -parece que intenta asegurarse un cómodo retiro en caso de sufrir un golpe militar o una debacle electoral- que también hace negocios adquiriendo distribuidoras y refinerías en el extranjero para diversificar el negocio.
El artículo que publicas parece de periodismo rosa. No profundiza en la problemática y desarrollo comercial venezolano, ni en los distintos caracteres económicos y humanos de los diferentes Estados que componen su federación.
Los mandatarios iberoamericanos son muy dados a la parafernalia, a lo extremo y desaforado como su sociedad acomodada, que parece tener el síntoma de la falta de aristocracia, excepto algún caso aislado, claro. Carlos Andrés Pérez, amigo de Felipe y corrupto entre los corruptos, también fue un caso típico.
Es evidente que América latina aun debe aprender mucho en ese sentido.
Los presidentes de Estado europeos, cuando viajan también lo hacen gastando mucho, con bastante séquito y en los hoteles más caros. Felipe se llevó a China una muchedumbre, y Pujol, al Japón, más de cien industriales catalanes con sus mujeres y con todos los gastos pagados, y sé seguro que ni media docena iban por negocios.
Un abrazo.

Fecha: 13/11/2007 15:22.


gravatar.comAutor: patricio mendoza arce

"Es evidente que América latina aun debe aprender mucho en ese sentido." Con estas generalizaciones no vamos a ninguna parte. Además, respecto al artículo, no puedo subestimar a la autora o autores de este blog que "se crean" todo lo que esta tendenciosa y repetidora cantinela dice sobre Chavez, puesto que no es casualidad que aparezcan este tipo de "intimidades" sobre el mandatario venezolano, a sólo semanas de la histórica aprobación de la reforma constitucional.
Un saludo y gracias por este Blog.
Patricio

Fecha: 14/11/2007 05:37.


gravatar.comAutor: Eratóstenes Horamarcada

A Wornat lo que se le da bien es el sensacionalismo, pero no el periodismo. Le gusta hablar con amantes y ex-amantes, pero desbarra cuando se trata de economía o de temas de verdadera relevancia. Mucho mejor sería hablar de los motivos por los cuales el que esperamos sea el último de los Borbones (¿o será Bobones?) calló a los presidentes latinoamericanos: las denuncias que pesan en contra de Unión Fenosa, que era de lo que estaba hablando Ortega cuando Juan Carlos abandonó la Cumbre; o el papel estratégico de Aznar cuando desalienta la inversión en Venezuela (que era de lo que estaba hablando Chávez cuando lo "reconvino" el falso socialista José Luis Zapatero). O el papel, nuevamente, de Aznar en el golpe de 2002, reconocido hoy mismo por la izquierda española no franquista, según leo en los diarios (buscar en Google Noticias los términos "Izquierda Unida", "Gaspar Llamazares", "Hugo Chávez", "José María Aznar")... ¡Esto sí habría sido digno de figurar en tu blog! Y no las notas de novela rosa de Olga Wornat.

Fecha: 14/11/2007 11:13.


gravatar.comAutor: Gatopardo

Pau: seguramente te has molestado en leer los libros y reportajes de Olga Wornat, y has llegado a la conclusión de que hace novela rosa porque no ha tenido ocasión de recalar en tus magistrales análisis sociológicos entreverados con revolcones.
Patricio Mendoza Arce: Parece ser que América Latina tiene mucho que aprender cuando elige una y otra vez a quienes se hacen millonarios a costa del cargo. Y le ruego que no se inquiete por el estado de nuestra credulidad respecto a esta autora: sólo sería alarmante si creyéramos que el calificativo "histórico" se puede aplicar a tontas y a locas, al intento caudillista de eternizarse en el poder de Chávez.
Eratóstenes: seguramente si hubiera visto otros artículos anteriores en Gatopardo, habría podido leer varios donde hablamos de los negocios e intereses de Juan Carlos y sus amigos.
Respecto al contenido y los enlaces: espero que no sea usted quien nos diga los que hemos de poner en nuestra bitácora, porque no me parece la persona idónea para pedirle consejo, visto lo visto en su blog.

Fecha: 14/11/2007 14:44.


gravatar.comAutor: Eratóstenes

Gatopardo, por mí puedes poner lo que te dé tu real gana; pero cuando veo una nota sensacionalista o de un mal periodista, no me puedo quedar callado. No tiene nada de malo y hasta creo que le puede sentar bien a tu blog la diversidad de oipiniones.

Ahora que si sólo aceptas aplausos y nada de crítica, pues, hombre, agrega a tu blog un letrero especificando tal cosa y así sabe uno a que atenerse.

En cuanto a mi blog, si revisas la sección de comentarios, verás que hay de todo, izquierdistas y derechistas. Los derechistas hablan exactamente como tú, y no será por mí que se queden callados, faltaba más. Simplemente: si dicen una falsedad, lo señalo. Y como dicen en la Iglesia: "se aborrece al pecado, no al pecador".

Fecha: 14/11/2007 15:41.


gravatar.comAutor: Gatopardo

Eratóstenes; no he revisado la sección de comentarios de su blog, he leído lo que escribe allí y aquí: es usted un majadero sin pizca de interés.

Fecha: 14/11/2007 15:52.


gravatar.comAutor: pau o dialo

Como veo que me descubres...
Siempre tienes la tendencia de entender lo que te interesa, de prejuzgar sobre lo que crees que uno piensa y no dice.
No leo a dicha señora, no la conozco y por tanto no juzgo. Si lees bien mi frase: "El "artículo" que publicas "parece" de periodismo rosa. No profundiza en la problemática y desarrollo comercial venezolano, ni en los distintos caracteres económicos y humanos de los diferentes Estados que componen su federación.
Las palabras "artículo" y "parece" dan claramente a entender que no prejuzgo a su creadora y todo su trabajo, tampoco podría porque no lo conozco. En cambio sí que conozco las maniobras económicas que hace Chavez y, prudentemente, me había cubierto con el anonimato para profundizar sobre ello ya que dispongo de informaciones directas y personales que "dudo" que alguien de por aquí tenga (fíjate antes de acusarme con el "dudo")
Mis dudas sociológicas son mías y las publico lo mejor que sé. Mis pocos revolcones son míos y los publico cuando me siento con ganas. No creo que dichos revolcones influyan negativa o positivamente en mis dudas ni en mis análisis en tu blog.
Un abrazo.

Fecha: 15/11/2007 03:24.


gravatar.comAutor: PATRICIO

Señora gatopardo: lo mismo dijeron machaconamente, y en su momento oportuno, de Salvador Allende en Chile: „el intento caudillista de eternizarse en el poder“, más miles de otras joyitas en las „listas negras“. No estoy comparando a Chavez con Allende, sino de indicar la misma pauta de desprestigio, de la misma clase social y el mísmo plan encubierto. Incluía demonización o „desnaturalización“ de manera patéticamente oportunista: justo antes de elecciones, previos a consolidaciones de un proyecto popular de forma clara y masiva.
Porque el tema aquí y ahora no es Chavez, ni en su tiempo lo era Salvador Allende, sino un proyecto de país o „mejor gobierno“ que está detrás. En el caso de Venezuela lo expresa la Constituyente, que venía trabajando desde las barriadas en cientos de organizaciones sociales de base más de diez años, hasta cuando aparece Chavez y la apoya.
La importartancia“ histórica“ se la da la gente marginada de ese país, que aprende, entiende y recupera cada vez más lo significativo que es el protagonismo en las decisiones que se deben tener en una comunidad. Que todo esto sea traicionado por sus dirigentes o representantes, ya veremos, y ya lo estamos viendo en estos tiempos de imposturas y conversión, a quiénes benefician sus „legítimos“ alineamientos.
Es una pena que no se reafirme, frente a las decisiones colectivas, este punto: la importancia que tienen las contradicciones de clase. El olfato aquí es determinante, puesto que se dice que las clases privilegiadas, o que creen serlo, siempre tienden a disentir con la nariz : el populacho apesta y sus dirigentes, tambien. Me apresuro a aclarar que no es caso de la autora de "crónicas malditas", ni menos, por favor, de la „abuela“ gatopardo, a quien admiro por sus escritos y este blog ; mis dudas vienen POR LA OPORTUNIDAD DE LAS CRÍTICAS que sólo tienen como fin, en el contexto social y político de Venezuela, crear un consenso para desestabilizar proyectos colectivos que tanto les ha costado construir a los pueblos latinoamericanos y de una manera tan digna.
Las crónicas periodísticas de Olga Wornat se ubican en el subyado de este punto contradictorio y que la llevan a ser defendida por Reporteros sin Fronteras, por ejemplo.

Un abrazo
Patricio

Fecha: 15/11/2007 08:35.


gravatar.comAutor: Gatopardo

Patricio: Resulta que por origen y biografía pertenezco al lumpen barriobajero y pendenciero, y eso me predispone a desconfiar de los salvapatrias que consideren "sospechosa" cualquier oposición, disidencia y discusión. Como quizás usted no había nacido cuando Allende tenía como opositores, a la derecha, la burguesía auspiciada por la CIA, y su izquierda el MIR, y otras organizaciones sociales, me permito recordarle que Allende no cayó en el delirio de considerar a sus críticos como enemigos de Chile y de la democracia, ni consideró necesario abolir las elecciones para quedarse in illo tempore en el poder. Y tampoco se le ocurrió colocar a amigos y parientes en cargos públicos; ni mejoró su situación económica ostentosamente con cargo a los presupuestos generales del Estado. Cosa que nadie podría decir de Chávez.
El libro de Olga Wornat ,"Crónicas malditas", fue publicado en 2005, cuando estaba amenazada de muerte, y los Sahagún-Bribiesca habían movilizado a sus sicarios judiciales en México, por su de libro "La jefa". En su haber ya tenía el libro "Nuestra santa madre", sobre los crímenes de la iglesia católica en Argentina,(http://www.elortiba.org/sm.html) y había puesto negro sobre blanco quien era Ménem y sus negocios sucios.
Es decir, es una entre tantos periodistas en latinoamérica que se atreven a ser diana de los sicarios, arriegando su vida por contar lo que saben, y me temo que mi gratitud y admiración por el coraje de todos ellos corre pareja con la desconfianza que me provocan los políticos que tratan de hacer creer que las críticas y la oposición a su persona es un ataque al país que los eligió en las urnas.
De hecho, ejercer la profesión periodística en latinoamérica, y especialmente en México es la segunda más peligrosa del del mundo. Y no va a ser el respaldo que le a dado "Reporeros sin fronteras" la que pueda invalidar el magnífico trabajo de denuncia desarrollado por Olga Wornat, y tampoco el hecho de que publiquemos en Gatopardo su retrato de Hugo Chávez, cuando los memos de izquierda y de derecha lo convierten en un icono de la revolución libertadora, siendo como es un puro fraude.
Y la "obediencia debida" y la "suspensión del juicio crítico" por lealtades a la sagrada causa de la izquierda se la dejo a los acólitos de las sectas católicas, que están entrenados y educados para eso.
Salud

Fecha: 15/11/2007 13:07.


gravatar.comAutor: fiorella

Referente a Wornat,poco que decir,aporta poca cosa de fondo a la cuestiòn de base de los paìses latinoamericanos y su relaciòn con el grupo de los 8 y el Club de Parìs y el FMI y cuanto ususurero con nombre de sigla hay en este planeta.Lo que hace esta periodista es una ensalada bien adobada para todos los gustos.UN poco de chisme barato y algun dato sociopolìtico.Ayer,pasaba por una librerìa donde justo estaba en primera linea su ùltimo opus referido a la que asumirà como presidenta de la Argentina. Andamos todos muy llenos de datos,cierto, bombardeados por informaciòn de todo tipo y color, da màs trabajo leerse por ejemplo la versiòn taquigràfica de una seciòn parlamentaria donde consta exactamente quien dijo que y como y apelamos a estos "alimentos" suigeneris, combos con raciòn doble de fritanga,y hasta postre.UN beso

Fecha: 16/11/2007 04:17.


gravatar.comAutor: pau

"Creo" que el cambio constitucional de Chavez no es para perpetuar a nadie en el poder. En todo caso, "tengo entendido" que es para que un individuo se pueda presentar tantas veces como quiera a las elecciones, algo que ya ocurre en casi todo el mundo.
A mi no me gusta, pero es tan democrático como nuestro sistema.
Ciertamente, Allende no consideró a sus críticos... pero en algunos casos erró. De haber tratado a cada cual como era, al crítico como crítico y al antidemócrata como tal, seguramente la historia hubiese sido distinta.
Un error lo tiene cualquiera y el pagó el suyo con la vida, pero no olvidemos que el resto del país, el demócrata, pagó muy caro su error y eso ya no es tan de recibo.
Chavez no es mi ídolo, pero me gustaría ver a muchos de los que hoy lo atacan "tan exhaustivamente" vivir en su contexto social y nacional.
Podríamos, de vez en cuando, hablar de Perú, Colombia, Argentina y su curiosa democracia con papeletas falsas y barrios enteros sin ellas...
Que yo sepa, en Venezuela todo el mundo pudo votar a quien quiso, eso dijeron los inspectores europeos y de la OEA.
¿Has visto el vídeo de la televisión cubana sobre la famosa reunión? http://www.cubainformacion.tv/index.php?option=com_content&task=view&id=2625&Itemid=86
Cada uno ve las cosas a su modo.

Fecha: 16/11/2007 05:03.


gravatar.comAutor: patricio

Gatopardo: Sí, es verdad todo esto de los errores de métodos y contenidos del proceso de reforma en este „movimiento“ que se quiere revolucionario.

¿ Pero porqué no se empieza por otras fuentes menos cotilleras y efectistas por mas arriesgadas o valientes que hayan sido ?

Si usted me lo permite, quisiera sólo sugerir para los lectores de este foro, algunos artículos con observaciones críticas a Chávez y al proceso, hechas por Roland Denis, organizador de la Coordinadora de Defensa de Revolución, junto a, nada menos, Isaías Baduel, el saliente Ministro de Defensa , entre los años 2001-2002.
Pienso que las críticas del „mortal“ Denis a Chávez, mas otras voces „oficialistas“ de igual tono, tienen la virtud de estar al margen de chismes agregados y promociones tendenciosas, nada más.

Los artículos de Roland Denis:

-. Tres errores de Chavez y la formación del estado
contrarrevolucionario. Aporrea, 12.08.007
-. Disculpe Señor Presidente, pero en eso no estamos de
acuerdo con usted. Aporrea, 16.07.004
-. A propósito de „mi general Baduel“: carteo entre un
compañero argentino y este mortal.
Aporrea/Rebelión, 10.11.007

Hasta pronto

Fecha: 16/11/2007 09:13.


gravatar.comAutor: Fritz

A Chavez no lo defienden los memos, sino mas de la mitad de Venezuela y mucha gente de otros paises. Y no es gratuitamente, porque tambien Chavez esta intentando politicas de beneficio social.

Fecha: 16/11/2007 10:50.


gravatar.comAutor: Gatopardo a Patricio, agradecídisima por la recomendación

Esto es lo que dice el foro de aporrea.org:

"Para poder entender por qué este foro no acepta opositores, hay que conocer un poquito de su historia.
Internet en Venezuela:
Corría el año 2002, cuando Internet en Venezuela era usado eminentemente por personas de clase media y media-alta, de gran poder adquisitivo. Eso causaba que la gran mayoría de los venezolanos que usaban Internet eran opositores, situación que se mantiene hasta hoy.
En ese momento, los espacios participativos del chavismo en Internet no eran muchos. Existía el chat y el foro de Antiescuálidos, los cuales no tenían moderadores ni vigilancia. En consecuencia, la mayor parte del tiempo estos foros se llenaban de jóvenes opositores quienes se dedicaban a insultar con descalificativos soeces a los chavistas que los frecuentaban: MALDITOS CHAVISTAS, HIJOS DE PUTA, etc. El saboteo era tan intenso que en los chats la gente pasaba más tiempo defendiéndose de los opositores que hablando de ideología revoucionaria.

Y, como era obvio, muchos chavistas se iban. A nadie le gusta pasar dos o tres horas diarias de su tiempo libre en un lugar siendo insultado; prefirieron irse a otras páginas web, o -peor aún- abandonar por completo la participación en Internet, lo que causaba otro problema grave: hacía ver ante otros países que en Venezuela la oposición es mayoría.

Algunos opositores incluso hicieron trabajos de "inteligencia", fingiendo ser chavistas para ganarse la confianza de algunos compatriotas. Así lograron identificar a algunos de estos compatriotas, y de allí surgieron páginas como "Mierda Chavista", la antecesora de Reconocelos.com, donde opositores publicaron fotos de personas que apoyaban a Chávez, identificándolas con nombre y apellidos, lugares de trabajo, etc.

El foro de Aporrea

En Aporrea, su webmaster Martín Sánchez había montado un foro a mediados de 2002, pero mantenía las mismas características que el de Antiescuálidos: cero moderación ni administración, lo que causaba que la mayor parte de los mensajes fueran insultos de opositores contra el presidente Chávez, contra el proceso bolivariano, y discusiones sin fin (con insultos y todo) entre chavistas y opositores. Nuevamente, estos últimos eran mayoría.

En ese momento, yo era colaborador de Aporrea (desde julio de 2002), y pude convencer a Martín de que le cambiáramos el sentido a ese foro y lo volviéramos un foro sólo para chavistas."

¿Ésta es la web donde se hace una crítica seria del chavismo?
Si hubiera buscado una posición que ejemplifique por qué es un sinsentido y un insulto a la inteligencia el chavismo no habría encontrado nada mejor que éste que nos recomienda usted.

Fecha: 16/11/2007 13:26.


gravatar.comAutor: Gatopardo a Fiorella y Fritz, Pau, etc

Fiorella: ¿Y todo ese análisis sobre Olga Wornat lo ha inferido usted despues de leer la tercera parte de un capítulo, que es lo que está publicado aquí, o en su rigor intelectual se ha leído usted toda su obra para poderla descalificar?
No se moleste en contestar porque me temo que sé la respuesta.
Fritz:Si siguen así en Venezuela, verá como se llega al 99'7% de partidarios de Chávez, igualando las estadísticas de la Rumanía de Ceacescu, de la España de Franco y del Portugal de Salazar: perseveren, que lo conseguirán.
Pau: como ya tengo bastante experiencia de lo que tú llamas fuentes de información fidedignas, consistentes en preguntarle a un amigo de allí o acordarte de unas vacaciones de un mes en la zona, que te da para ser un experto en el país, no me voy a cansar, porque no te has leído el proyecto de reforma constitucional en todos sus puntos y dudo mucho que lo vayas a hacer. Y para hablar de oídas ya estoy muy viejecica.

Fecha: 16/11/2007 13:58.


gravatar.comAutor: pau

Por descontado, y previendo tus dudas y posteriores recriminaciones, tuve a bien releer de cabo a rabo el proyecto de reforma constitucional venezolano antes de entrar en tu blog. Digo releer porque ya lo leí hace tiempo. Me interesaba por asuntos que ahora no vienen a cuento.
Ocurre que soy lego en la materia y no me atrevo a sentar cátedra sobre lo leído con respecto al sistema electoral, de aquí lo de "creo" y "tengo entendido".
A estas alturas deberías saber que antes de opinar en tu casa me lo miro bastante bien, incluso pregunto a "gente" enseñada, la cual, y en este tema en particular, considera a Chavez un futuro dictador. También es verdad que tal como dicha gente piensa en cuestiones de reparto de la riqueza, no quedan demasiadas opciones.

Podríamos hablar mucho sobre constituciones, lecturas derechistas o izquierdistas según quien las lea. La que tratamos deja poco margen a una lectura derechista, como también es muy vaga con respecto al sistema electoral. Más que vaga es que apenas dice nada. Lo que sí aclara y eso es de lo que muchos se quejan, es que el presidente puede ser reelegido cada siete años sin interrupción alguna.

Valga decir que esta Constitución no me gusta, y si se planteara en España yo mismo saldría a la calle. Lo que me pregunto es si también lo haría en caso de ser venezolano y no pudiente. En eso sí que tengo mis dudas.
Estamos hablando de una Constitución algo estrecha y de fácil comprensión, y así y todo, la gente venezolana tan contraria a ella, cuando les pregunto apenas la conocen. Curiosamente he sido mejor informado sobre ella y sus defectos, los que inciden sobre la futura ordenación económica, -que no electoral- por un gran industrial peruano, varios de media África y alguno español.
Vamos... igual que con lo del nuevo Estatut, que lo conocía mejor un amigo francés y mi amiga aragonesa, que la mayoría de los catalanes que tanto lo defendían.
Ya ves.

Fecha: 16/11/2007 18:40.


gravatar.comAutor: Gatopardo a Pau

No juegues de farol conmigo, nene: si hubieras leído aunque sólo fuera el artículo 156 y el 236 sabrías que no me la vas a dar hablando de la reelección por periodos de siete años, que es lo que todos los tertulianos comentan, sin molestarse en comprobar y leer. Igual que tú, de farol.
Sustraer al parlamento la facultad de suspender las garantías constitucionales, dejándolas al arbitrio del presidente es mucho más grave. Y cualquiera que lea la reforma de verdad, saltándose toda esa morralla populista, lo sabría.
O no la has leído ni releído o no sabes leer. Una de dos.

Fecha: 16/11/2007 19:06.


gravatar.comAutor: Fritz L.

No te prohibo que me respondas Gatopardo, pero tampoco es necesario. Lo que voy a decir es más bien para los demás lectores del blog (son críticas pero con simpatía), porque hay comentarios que me llamaron la atención.

1. De Olga Wornat, por supuesto, estamos juzgando únicamente lo que está aqui, eso es obvio. Y lo que hay es malo. No recomiendo leer las obras completas de Wornat habiendo tantas otras lecturas más interesantes. Lo que puedo decir sobre este capítulo (nada más) es que es sensacionalista y muy típico de revistas del corazón (hablar con amantes) y antichavistas (un ejemplo clarísimo es cuando dice "mi instinto hizo que no le creyera"... esa frase no se la habría permitido a sí mismo un verdadero periodista.)

2.- Lo siguiente que dice Wornat es rotundamente falso: "que cuenta sus intimidades de manera vulgar en su programa de televisión Aló Presidente". Me he tomado la molestia de ver el programa y puedo asegurar que Chávez habla ahí de política y nada más.

3. Se le sale a Wornat una verdad cuando habla de la oposición a Chávez. En efecto, esa oposición es tan ultraderechista que sin querer le hace un favor al presidente, porque a la mayoría de la gente de Venezuela le disgusta los ricachones racistas y discriminadores que están en contra de Chávez.

4. La persona que dijo "los memos de izquierda lo convierten en un icono de la revolución libertadora" sólo está demostrando su propia memez. Lo digo con todo respeto, no deseo polemizar, pero se necesita estar en Venezuela para entender por qué confían los venezolanos en él. No es porque sean memos. De eso intentaré hablar enseguida.

5. Wornat no toca el tema económico más que para decir que Venezuela se ha empobrecido. Eso fue muy repetido por la época en que salió este texto de Wornat. No sé cómo poner aquí links, pero les pido que busquen (está en el sitio web "rebelión.org", es un documento .pdf) un artículo del Profr. Vicenc Navarro (así se escribe), de la Universidad Pompeu i Fabra, donde habla precisamente de ese supuesto aumento a la pobreza. Wornat y otros que lo han repetido tomaron su información del Financial Times o bien de alguno de los numerosos periódicos que se basaron en el Financial Times. Se difundió la noticia y nadie la cuestionó. Bien. Pasó el tiempo y 3 economistas norteamericanos (Mark Weisbrot, Luis Sandoval y David Rosnick, del Center for Economic and Policy Research) quisieron comprobar por sí mismos el asunto de la pobreza en Venezuela... y llegaron a la conclusión de que ha disminuido. Esto es interesante porque en su estudio dan detalle de lo que "falló" en los estudios iniciales. Y es interesante no sólo para Venezuela sino para el mundo, porque significaría que lo que está haciendo Chávez en Venezuela, al menos en lo tocante a la economía, puede ser adoptado por otros países. Por ejemplo, la política social, que muchos economistas critican (invertir en asistencia); eso en Venezuela está dando resultado y está siendo apoyado hasta por economistas que desconfiaban de la asistencia. Por ejemplo Joseph Stiglitz, Premio Nobel de Economía 2003.

6. En Venezuela, las ganancias del petróleo se están reinvirtiendo en la propia población. En otros países petroleros se destinan principalmente al pago de su deuda externa. Esta es otra razón por la cual los venezolanos prefieren a Chávez.

7. La reforma constitucional no proclama a Chávez dictador eterno. La modificación es para que Chávez pueda ser votado una vez más; la decisión es de los ciudadanos. Hay un montón de países que permiten hacer lo mismo a sus presidentes, pero esto no lo destaca la prensa porque de lo que se trata es de pegarle al "Diablo" Chávez. Voy a mencionar algunos presidentes que fueron votados varias veces en sus respectivos países, a los cuales condujeron por años y hasta por décadas: Franklin Roosevelt, Felipe González, Francois Miterrand, Helmut Köhl, Álvaro Uribe, Margaret Thatcher. Yo creo que la prensa europea y norteamericana demuestra hipocresía al criticar a Chávez por esa razón y no decir que dentro de sus constituciones se permite lo mismo. De hecho la modificación constitucional venezolana, en ese rubro, está inspirada en las constituciones de ellos.

8. Chávez puede ser un buen contrapeso a la influencia norteamericana en América Latina. Es un gran defensor de la integración regional, lo cual le conviene no sólo a Venezuela sino a toda Sudamérica. Además inspira a otros líderes a buscar un cambio en la política social interna; por ejemplo, Correa en Ecuador, Evo Morales en Bolivia y otros políticos que, aunque no gobiernan, cuentan con una base de apoyo popular muy importante, como Ollanta Humala en Perú.

9. Algo importantísimo: en Venezuela se respeta la libertad de expresión. Todos los días la televisión aturde al público con críticas feroces y ataques en contra de Chávez y de sus partidarios. En la radio y la prensa pasa igual: al que quiera gritar en contra de Chávez no le faltan lugares para difundir su mensaje. Y también hay que señalar que están en manos privadas la inmensa mayoría de los medios de comunicación de todos los tipos (textuales, audiovisuales). La situación de Venezuela en nada se parece a la de Cuba, e incluso me parece que hay mayor libertad de expresión y de información en estos momentos en Venezuela que en Estados Unidos.

10. Aporrea es un buen sitio. Si en su foro no publican cosas de la oposición, lo mismo se puede decir de este blog y de otros muchos sitios y periódicos (la mayoría ni siquiera tienen foro). Se podría, en todo caso, señalar una falla del foro de Aporrea, por no admitir al antichavismo. Pero lo relevante de Aporrea es la información, los artículos, los reportajes. Y ahí sí sale muy bien parado el sitio Aporrea.

11. Si todavía quedan con recelo hacia Chávez, hablen con uno de sus opositores, pídanle que explique por qué critica al presidente y luego busquen si lo que les dijo es verdadero o no. Les garantizo que quedarán sorprendidos de la cantidad de mentiras que se dicen de Chávez. Recientemente, por ejemplo, se acusó a la policía bolivariana de matar a dos estudiantes, cuando lo que ocurrió fue un tiroteo entre dos grupos de opositores a Chávez que también eran opositores entre sí.

Ya por último, sólo agrego por ahora que sí me parece bien criticar a Chávez. A cualquier presidente. Pero con fundamento, no con mentiras. Y también hay que buscar las razones por las cuales la población lo apoya, para entender bien lo que está pasando; porque si no, será como no querer ver la mitad del paisaje.

Fecha: 16/11/2007 20:13.


gravatar.comAutor: fiorella

Lamento decirte que tuve el gusto de escucharla hablar detenidamente de toda su obra,lo que me ahorrò lecturas innecesarias.Porque hablando ella,siendo ella la entrevistada, es clara su propuesta,que busca con sus libros y de que va la cosa.Y si como bien decìs,lo que publicaste acà es una mìnima parte del libro, imaginate escuchandola hablar diciendo lo mismo no de este libro,la entrevista es de cuando sacò libro sobre Menem y de su mujer y sobran las palabras.Respecto a mi intelecto y supuestas respuestas.NO supongas,ni prejuzgues sobre mì,yo no lo hago contigo,solo dejo mi opiniòn y con todo respeto.Un beso

Fecha: 17/11/2007 05:14.


gravatar.comAutor: pau

No me molesta que nuestras conversaciones sigan siendo un constante rifi-rafe, es divertido y me adiestra.
Me sigues dando una de las razones que tengo y doy: soy lego en la materia y me pueden dar con mucha facilidad gato por liebre. Evidentemente llevas razón con lo del artículo 236. 22: "Disolver la Asamblea Nacional de acuerdo con lo establecido en esta Constitución." Pero su párrafo final dice claramente hasta donde está habilitado para disolverla. Entonces, si lees el artículo 70 te darás cuenta que el poder popular, en este caso, obliga al poder ejecutivo.
Creo que cometemos un fallo en nuestro empeño por mirar esta Constitución desde nuestro punto de vista europeo. Es posible que esta Constitución sea demasiado simple y no aborde suficientemente todos los temas, pero no deja de ser una completa revolución social. Deberemos ver como termina, los inevitables retoques del parlamento y su difícil puesta en marcha. Mientras tanto y por lo que veo -que ni tu ni yo estamos preparados para opinar sobre ella- deberíamos esperar.
Hoy por hoy las críticas más demoledoras proceden de medios políticos e informativos que solo se han distinguido por sus mentiras y catastrofismos económicos, aparte de ser parte en el asunto.
Mientras, deberé seguir confiando en su política económica, que hasta ahora ha demostrado ser más beneficiosa que la nuestra en el tercer mundo. Da más trabajo y riqueza en el África subsahariana un petrodólar de Caracas que cien euros de Bruselas.
Ya ves... Y de eso si que entiendo.

Fecha: 17/11/2007 12:26.


gravatar.comAutor: emilio

"El aspecto físico y las innovaciones en la vestimenta de Chávez llaman la atención de los columnistas de sociales de los diarios nacionales. Roland Carreño, el periodista estrella de la sección de eventos del diario El Nacional, de Caracas, afirma:
En lo que hace al vestuario, el comandante mantiene, como en todo, un doble discurso. Cuando visita las barriadas populares viste ropa deportiva, que más lo hace parecer un entrenador cubano de boxeo que un jefe de Estado. Pero cuando está lejos de la plebe, se convierte en un hombre de ternos de gabardina de 1000 dólares, camisas de algodón italiano o piqué con monograma bordado en los puños o en uno de los laterales, yuntas de plata, bolígrafos Mont Blanc, relojes Cartier, sus preferidos, o Bulgari, que son adquiridos en Francia o en las joyerías Gerais o Daoro, las más caras de Caracas."

Gatopardo, no jodas. La próxima vez, transcríbenos las reflexiones de Boris Izaguirre y de Miguel Bossé.

Fecha: 18/11/2007 17:44.


gravatar.comAutor: Aurora

Recomiendo: "La corrupción en tiempos de Chávez" del periodista Agustín Beroes:
Capítulo I:
"El 15 de marzo el presidente del Fondo Unico Social, Comandante William Fariñas, antes primer funcionario coordinador interministerial del Plan Bolívar 2000, fue removido de su cargo y sustituido por el Teniente Alejandro Andrade, quien fue juramentado por la ministro de Salud y Desarrollo Social, María de Lourdes Urbaneja, para dirigir el FUS.
Urbaneja llegó al ministerio bajo la promesa de hacer cambios en el Fondo, debido a los señalamientos que pesaban sobre las cabezas de sus administradores (TalCual, 15/03/2001).
William Fariñas revelaba a un vespertino que "se nos acusa de ser Bandera Roja, pero en este país todo el mundo tiene su corazón comunista... Si nosotros le hiciéramos caso a todo lo que escriben nuestros adversarios, nos hubiésemos vuelto locos... El FUS es uno de los organismos más atacados y sabemos que tenemos que andar con pie muy firme. El ataque comenzó dentro del mismo FUS...
Al Fondo se le atribuían innumerables irregularidades, relacionadas con los más de 272 mil millones de bolívares que administró, donde destacan: la asignación de recursos a ONG’s fantasmas, la entrega de dinero sin proyectos definidos y sin licitaciones, finiquitos y contrataciones vía telefónica, entre otros hechos.
El señalamiento más notorio quizás haya sido la asignación irregular de recursos por 347 millones a una ONG atribuida a la esposa del chofer de Fariñas (TalCual, 19/03/2001), como también la colocación bancaria y no en el Fondo de Inversiones de Venezuela de un fideicomiso de 18.000 millones de bolívares, destinados a la Tragedia de Vargas.
La periodista Marbelys Mavárez, de TalCual, lo entrevistó ese día.
— ¿A qué atribuye su salida del FUS?
— Es perfectamente razonable -respondió Fariñas-. Yo tengo dos años en el cargo. He llevado la peor parte, nos hemos comido las verdes con mucha dignidad...
— ¿Por qué lo destituyen?,- insistió la periodista.
— Fíjate una cosa. Nosotros respetamos profundamente a nuestro Jefe del Ejecutivo y Presidente de la República. El tiene esa potestad, nosotros lo seguimos y acatamos sus decisiones. Yo soy un soldado de la revolución y quien la comanda en este momento es Hugo Chávez.
— Sin embargo fue la ministro de Salud quien lo destituyó...
— Bueno, la doctora Urbaneja es otra soldado. Yo conozco a esa mujer de extraordinarios dotes profesionales y humanos y es por eso que tiene ese cargo.
— ¿Es injusta su salida? —replicó la periodista.
— No hay injusticia —dijo-. Todo se está haciendo dentro del marco de la ley.
— Justamente. ¿Por qué entonces sale del FUS?
— Es un acto de justicia que después de dos años y después del nivel de desgaste que se ha tenido aquí el Presidente haya tomado esa decisión.
— ¿Para dónde va? ¿Qué cargo asumirá?, -concluyó la periodista.
— El mejor cargo es la vida. Y eso es lo que estoy haciendo. De allí que admiro profundamente al subcomandante Marcos.
Pero Fariñas tenía razón cuando afirmó que sus problemas habían comenzado desde adentro mismo del FUS. Ciertamente, en la edición de El Universal del 22 de octubre de 2000, se informaba de un documento elaborado por el Departamento de Tesorería y Finanzas donde se acusaba que "más de 5 mil millones de bolívares fueron transferidos... a entidades públicas y privadas (37 en total) que, para la fecha de la respectiva transferencia, no habían presentado un proyecto que justificara tales erogaciones".
Fariñas declaró, adicionalmente, "cometí errores y tuve que saltar talanqueras porque, lamentablemente, son muy engorrosos los trámites de la administración pública para poder cumplir con todas las pautas que se establecen para cualquier transacción" (El Nacional, 20/03/2001).
----
Y para considerar significativo -y escandaloso- los 100 trajes (a 1000 dólares) del armario de Chávez, las joyas y los relojes de Cartier no es necesario llamar a Boris o a Bosé, teniendo en cuenta que ese dinero sale del erario público, a no ser que el comendante tenga una fuente de financiación externa secreta.
Pero no es de extrañar que la mayoría de los pequeño-burgueses izquierdosos tengan atrofiado el espíritu crítico: aún recuerdo el chorreo que me caía cada vez que escatimaba las loas a Enver Hoxha y a Ceacescu.

Fecha: 19/11/2007 12:55.


gravatar.comAutor: reuben

¿La ex secretaria del gremio de aeronavegantes, Alicia Castro, una ex aeromoza de "piernas largas"?
No...
¡ Si no mide más de 1,55 !
La mentira, ¿tiene patas cortas?

Fecha: 19/11/2007 13:59.


gravatar.comAutor: Aurora

Hablando de mentiras: la estatura mínima en aerolíneas es de 164 en mujeres y 172 en hombres. Y que yo sepa, Alicia Castro mide más de 170, si no la han recortado en los últimos meses.

Fecha: 19/11/2007 14:35.


gravatar.comAutor: reuben

Bueno, a ver, aportemos prueba documental.

Fecha: 20/11/2007 06:37.


gravatar.comAutor: MAURICIO JAVIER

este personaje solo quiere beneficios politicos y financieros propios , ya que tiene a su pais desabastecido de alimentos y ademas de involucrarce en asuntos de otros paises como colombia , chile , bolovia pero si se dice algo de venezuela el lo toma como ofensa , hay que predicar y practicar tambien presidente chavez .

Fecha: 19/01/2008 00:04.


gravatar.comAutor: mauricio tiska

en relacion a sus petrodolares cabe decir que existen yacimientos de crudo de mala calidad en el orinoco en los cuales existen multinacionales trabajando alli porque venezuela no tiene la tecnologia de refinar este tipo de crudo de mala calidad pero por la incertudumbre de la politica de chavez no esta definido divhas inversiones yaque pueden ser expropiadas por el gobierno dictatorial de chavez .

Fecha: 19/01/2008 00:10.


Añadir un comentario



No será mostrado.







Gatopardo

Es norma de Gatopardo,
si alguien se pone a tiro,
sea plebe, sea duunviro,
que no se escape sin dardo.
Si la víctima en cuestión
es melifluo y sin humor,
y persiste en el error,
va derecho al paredón.
Si es honesto ciudadano,
observador de la ley
y santurrón como buey,
le colgamos un campano.
Si mujer y sufridora,
y nos cuenta su diario,
que alegre su antifonario
y se haga acosadora.
Si tiene cierto interés
por mostrar carné y nombre,
que luego no se asombre
si recibe algún revés.
Bienvenidos los goliardos,
golfos, rebeldes y bordes,
mentes inmisericordes,
por apellido: Bastardos
Y que no nos den la lata
ni meapilas ni legales:
somos los Irregulares,
somos gente de Zapata.

Temas

Archivos

Enlaces

Bitacoras.com

TOP Bitacoras.com para México


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris