Facebook Twitter Google +1     Admin


MUJERES

 

      La mujer latina   tiene la misma carga  erótica que una santa pintada por Kiko Argüello,  y merece la misma consideración intelectual y artística.

      La mujer latina se ha instalado en ese limbo vital que es el victimismo,  gracias al cual no tiene responsabilidad de sus actos, ni de sus decisiones,  ni de su papel en la historia. Ha elevado lo emocional y la  degradación sentimental a categorías de antinomias kantianas.

      La mujer latina es profundamente inculta,   mentalmente perezosa,  y ha elegido la reivindicación de la ignorancia   y de la incompetencia como recurso retórico de la captatio benevolentiae. En lugar de enterarse para qué sirve esa porción de sesos llamada lóbulo frontal (y, de paso el resto del cerebro), nos da la paliza,  inmisericorde,  con el relato pormenorizado de su vida personal, su costumbrismo de la cotidianeidad,  y su falta de respeto por la inteligencia  ajena.

      La mujer latina ha convertido su relación filial, fraternal, de pareja,  y maternal,  en el carburante inagotable para sus alifafes,  y para ese martirologio vomitivo que cuenta, detalla, rumia, regurgita y pormenoriza, como un endiablado encaje de bolillos, filtiré y punto repulgo de su inanidad.

      Hay una porción de la humanidad que mira al universo y al fondo de los mares, que observa el fin de un mundo y el nacimiento de otro, que investiga, indaga,  descubre y se apasiona despejando las incognitas  de la vida y la materia.  A la mujer latina sólo le interesa su propia parusía vindicativa y lacrimógena: ese bendito día en el que se le reconozca  que las demás mujeres son unas furcias envidiosas,  su novio no la entiende, su hijo no la quiere,  su padre la desprecia, su jefe la discrimina, y los hombres la maltratan, pero ella se merece la luna...

      Y siempre, con bisutería de más y una talla de menos.

Et fiz aqui este mio signo con su seello de çera colorado Gatopardo, l’agüela

 

 

Dibujo de portada de Clifford Carleton

09/03/2009 09:10. Editado por Gatopardo enlace permanente. PERSONAL Y ARBITRARIO

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comAutor: Karina

Yo soy mujer latina, y difero de la opinion del articulista. Habla de la mujer latina como un ser inculto y falto de inteligencia, lo cual NO es cierto, porque brutas hay en todos lados. ¿O no??

Fecha: 27/07/2012 14:55.


gravatar.comAutor: Gatopardo a Karina

Por eso mismo este artículo del tema "personal y arbitrario" lo titulé "Mujeres", en general, para que se aplique a cualquier mujer que, como la mayoría de las latinas, aburra con su egocentrismo inmisericorde a quien esté provisto de oídos.

Y no hacía falta que dijera usted que es latina: se nota en el uso de las mayúsculas sin respeto por la honesta ortografía, y en el interrogativo-exclamativo de cierre como recurso retórico.

¿O qué?

Fecha: 25/08/2012 18:13.


Añadir un comentario



No será mostrado.







Gatopardo

Es norma de Gatopardo,
si alguien se pone a tiro,
sea plebe, sea duunviro,
que no se escape sin dardo.
Si la víctima en cuestión
es melifluo y sin humor,
y persiste en el error,
va derecho al paredón.
Si es honesto ciudadano,
observador de la ley
y santurrón como buey,
le colgamos un campano.
Si mujer y sufridora,
y nos cuenta su diario,
que alegre su antifonario
y se haga acosadora.
Si tiene cierto interés
por mostrar carné y nombre,
que luego no se asombre
si recibe algún revés.
Bienvenidos los goliardos,
golfos, rebeldes y bordes,
mentes inmisericordes,
por apellido: Bastardos
Y que no nos den la lata
ni meapilas ni legales:
somos los Irregulares,
somos gente de Zapata.

Temas

Archivos

Enlaces

Bitacoras.com

TOP Bitacoras.com para México


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris