Facebook Twitter Google +1     Admin


DE LA CANCIÓN DEL PIRATA A DAVID BRAVO CONTRA LA SGAE

Video: Canción pirata del pirata

En Gatopardo quedó acordado que relegaríamos todos los estragos de nuestra delicuescente sensibilidad y los dejaríamos para poner a prueba la paciencia de nuestros amigos y amantes, que para eso los escogemos del género sufrido. No obstante, hemos de confesar que la mayor parte de nuestras campañas de apoyo a la libre circulación de las ideas, la inteligencia  y la cultura (donde, por supuesto,  no incluimos las obras completas de Ramoncín, César Antonio Molina, Teddy Bautista, José Luis Rodríguez Neri, Andrés Collado, y cualquiera de los de la alegre cuchipanda del Ministerio de Cultura, SGAE, SDAE, Latinergy, Museekflazz, Egrem, Portalatino, Coqnet, La Central Digital, Argos, la Fundación Autor), lo hacemos como defensores de una concepción de la ética y la épica que proviene de  La canción del pirata: "En las presas/ yo divido/ lo cogido/ por igual;/ sólo quiero/ por riqueza/ la belleza/ sin rival.".
Y con esas premisas, y con nuestro lema: "¡
Que se me caiga la chorra a cachos y se la coman los mengues si les doy mi voto a los que dijeron que sí al canon digital!"  es un  honor  para esta piratería ser capitaneados por David Bravo, de Espacio fílmica, y sumarnos como un solo hombre a su campaña para mejorar los anuncios del Ministerio de Cultura contra nosotros:

Algunos consejos prácticos para que el Ministerio de Cultura aprenda definitivamente a hacer campañas contra la piratería

El Ministerio de Cultura, ése que aplaudía las detenciones de webmasters de páginas de e.links que después quedaban libres por no haber cometido delito alguno, acaba de lanzar una nueva campaña contraria a las descargas p2p. Tengo que decir que, por fin, el dinero público está correctamente invertido. Si bien en las anteriores campañas no se conseguía el efecto perseguido de concienciar a la población (o eso dijo al menos el barómetro del CIS), ahora, quizás por el cambio de ministro, tampoco se consigue el efecto perseguido; pero al menos te ríes y consiguen que pases un buen rato. Eso que te llevas.
No quiero caer en la megalomanía, defecto este que suele darme verguenza ajena cuando la veo claramente reflejado en alguien, pero me da que incluso he inspirado una de las secciones de la campaña. Como algunos recordarán, la primera conferencia mía que se difundió por internet, allá por 2004, fue una que llamé "Las 10 mentiras más famosas sobre la piratería". Pues bien, la sección que les digo de la campaña del Ministerio de Cultura se titula "Las 10 mentiras más difundidas sobre la propiedad intelectual" y en ella te avisan de que "los ilegales intentan engañarte" y te advierten para que "¡No te dejes manipular!". Si alguien no se ha reído al leer que tipos que "guionizan series de éxito" para deslizar mensajes antipiratería tildan a otros de "manipuladores", es que no ha pillado el chiste. Está claro que es un guiño, una ironía. Qué otra cosa puede ser si tiramos de hemeroteca y leemos en los términos en los que hablaban de su anterior campaña "Defiende tu Cultura" en la memoria de 2006 de la Comisión Intersectorial para Actuar Contra las Actividades Vulneradoras de la Propiedad Intelectual.
En esta memoria se admitía casi pacíficamente que el adoctrinamiento era el objetivo principal y el método para lograrlo no era otro que el de la repetición sistemática ad nauseam. Decían, por ejemplo, que la campaña "Defiende tu Cultura" tenía “el fin de propiciar un cambio de actitudes mediante la interiorización de ese mensaje” y, más adelante, sin pelos en la lengua, decían que “se trata de un mensaje que debe mantenerse durante largo tiempo para que pueda ser interiorizado por los ciudadanos” y que “el Plan de medios de la campaña tenía como objetivo llegar al mayor número de personas un número de veces adecuado para que calara el mensaje”. Como digo, resulta paradójico que gente que usa esta retórica tan inquietante hable de aquellos que están a favor de las descargas, y que así lo manifiestan, como manipuladores.
Lo peor de aquella campaña es que se lanzó en vísperas navideñas, porque así, como reconocía la propia memoria de la Comisión, coincidia "con momentos de compra de regalos". Estando ahora a pocos días de Diciembre, supongo que la lógica de mercado de esta campaña es la misma que la anterior: junto con el mensaje antidescargas, promocionar los productos de las compañías discográficas, cinematográficas y editoriales en los momentos en los que existe un mayor consumo.
Animado por haber sido la némesis que ha servido de inspiración para una de las secciones de esta campaña, aprovecho para dar algunos consejos sobre el resto de secciones que, en mi humilde opinión, podían mejorarse.
Primero: El concurso debe dar premios de verdad.
La sección del concurso, permítanme que les diga, es lamentable. En ella me aseguran que la piratería también me afecta a mi y me piden que cuente mi experiencia. De entre los testimonios más desgarradores se seleccionará uno mensual, cuyo autor ganará un premio. Hasta ahí no tengo pegas. Lo que creo que falla es el premio que se ofrece. Es decir, ¿alguien les escribe diciendo "yo era un rico ejecutivo y por culpa de la piratería estoy arruinado" y ustedes le regalan una entrada doble para visitar el Museo del Prado? ¿Están de broma? ¿Lo de la entrada para qué es? ¿Para la reventa? Por favor, que el premio sea de verdad: un coche, un viaje a Japón, conocer a Mamen Mendizábal... Algo que haga ilusión a alguien que está pasando por un mal momento.
Por otro lado, ¿han pensado ustedes en la cantidad de gente que va a inventarse su testimonio? Y lo que es peor: teniendo en cuenta los disparates que sueltan los tipos con los que ustedes se reúnen habitualmente y que tienen en tan alta estima ¿quién va a saber diferenciar lo que se ha mandado en serio y lo que es broma? Voy a ponerles a prueba para demostrar cuán difícil será averiguar qué es real y qué no. Les voy a proponer tres testimonios y ustedes han de adivinar cuál es el que no está basado en absoluto en una declaración real. Ahí van:
1.
- Soy cantante y me consta que por culpa de la piratería Alejandro Sanz ha dejado de comprarse muchos coches Mercedes. Creo que llora por las noches.
2.
- Soy el presidente de una gran asociación de discográficas. Fíjense si las descargas son peligrosas que, el otro día, incluso unos manteros se nos quejaron de que su negocio delictivo se estaba viendo mermado por la piratería en internet y pidiéndonos trabajar juntos contra los piratas de internet. Proponían una alianza entre manteros y discográficas contra un enemigo común y peligroso: los piratas de internet. No crean que les miento, les prometo que los manteros vinieron a plantearnos esto que les digo. Que yo sea el presidente de la asociación que agrupa a las discográficas más importantes del mundo no significa que no pueda echar un rato charlando con estos extraños señores harapientos.
3.-
Somos el grupo technopop "Viceversa", los de la famosa canción de "Tu piel morena sobre la arena" (la rima es nuestra). Habíamos pensado en volver a la escena pero con la piratería y todo eso, la cosa está muy complicada para la gente joven.
Pues bien, de todos los testimonios, aunque parezca mentira, sólo el último no está basado en declaraciones reales, como demuestran estos links respecto del primer y segundo testimonio.
Las bases del concurso permiten al Ministerio de Cultura nombrar un sustituto del ganador si observan "participación fraudulenta" por parte del mismo, probablemente para evitar este tipo de cachondeitos, pero, teniendo en cuenta cómo se las gastan sus amigos en sus declaraciones, la verdad es que no van a tener fácil distinguir lo que se dice en serio de lo que no es más que una broma.
Segundo
: Los testimonios expuestos son blanditos.
Ignoro si los textos que figuran en la sección "Testimoniales" han sido enviados por participantes del concurso anteriormente referido o están ahí expuestos a modo de ejemplo. Si es esto último creo que se pueden mejorar considerablemente. A los testimonios relativos a la pérdida de puestos de trabajo y cambios en el sector hay que darles algo más de fuerza y dramatismo. Que los que lo lean no digan "señores, comprendo su desconcierto y preocupación, pero es que el modelo de negocio ha cambiado radicalmente", sino que digan "esta historia es tan desoladora y me ha llegado tan adentro que voy a empezar a denunciar a todos los piratas que conozca: empezaré por mis hijos".
Una de las historias cuenta que una chica compró un disco en el Top Manta y no era del grupo que ella pensaba (primera desilusión), pero es que para colmo el CD tenía un virus, lo que descubrió porque el ordenador empezó a hacer cosas raras "al día siguiente" (era de estos que incuban en 24 horas). La historia está bien, tiene su cosa y además es trasladable al P2P, que es el verdadero problema y del que ya han dicho ustedes que tiene peligro de virus, pero creo que es necesario hurgar más en la herida. Exponer todas las vísceras del drama. Por ejemplo, ¿a qué se refieren con que el ordenador hacia "cosas raras"? Dicho así parece como si de repente se hubiera vuelto irascible. Además el testimonio dice que ahora el ordenador, además de estar raro, ya"no encontraba algunos archivos". Pero ¿buscó bien el ordenador esos archivos o más bien hacía como el que buscaba para cumplir?
Tercera
: La campaña televisiva supone dar un paso atrás y ceder a la presión de los piratas.
En la campaña "Ahora la Ley Actúa", que se lanzó con el apoyo de su ministerio, se comparaba la descarga con diversos delitos como robar un coche o un bolso. Ese era el camino correcto. El problema es que luego vino lo de la Fiscalía General del Estado con su circular 1/2006 donde se decía que descargar de internet no era delito y los sobreseimientos a páginas de elinks, en cuyas resoluciones los jueces llegan a manifestar que es un "criterio generalizado" que la descarga no es delictiva. Muchos se enfadaron porque ustedes apoyaban una campaña que comparaba la descarga con diversos delitos cuando ésta no lo era. Es posible que eso les haya hecho reaccionar dulcificando un poco el mensaje.
El nuevo anuncio cambia la tónica. Ahora se decanta por contar una historia, que puede ser vista, teniendo en cuenta los precedentes, como algo blanda e incluso confusa.
El anuncio cuenta la historia de una pareja de enamorados. Ambos son felices y se puede deducir por sus comportamientos que también son buenas personas. De ella se intuye que es una mujer tranquila, incapaz de molestar a nadie ni de levantar la voz. Eso sí, tampoco es que sea sumisa. Tiene sus convicciones y las defiende, pero siempre con mano izquierda y sin arrollar al de enfrente. Él es un buen chico. Eso puede verse claramente en que, en un momento dado de la historia, casi pierde a su hijo ante un conductor temerario y, aún así, no se solivianta ni un poquito sino que permanece ahí estático, con su cara de joven buena gente. Además, y este es el dato fundamental que le caracteriza por completo, tiene el pelo semilargo, que le da un aspecto informal pero sin ser descuidado. Es decir, no tiene el pelo corto como un relamido apoltronado en el sistema ni tampoco es un greñudo. No es ni de aquí ni de allá. Digamos que está en el centro, donde no ofende a nadie. Tal vez puede que tire estéticamente un poco a la izquierda, pero sin que se le confunda con un radical, que los extremos se tocan.
Pues bien, como les decía, esta pareja está a un paso de ver cómo su vida cambia por completo. Ella se ha quedado embarazada y, un mal día, tiene que aguantar que fume a su lado una ejecutiva con pinta de prepotente, una de esas que despiden a 100 trabajadores de un plumazo y que descargan música de internet. No le dice nada, porque es prudente, pero la semilla del rencor ya está plantada. Unos meses más tarde, habiendo ya dado a luz, al cruzar por un paso de peatones tiene que reaccionar en el último momento para evitar que un coche atropelle el carrito en el que lleva a su recién nacido. Para colmo, el desalmado que conducía le hace un gesto grosero. Pero eso no es todo, tras estos dos sucesos desagradable, una persona vestida de traje les raya el coche con una llave. La violencia por la violencia.
Finalmente el anuncio nos muestra cómo la vida ha cambiado el carácter de nuestros protagonistas y una noche, al salir del portal de su casa, se ponen a patear contenedores de basura sin razón aparente. Efectivamente, se han vuelto locos.
Pues bien, toda esta historia tiene una moraleja que se trae a colación al final del anuncio para aplicarla a los que descargan de internet y que, básicamente, se resume en que el hecho de que en el mundo haya mucho hijo de puta suelto no significa que tú te tengas que convertir en uno.
A mí, sin embargo, sin dejar de admitir que la evolución de los personajes principales y su descenso a los infiernos a lo Taxi Driver me ha gustado mucho, me parece que se queda a medio camino. Creo que la historia daba para un mayor desarrollo. Por ejemplo, podrían continuar con la historia de los padres violentos dando un nuevo salto en el tiempo hasta la adolescencia de su bebé. Su ahora quinceañero hijo, avergonzado por su aparato en los dientes, no quiere ir a una fiesta. Su madre, ya absolutamente desquiciada por las zancadillas de la vida, le aconseja a su hijo que se acerque a Carla y le sonría con los ojos muy abiertos y el cuello estirado como un demente, lo que se traducirá, como sería de esperar para cualquier persona con dos dedos de frente, en que el niño no perderá la virginidad hasta los 37 años. Aquí sí veo impacto y pulso dramático. Lo que no se puede es empezar comparando a los que descargan de internet con los que dan tirones a los bolsos para pasar ahora a equipararlos con una pareja que patea un contenedor de basura porque se han quedado tarumbas.
Lo que sí me ha parecido una muy buena idea es no haber pedido nunca disculpas por señalar como criminales a los que después se ha demostrado que no lo eran. Eso ya era dar demasiados pasos atrás.
Cuarto
: El logo de la campaña da verguenza ajena.
Aquí seré rápido. El logo de la campaña en el que una "c" de copyright se transforma en una carita sonriente sólo es bueno si el mensaje va dirigido principalmente a niños pequeños, muy pequeños, de 0 a 10 meses.
Quinto: El lema de la campaña es el peor posible.
El lema es "si eres legal, eres legal". ¿Esto va en serio? ¿Qué agencia les ha diseñado la campaña? ¿Pueden recuperar el dinero?
Sexto: La manipulación de la sección "En la Onda" es demasiado patente.
En esta sección se explican aquellas iniciativas que están a "la última en la lucha contra la piratería". La primera de todas ellas es una loable iniciativa de Elías Lafuente, que dirige una compañía de danza integrada por bailarines con Síndrome de Down. ¿Pueden explicarme qué relación hay, aunque sólo sea indirecta, entre esto y las descargas de internet? Sólo queda pensar que se ha colado aquí esta iniciativa para que aquellos que estén a favor de las descargas queden automáticamente clasificados en el sector contrario a aquél en el que se sitúan iniciativas favorables a la integración de personas con discapacidades intelectuales. Es tan burdo, que más que manipulación sólo se le puede llamar, directamente, insulto.

Autor: David Bravo, publicado en Espacio Fílmica

Más información:
*
MACROHOLDING TECNOLÓGICO SGAE, UN CHOLLO PARA DIRECTIVOS
*
DENUNCIAN A LA SGAE ANTE LA FISCALÍA CONTRA LA CORRUPCIÓN Y LA CRIMINALIDAD ORGANIZADA
* SGAE: LA PUNTA DEL ICEBERG DE UN ENTRAMADO SOCIETARIO
* NO SE HA AUDITADO A LA SGAE EN LOS ÚLTIMOS DIEZ AÑOS POR UN VACÍO LEGAL
*
La SGAE y su imperio inmobiliario: Diez edificios para pasarlo 'pirata'
* Un hijo talentoso: la Fundación Autor de la SGAE multiplica por 110 sus activos en tres años
* Cuentas e informe de gestión 2003 de la SDAE.pdf
* Contra el canon digital: ya hay más de un millón de firmantes

 

 

 

26/11/2008 09:32. Editado por Gatopardo enlace permanente. SOCIEDAD CIVIL

Comentarios > Ir a formulario



gravatar.comAutor: cosmofonio

David Bravo es un crack. Y más claro no puede ser.

Fecha: 26/11/2008 13:56.


gravatar.comAutor: Al que se firma Fan de Bil y pone un email falso

Estoy hasta el colodrillo de pelmazos sin sentido de la medida, de la ortografía ni del tema que se plantea.
No vuelva usted a escribir en la sección de comentarios.

Fecha: 28/11/2008 19:20.


Añadir un comentario



No será mostrado.







Gatopardo

Es norma de Gatopardo,
si alguien se pone a tiro,
sea plebe, sea duunviro,
que no se escape sin dardo.
Si la víctima en cuestión
es melifluo y sin humor,
y persiste en el error,
va derecho al paredón.
Si es honesto ciudadano,
observador de la ley
y santurrón como buey,
le colgamos un campano.
Si mujer y sufridora,
y nos cuenta su diario,
que alegre su antifonario
y se haga acosadora.
Si tiene cierto interés
por mostrar carné y nombre,
que luego no se asombre
si recibe algún revés.
Bienvenidos los goliardos,
golfos, rebeldes y bordes,
mentes inmisericordes,
por apellido: Bastardos
Y que no nos den la lata
ni meapilas ni legales:
somos los Irregulares,
somos gente de Zapata.

Temas

Archivos

Enlaces

Bitacoras.com

TOP Bitacoras.com para México


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris