Facebook Twitter Google +1     Admin


SIN PIZCA DE AUTOCOMPLACENCIA

20080729214609-07.jpg

En los países civilizados con un alto concepto de los derechos individuales y ciudadanos, cualquier injusticia, cualquier ataque arbitrario contra un individuo, ya sea un reo o un ciudadano libre, pone en marcha todos los mecanismos de alerta y defensa ciudadana, y tanto los individuos como las asociaciones vecinales, cívicas, los partidos políticos, los periodistas, y los medios de comunicación, denuncian el uso abusivo que hagan los gobernantes de sus atribuciones. Allí, el trabajador de la función pública, el funcionario, tiene a gala servir al Estado y a los administrandos, y jamás al Gobierno de turno. Y todos defienden la separación de poderes, base del Estado moderno.
Los ciudadanos de los países civilizados defienden los derechos para todos y cada uno de los ciudadanos, sin admitir excepciones, por puro egoísmo, por estrategia de supervivencia, y por inteligencia, porque si se consiente el trato infame contra el vecino, cualquiera puede ser la siguiente víctima de la arbitrariedad.
En España, no.
Aquí, desde los tiempos de Adán, ha sobrevivido el espíritu cainita, el denunciante anónimo, el delator, el chivato, el que se alegra del mal que le ocurra al prójimo, el que no quiere un trato justo para sus conciudadanos, y consiente con el favoritismo, la recomendación, la zancadilla, como buen lacayo tontiastuto, que a la bajeza de medrar así, llama listeza. La mayoría no quiere que haya justicia para su prójimo, porque nadie lo es: los seres serviles, tarados por el estigma de Caín, sólo tienen enemigos, y sólo desean una venganza proporcional a su ira, su frustración y su odio, que es el fango donde se revuelcan y se nutren.
Si a esto se le añaden los siglos de alienación, incultura e idiotez*, el resultado es esta panda de trapisondistas, fulleros, patanes, incapaces, sin talla ni categoría, que fungen como dirigentes políticos, aupados por ciudadanos que no les van a la zaga.
Ya lo dijo Napoleón: España es una chusma gobernada por otra chusma.

Gatopardo

* Idiota es una palabra derivada del griego ἰδιώτης, idiōtēs (persona que carece de capacidad profesional, un ciudadano privado y egoísta que no se preocupaba de los asuntos públicos), de ἴδιος, idios (privado, uno mismo).

29/07/2008 14:46. Editado por Gatopardo enlace permanente. PERSONAL Y ARBITRARIO

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comAutor: Ramon Mier

Gracias por compartir con nosotros la definición de idiota, ahora podré utilizar la expresión con mayor corrección (y frecuencia).

Si España era una chusma gobernada por otra chusma, supongo que México era una chusma gobernada por la chusma que fue nombrada por una chusma que gobernaba a otra chusma.

Triste ¿no?

Fecha: 30/07/2008 11:29.


Añadir un comentario



No será mostrado.







Gatopardo

Es norma de Gatopardo,
si alguien se pone a tiro,
sea plebe, sea duunviro,
que no se escape sin dardo.
Si la víctima en cuestión
es melifluo y sin humor,
y persiste en el error,
va derecho al paredón.
Si es honesto ciudadano,
observador de la ley
y santurrón como buey,
le colgamos un campano.
Si mujer y sufridora,
y nos cuenta su diario,
que alegre su antifonario
y se haga acosadora.
Si tiene cierto interés
por mostrar carné y nombre,
que luego no se asombre
si recibe algún revés.
Bienvenidos los goliardos,
golfos, rebeldes y bordes,
mentes inmisericordes,
por apellido: Bastardos
Y que no nos den la lata
ni meapilas ni legales:
somos los Irregulares,
somos gente de Zapata.

Temas

Archivos

Enlaces

Bitacoras.com

TOP Bitacoras.com para México


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris