Facebook Twitter Google +1     Admin


PARA GRITAR “MUERA EL GACHUPÍN”: MANCEBÍA OLIVAR DE CHAMARTÍN

 

Hay barrios burgueses, hay barrios proletarios, hay barrios clericales y hay barrios putos. Para los que no conozcan Madrid, Chamartín es el barrio puto de la capital. Las damas de cadera y pubis oferentes que vemos en Jacometrezzo, Caballero de Gracia, Montera,  y otras calles céntricas, sólo son reliquias de un pasado zarzuelero. Chamartín ofrece a quien quiera ver (o comprar) travestis sin operar, burguesas operadas, amas de casa retiradas de burdeles de autopista, banqueros en activo, concejales ambiciosos, menoreros que admiten visa, master card y american express . Y liberales.
El piojerío liberal que se concentra en la Fundación Olivar de Castillejo muestra una numantina resistencia al trabajo. Cuando al español le sale el gen hidalgo o atraca a su abuela o pone un bar o un lupanar. Los liberales tienen a sus muertos sobreexplotados. De Fernando de los Ríos sólo nos falta saber quién le ponía medias suelas a los botines, de García Lorca  sabemos hasta la marca de brillantina, de Alberti aún estamos repitiendo la digestión de su primera mujer , y  aún nos queda la segunda, si Dios no lo remedia y no nos manda algún estrangulador de viudas hiperactivas y lenguaraces.
O sea que, mientras dejamos a los muertos en barbecho, habrá que poner un bar o un lupanar.
En el año 2005,  pillamos a la Fundación Olivar de Castillejo intentando montar, con éxoticas figuras de la restauración, un alegre chiringuito thailandés, que iba a destruir gran parte de un olivar centanario. El escándalo que se armó obligó al ayuntamiento de ese Pompidou pedáneo que es Ruiz Gallardón a declarar EL Olivar de Chamartín espacio máximamente protegido. Ruiz Gallardón sacrificó su irrefrenada pasión por el plexiglass y el macetero de cemento con tal de inutilizar 11.000 metros cuadrados en un distrito feudo de esa Thatcher con olor a sacristía y repollo que es Esperanza Aguirre. Como la protección dejaba con el derrière al aire a los Castillejo, la gran familia liberal, en forma de Editorial Siglo XXI , y con José García Velasco como prestamero y plegador,  acudió en su auxilio  sirviéndose del Olivar de Castillejo como sede del negocio.
Los pagos de ese arriendo no serán fiscalizados, como tampoco pasarán inspección fiscal alguna las veces que la finca de Calle Menéndez Pidal, 3bis ha sido alquilada para jolgorios. Ruiz Gallardón y García Velasco andan en tratos y quitas con la Residencia de Estudiantes en una operación urbanística de envergadura mayor: la venta y especulación con los terrenos donde se hallan inmuebles de instituciones liberales: decenas de miles de metros cuadrados. Ya han caído varios edificios históricos y, de los liberales, sólo han protestado los únicos a los que no se les ha dejado meter cuchara. Eso sí las firmas de protesta van acompañadas con las puntillas y bolillos del ADN institucionista : sobrino nieto del primo de la hija de un discípulo de Giner...
Y Esperanza Aguirre ( que tiene mucha afición al concejal obediente , pero aprovechado y tontiastuto), anda ocupadísima atendiendo en qué juzgados andan los escándalos de corrupción de sus chicos como para enterarse de nada. “Íñigo, Íñigo, en la que me has metido...”.
Pero este año 2008 es el año de suerte de los liberales. Murió Diego Catalán, tábano cojonero donde los hubo y, además, se celebran los fastos centenarios contra el francés. No hay nación en el mundo que haya luchado con más valor, que haya derramado más sangre, ni haya mostrado mayor resistencia heroica a la civilización y el progreso. Fuera contra Roma, fuera contra Francia, el cerrilismo épico de nuestra patria merece, de cuando en cuando, ser rememorado.
Que seamos cerriles, no quiere decir que nos preocupe gran cosa la dignidad. Aparte del chalet y del coche de hortera pintojo con el que apabullar al cuñado, al español se la trae al pairo la dignidad. Y tiene una admiración obsequiosa y servil con el poder y el dinero. Tenemos dos expresidentes de gobierno de,correveidiles y mandilandines de Berlusconi, Slim,  Mohamed de Marruecos, y Briattore, cuya mayor ambición es, como buenos señoritos de panpringao, ser invitados a yate con paparazzi.  Aquí a nadie se le cae la cara de vergüenza de semejantes fantochadas.
Después de utilizar el Olivar para flamenquerías (subvencionadas por el Ayuntamiento de Madrid), la Fundación Olivar de Castillejo va a alquilarlo, contra toda norma de protección, incumpliendo ordenanzas municipales, y saltándose la declaración como Espacio urbanístico protegido,  para que la Embajada de México conmemore el CXCVIII aniversario de la Independencia, en una fiesta donde es difícil distinguir quien tiene peor gusto, menos distinción y más costra de sarna cultural. Que una embajada cobre entradas a una fiesta nacional **es digno de esa gentuza que gobierna y representa a México. Que una fundación cultural (eso dicen que es jurídicamente) española alquile su sede para que se empapen de tequila los mismos indeseables que silencian los crímenes de Ciudad Juárez y los asesinatos y desaparecidos políticos de México, es revelador del grado de indignidad al que han llegado las escurrajas seminales de los santones liberales.
Cuando  los invitados a la fiesta griten aquello de “Muera el gachupín”, supongo que los gachupines liberales estarán contando los billetes que les han puesto en el escote. Como decían nuestros antepasados: “Puta la madre, puta la hija y puta la manta que las cobija”.

 El espía que surgió del frío.

** "En el marco de la celebración del 198 aniversario de la Independencia de México, la Embajada del país azteca en Madrid prepara una serie de eventos en los que el público podrá disfrutar de los tradicionales festejos al son del marichi y el tequila.
La celebración comenzará el próximo 13 de septiembre con el V Festival Gastronómico Folklórico y Cultural en el que los presentes podrán degustar la gastronomía y disfrutar de la música y el folklore del país latinoamericano.

Este evento, que tendrá un coste de venta anticipada de 15 euros y 20 en taquilla, se llevará a cabo en la Finca "El Olivar" de Chamartín (Menéndez Pidal, 3 bis) y cuenta con un cupo limitado de 1.200 personas."

Gatopardo participa en:

THE BOBs

Comentarios > Ir a formulario



gravatar.comAutor: pedro

Que poca vergüenza tienen algunos, la verdad, todo criticar, poco hacer y mucho envidiar. Piensan los mal pensantes que el olivar tiene todos los días por parte de ellos sus cuentas bancarias abiertas para su sostenimiento. No piensan los bien pensantes cuanto costará tener esos 11.000 metros cuadrados ahí para uso y disfrute de todo aquel que quiera disfrutar de ellos. La gen española tan dada a malgastar saliva, tirar por tierra todo lo que le pilla al paso, pero nunca jamás los veremos en la puerta del olivar diciéndonos: "necesitan ustedes algo"?.

Fecha: 09/07/2011 15:24.


gravatar.comAutor: El espía que surgió del frío a Pedro

Observo que manifiesta usted un contumaz desafecto por la ortografía y las más elementales normas de acentuación y puntuación que deben pautar un discurso racional.
La descoordinación sintáctica de su texto, supongo que tiene su origen en un conato frustrado de mímesis orteguiana sobre la esencia e inmanencia del ser español.
Dado que el término elegido, “gen” (< lat. genus, neutro) no existe aún, en nuestro idioma, en género femenino, le aconsejaría que opte por otro referente discursivo que goce de más solera etimológica, por ejemplo “gens”, o el honesto “pueblo”.
Si necesita cualquier manual sencillo para escribir, cartillas de redacción elemental, no dude en pedírmelos. Encantado de ser de utilidad a ese oasis de cultivada ignorancia que constituye su encomiable fundación, que “ut prisca gens mortalium paterna rura bobus exercet suis”.
PS Usted ha sido alumno del Colegio Estudio ¿verdad ?

Fecha: 10/07/2011 07:58.


Añadir un comentario



No será mostrado.







Gatopardo

Es norma de Gatopardo,
si alguien se pone a tiro,
sea plebe, sea duunviro,
que no se escape sin dardo.
Si la víctima en cuestión
es melifluo y sin humor,
y persiste en el error,
va derecho al paredón.
Si es honesto ciudadano,
observador de la ley
y santurrón como buey,
le colgamos un campano.
Si mujer y sufridora,
y nos cuenta su diario,
que alegre su antifonario
y se haga acosadora.
Si tiene cierto interés
por mostrar carné y nombre,
que luego no se asombre
si recibe algún revés.
Bienvenidos los goliardos,
golfos, rebeldes y bordes,
mentes inmisericordes,
por apellido: Bastardos
Y que no nos den la lata
ni meapilas ni legales:
somos los Irregulares,
somos gente de Zapata.

Temas

Archivos

Enlaces

Bitacoras.com

TOP Bitacoras.com para México


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris