Facebook Twitter Google +1     Admin


EL INFORME RYAN REVELA QUE, EN LAS INSTITUCIONES CATÓLICAS, LAS VIOLACIONES Y ABUSOS SEXUALES SON ENDÉMICOS CONTRA LOS NIÑOS A SU CARGO

 

Según un informe conocido hoy, la violación y el acoso sexual eran "endémicos" en  las escuelas de formación profesional y orfanatos gestionados por Iglesia Católica irlandesa
La investigación, que ha durado nueve años, descubrió que los sacerdotes católicos y monjas aterrorizaron durante décadas a miles de niños y niñas en la República de Irlanda, mientras que los inspectores del gobierno no fueron capaces de  detener  las palizas, violaciones y  humillaciónes continuadas.
El juez del Alto Tribunal, Sean Ryan hizo publicó  hoy el informe final, de 2.600 páginas, de la Comisión de Irlanda sobre el abuso contra niños, que se basó en el testimonio de miles de antiguos internos y funcionarios de más de 250 instituciones dirigidas por  la iglesia. Se requirió la presencia de la policia en  la conferencia de prensa,  ya que se produjeron escenas de airada indignación porque se les impidió la entrada a las víctimas.
Desde la década de 1930 hasta  el cierre de instalaciones en el decenio de 1990, más de 30.000 niños a los que que se consideraban como  pequeños ladrones, rateros o de familias disfuncionales -una categoría que incluye a menudo a las madres solteras- fueron enviados a la severa red de escuelas industriales, reformatorios, orfanatos y albergues de Irlanda.
Ante el descubrimiento de estos hechos, el nuevo arzobispo de Westminster, monseñor Vicente Nichols,  se ha apresurado a decir que aquellos sacerdotes que participaron en el abuso sexual de niños han tenido un gran coraje al afrontar sus propias acciones. En una entrevista que se transmitirá esta noche en ITV News at Ten, dijo: "Pienso en aquellos miembros de órdenes religiosas y en algunos de los clérigos en Dublín que han de hacer frente a estos hechos de su pasado y que, por instinto, como es natural, preferirían  no ver. Para eso se necesita coraje, y tampoco debemos olvidar que  este informe eclipsará  todo el bien  que también hicieron"
Sobrevivientes de Abuso Infantil en Irlanda (ISOCA), una organización creada para ayudar a las víctimas,  ha condenado al recién nombrado jefe de la Iglesia Católica en Inglaterra y Gales por sus observaciones.
"Lo que ha dicho el Arzobispo es una basura y eso usando un adjetivo muy amable. Creo que he oído este tipo de estupideces pronunciadas por los políticos irlandeses como Bertie Ahern, el ex primer ministro. Es la palabrería de quien no lleva la razón y que me deja frío . Lo que el Arzobispo de verdad tiene que hacer es  analizar el carácter y la naturaleza de la gente de la que está hablando y preguntarse si son capaces de ser buenos" -dijo Patrick Walsh.
El informe reveló que el abuso sexual y la violación son "endémicos" en las instituciones para niños varones, principalmente las dirigidas por la orden de los Hermanos Cristianos, y que  los supervisores siguieron una política que agravó el peligro. Las niñas bajo la supervisión de las órdenes de monjas, principalmente las Hermanas de la Misericordia, sufrieron muchos menos abusos sexuales, pero, en cambio,  tuvieron que padecer constantes agresiones y humillaciones  ideadas para demostrarles lo poco que valían.
"En algunas escuelas era una rutina las palizas ritualizadas. A la niñas se les sujetaban artilugios diseñados para maximizar el dolor y se les golpeaba en todas las partes del cuerpo", señala el informe. "La denigración personal y de sus familias estaba muy extendida."
El informe llegó a la conclusión de que cuando las autoridades religiosas tuvieron que enfrentarse con  la evidencia de los  abusos sexuales optaron por  transladar a  los culpables a otro lugar, donde,  en muchos casos, eran libres de abusar de nuevo.
"Hay evidencia de que tales personas volvían a asumir puestos de enseñanza a los pocos días de haber recibido dispensas por serias acusaciones o admisiones de haber cometido abusos sexuales" señala el informe. "La seguridad de los niños en general no era un asunto digno de tenerse en cuenta"
La iglesia católica se ha enrocado ante el informe, que fue retrasado en repetidas ocasiones por demandas de la Iglesia, pérdida  de documentación y presunta obstrucción del gobierno.
Los Hermanos Cristianos retrasaron la investigación durante más de un año con una demanda que defendió con éxito el derecho de sus miembros  al anonimato en todas las referencias en el informe, incluso en los casos en que los Hermanos han sido condenados por ataques sexuales y físicos contra los niños.
La Iglesia ya ha protagonizado diversos escándalos por los abusos sexuales de varios sacerdotes en diversas parroquias irlandesas. Los expertos de la Comisión han tratado de producir un amplio retrato del daño  sexual, físico y emocional infligido a los niños que fueron sus víctimas. Miles de sobrevivientes dijeron que no tenía ninguna forma segura de contar sus historias hasta que la investigación se inició,  porque gran parte de la sociedad católica irlandesa los habría considerado unos mentirosos.
ISOCA ha dicho hoy que es hasta ahora el Vaticano quien ha sido el encargado de investigar sus órdenes religiosas en la República.
John Kelly, el coordinador de ISOCA en Dublín, dijo: "Ahora que la comisión Ryan [Laffoy] ha terminado, hacemos un llamamiento al Papa  Benedicto XVI  para que convoque un tribunal especial para investigar a fondo las actividades de las órdenes religiosas católicas en Irlanda."
"Entre otras cosas, por ejemplo, un tribunal así podría determinar el paradero de los bienes públicos irlandeses que fueron objeto de apropiación indebida durante muchos años por las órdenes religiosas y de su  restitución al erario del Estado irlandés."
Durante las investigaciones de la comisión, se recogió evidencia oral  de más de 1.000 personas, de edades comprendidas principalmente entre los 50 y  70 años.
Varios cientos viajaron a Irlanda desde EE.UU. y Australia, para describir su infancia de terror e intimidación.
Una de las víctimas, John Walsh, de Isoca, calificó el informe como un hachazo que había dejado enormes heridas abiertas. "El poco consuelo que tenemos es saber que se ha reivindicado a las víctimas que fueron violadas y abusadas sexualmente", dijo.
"Estoy muy enojado, amargado, y me siento defraudado y engañado. Nunca habría abierto mis heridas si  hubiera sabido que esto iba a ser el resultado final. Ha sido devastador para mí y para la mayoría de las víctimas porque no hay procedimiento penal ni petición de responsabilidades."
La primera juez de la comisión, María Laffoy, dimitió de su cargo en 2003, alegando que el departamento irlandés de Educación -que estuvo a cargo de la inspección de los orfanatos y escuelas industriales- se negó  a entregarle la documentación.

Henri Mc Donnals, publicado en The Guardian
Traducido por Gerald Widemann
 Informe Ryan: The Commission to Inquire into Child Abuse :( Lo estamos  traduciendo al español.)

Más información:


Foto de L W Hines

Nota bene del equipo Gatopardo:
¡Y luego se quejan de que los rojos  mataran curas e incendiaran iglesias! ¡Pocos parecen!

20/05/2009 19:12. Editado por Gatopardo enlace permanente. INFORME RYAN - IRLANDA

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comAutor: Pablo Santiago

Tengo una novela inédita de un autor catalán titulada "Vertedero de muñecas" en que se toca tangencialmente la pederastia en los colegios católicos españoles. ¿Y aquí cuándo? ¿O los del Opus Dei son mejores que los Legionarios de Cristo? ¿Los jesuitas más santos que los nemesianos? ¡Pero si hasta el pobre Javier Ortiz, recién fallecido, lo insinúa en su obituario! Pero poco podemos esperar de un país que no consigue enterrar a sus muertos. ¿Le vamos a pedir que condene a éstos si no lo hace con asesinos?

Fecha: 22/05/2009 16:44.


gravatar.comAutor: ENTREVISTA: MICK WATERS narra los abusos sufridos en su infancia

Las palabras de Mick Waters puedan parecer duras leídas negro sobre blanco, pero su voz es como su mirada: un flujo constante de pena, rabia y misericordia. Ésta es la historia de este sexagenario, contada por él mismo en la terraza de una modesta cafetería de Coventry, en el centro de Inglaterra.
"Yo tenía 10 años cuando me llevaron a la escuela industrial de la congregación de los Hermanos Cristianos en Artane. Era en los primeros años 50. El Gobierno le había adjudicado a mi familia una casa nueva en Dublín pero era demasiado pequeña y yo me quedé a vivir con mi abuela y seguí yendo a la escuela de siempre. Al cabo de dos años me convocaron en los tribunales por algo relacionado con la escuela. Yo no sabía qué podía ser. Fui con mi padre y dijeron que llevaba dos años sin ir a la escuela. Yo era un niño y no entendía de qué hablaban. El problema es que mi familia me había registrado en la nueva escuela pero yo seguí yendo a la vieja. No me hicieron caso y me encerraron en Artane".

"Para mí fue como si me llevaran a la cárcel. Era una injusticia tan grande... Pero a nadie le importaba. Luego supe que todo se debía a que las órdenes religiosas que regentaban las escuelas industriales iban cada lunes a los tribunales para conseguir nuevos niños porque el Estado les pagaba según el número de alumnos".

"Hoy puede parecer extraño que me hicieran eso. Pero el poder de las órdenes religiosas era tan grande que el Gobierno no se atrevía a intervenir. Si un niño moría en un instituto no estaban obligados a informar a la policía para que investigara. Como dentro había una Iglesia, se consideraba tierra consagrada que no se podía corromper. Yo estaba traumatizado en Artane. No estaba acostumbrado a una escuela con 850 niños, enorme, un viejo castillo oscuro y muy frío, un lugar muy hostil. Sentía un vacío absoluto. Nunca te veían como a un niño pequeño. Te enfrentabas a todo tipo de castigos corporales. Te golpeaban en las manos o en el trasero, te retorcían el cuello, había todo tipo de castigos. Te pegaban con cualquier cosa. Lo hacían para que te conformaras".

"Aquellos enormes dormitorios con 250 niños tenían una habitación de castigo y se oían los gritos de los niños llorando de horror y dolor. Los gritos se extendían por todo el dormitorio y eran otra forma de meternos el miedo en el cuerpo. Y abusaban sexualmente de los niños, les degradaban sexualmente enfrente de los otros niños. De mí también abusaron sexualmente. Oh, sí. Yo era una persona fuerte. Aún lo soy. Y a la gente con carácter siempre la llevaban a la habitación de castigo y ahí dos o tres hermanos hacían lo que querían contigo, para satisfacer sus costumbres más sucias. Cuando eres un niño no comprendes los abusos sexuales. No sabes lo que es el sexo. Pero en el fondo del corazón sabías que era algo malo. Hay cosas que no comprendes pero sabes que son algo terrible".

"Muchos niños estaban como muertos. En realidad nunca tuvieron vida. Fueron, fuimos todos, destruidos allí. Sin nadie que les cuidara, que les enseñara qué hacer, cómo coger un autobús, pagar un alquiler o preparar la comida. Cómo vivir".

"Nunca hablabas con los demás de lo que te pasaba. Tenías miedo de que viniera el hermano y tú fueras el siguiente. Una vez se lo mencioné a un sacerdote muy joven que estaba en su primer destino. Se quedó sorprendido y en su inocencia les preguntó qué pasaba. Le trasladaron y ese día me pegaron hasta dejarme inconsciente. Estuve seis semanas en el hospital".

"Yo dejé la escuela con 15 años. Traté de volver con mis padres pero no pude. La conexión se había roto. Me fui al Ejército pero se dieron cuenta de que era menor y trabajé repartiendo periódicos. No podía encontrar nada mejor porque en cuanto decía de qué escuela venía me veían como una mala persona. Era un estigma. No había nada para mí y en cuanto pude me vine a Inglaterra. Hice todo tipo de trabajos. E intenté educarme. Sabía que necesitaba educación porque es la clave para todo. Iba a la escuela nocturna. Estudiaba inglés, y matemáticas. Más tarde hice un curso de cinco años de psicología. Quería trabajar en algo que me permitiera ayudar a otra gente. Dio sentido a mi vida. Trabajé en un instituto con víctimas de malos tratos. Ahora trabajo con gente que ha sufrido abusos en Jersey, en las islas del Canal. Llevo 25 años trabajando en el mundo de la educación, aquí en Coventry. Es muy gratificante. Hay niños que no saben leer ni escribir con propiedad pero tienen un cerebro preparado para el conocimiento". [Waters insiste en que se publique su teléfono, por si algún lector necesita contactar con él: (+44) 0 2476.551.952]

Y prosigue su relato: "Me casé joven. Pero no podía explicarle a mi esposa lo que me había ocurrido. Simplemente no podía. Lo intenté muchas veces, pero tenía miedo de que me dejara. Con el paso del tiempo se lo acabé explicando. Y ella me dijo: 'Sabía que había algo, lo sabía, pero no podía preguntártelo; tenía que esperar a que tú me lo dijeras a mí'. Y todo salió bien".

"Durante mucho tiempo intentamos que se reconociera lo que pasó en las escuelas. Por fin, el 11 de mayo de 1999, Bertie Ahern [entonces primer ministro de Irlanda] se disculpó. Fue fantástico, algo grande. Era el final de un viaje y el principio de otro. El momento de dejar trabajar a la comisión de investigación y ver qué ocurría. Ahora, de alguna manera me siento vindicado por el trabajo de la comisión. En líneas generales damos la bienvenida al informe porque refleja lo que creemos que nos pasó. Por supuesto, en opinión de mucha gente los religiosos que cometieron los abusos tenían que haber sido identificados pero las órdenes eran muy reacias a admitir lo que ocurrió; para ellos no había pasado nada y tendríamos que estar agradecidos de que se hubieran ocupado de nosotros. Han estado obstruyendo mucho. No querían entregar ningún documento porque sabían que había muy mala gente, sabían lo que habían estado haciendo, y que muchos habrían acabado en la cárcel. Para ser sincero, se llegó a un acuerdo con esas órdenes, que aceptaron entregar esa información con la condición de que no saliera de la comisión y no se publicara".

"Las órdenes habían entregado a algunos seglares que cometían abusos para hacer ver que afrontaban el problema. Pero nunca entregaron a los mayores perpetradores. Los trasladaban de escuela a escuela y les cambiaban el nombre".

"La gente me pregunta si tengo alguna foto de cuando estaba en el instituto, pero no: no había cámaras allí, no se tomaban fotografías. Hace cuatro o cinco años, viendo una vieja película de un festival de Corpus Christi me identifiqué a mí mismo, cuando tenía 11 años. Fue la primera vez que me vi de niño en aquel lugar. Porque tampoco había espejos, nunca veías tu propio reflejo".

"No puedo creer en las enseñanzas de la iglesia católica. Creo en Dios, tengo temor de Dios, pero no creo en una iglesia que se esconde en la ley canónica para esconder sus abusos. Creo que ahora en Irlanda está pasando con los niños inmigrantes lo que nos pasó a nosotros. Hay demasiados menores inmigrantes que son llevados a refugios y desaparecen. Y a nadie parece importarle. Una vez le dije al arzobispo de Dublín: 'por favor, no me diga que los abusos de niños en el seno de la Iglesia son cosa del pasado. La gente sabe que personas de muy alta posición en la jerarquía esclasiástica estaban al tanto de lo que ocurría'. ¿Y qué están haciendo? Ahora puede suceder lo mismo. A tus hijos o a tus nietos. ¿Cómo sabes que no? Todos tenemos que hacer lo posible por acabar con esto. Tenemos que proteger a los niños hasta que pueden protegerse a sí mismos".

"Cuando empezó este movimiento, hace más de 10 años, muchos conocidos católicos dejaron de hablarnos a mí y a mi mujer por lo que decíamos de la Iglesia. Fue triste pero es un precio que hubo que pagar. En el último año y pico se han percatado de que estaban equivocados. Pero si lo hubieran hecho hace 10 años a lo mejor se podría haber ayudado a aquel niño o aquella niña de la calle. Pero así es la vida. Así es la naturaleza humana. Ojalá la gente se de cuenta de que este informe explica lo que pasa en Irlanda, pero en realidad se refiere a algo que pasa en el mundo entero".

(Éste es uno de los 25.000 testimonios de niños torturados en Instituciones católicas de Irlanda)

Fecha: 24/05/2009 10:06.


gravatar.comAutor: Tercera Opinión

No, si al final tendrán razón con la campaña esa del lince.

Te invito a leer mi artículo y te aseguro que al final estarás de acuerdo en que en Irlanda los linces están más protegidos que algunos niños.

http://www.terceraopinion.net/2009/05/24/tenian-razon-con-lo-del-lince/

Un saludo.

Fecha: 25/05/2009 16:34.


gravatar.comAutor: Armando Antonio Bacca Mena

En mi libro LA BESTIA, EL ANTICRISTO 666, demuestro con fundamento bíblico que la iglesia católica de Roma es el anticristo en la tierra y que tiene el número diabólico 666

Fecha: 01/04/2010 07:07.


gravatar.comAutor: Armando Antonio Bacca mena

Si algún lector está interesado en conocer el contenido de mi obra LA BESTIA, EL ANTICRISTO, 666, puede contactarme en Colombia al celular 3167555370, pues publiqué 1000 libros en el 2006 y no me queda ninguno, es tamaño medio oficio y tiene 492 páginas, por lo tanto, tendrán que esperar a la segunda edición. gracias.

Fecha: 01/04/2010 07:11.


gravatar.comAutor: Ferd Bonfut

tengo una pregunta si me podrian contestar agradeceria, es para un trabajo universitario. realmente ¿cuál es el motivo y el fin de estos abusos por parte de los frailes, monjas y demas?

Fecha: 09/04/2010 23:39.


gravatar.comAutor: geo

todos sabemos que esas porquerias de abusos sesuales y violaciones masivas en todo el mundo ocurren en escuelas catolicas protestantes judias cretianos ortodoxos y evangelicos ( aca en argentina son de lo peor junto con los afros ) privadas y publicas siendo el primer puesto por lejos en las publicas y las privadas laicas seguidas de las catolicas protestantes etc es peor en las universidades pero a eso lo llaman abuso sexual o acoso sexual y es todavia peor en otros ambitos donde incluso captan con engaños a chicas para la trata de blancas lo de la iglesia catolica es malo pero es mucho peor es en las otras religiones protestantes empezando con los evangelicos incluso en los judios y los laicos esta es una enfermedad que no tiene cura ya que se sabe que el 60 por ciento de las mujeres de entre 11 y 50 años han sido abusadas en distintos ambitos mediante manoseos desnudadas toqueteadas y con juegosa sexuales sin penetracion por lo que es dificil probar el delito los casos de violacion y demas son menos comunes y alcanzan a un 20 por ciento de ese total no defiendo a los curas pero miren para todos lados ya que hay mierda en todas partes esto es ante todo una estrategia para destruir la iglesia catolica ya que se ensañan con la misma inglesia catolica y no con otros entes religiosos

Fecha: 25/03/2012 12:06.


gravatar.comAutor: Gatopardo

Armando Antonio Bacca Mena:

Cuando se quiere poner publicidad gratuita de un producto, es costumbre pedir permiso.

Espero que lo tenga en cuenta y no siga metiendo la pata aquí.

Ferd Bonfut:

¿Con ese bajísimo nivel de ideación, de comprensión, y de expresión escrita está usted haciendo un trabajo universitario?

geo:

¿Qué tiene usted contra la ortografía y la sintaxis?

¿No habrá ido a colegios religiosos, que se caracterizan por crear analfabetos funcionales que no tienen ni pajolera idea de lo que leen, y cuando se expresan por escrito hacen un galimatías como el que usted ha puesto aquí?



Fecha: 25/03/2012 12:38.


Añadir un comentario



No será mostrado.







Gatopardo

Es norma de Gatopardo,
si alguien se pone a tiro,
sea plebe, sea duunviro,
que no se escape sin dardo.
Si la víctima en cuestión
es melifluo y sin humor,
y persiste en el error,
va derecho al paredón.
Si es honesto ciudadano,
observador de la ley
y santurrón como buey,
le colgamos un campano.
Si mujer y sufridora,
y nos cuenta su diario,
que alegre su antifonario
y se haga acosadora.
Si tiene cierto interés
por mostrar carné y nombre,
que luego no se asombre
si recibe algún revés.
Bienvenidos los goliardos,
golfos, rebeldes y bordes,
mentes inmisericordes,
por apellido: Bastardos
Y que no nos den la lata
ni meapilas ni legales:
somos los Irregulares,
somos gente de Zapata.

Temas

Archivos

Enlaces

Bitacoras.com

TOP Bitacoras.com para México


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris