Facebook Twitter Google +1     Admin


HERRERILLO COMÚN: PARUS CAERULEUS

Blue Tit (Cyanistes caeruleus) 

 

      En mi lejana adolescencia tuve la suerte de no “socializar” bien, y pude librarme de los rituales de cortejo de mi generación, toscos y maquiavélicos, donde las posibles piezas de caza amatoria solían estar en un estado lastimoso de confusión balbuceante, después de infinitos paseos calle arriba y calle abajo, ellos con ellos, y ellas con ellas, en grupos homogéneos de cuna, clase, y educación. Al cabo, algún suceso extraordinario propiciaba el contacto visual, y ellas frenéticas de dicha, susurraban:

      —“¡Me ha mirado!”.

Hubiera hecho falta un arduo proceso de domesticación, que yo no tenía, para encontrar interesante aquella peripecia sin argumento, y creo que aguanté una semana.

      A partir de entonces me dediqué a desarrollar mi proverbial espíritu cotilla yéndome de acampada, armada de bloc, lápices de colores y unos prismáticos prestados, y me quedaba guarecida en algún refugio natural, quieta durante horas, mientras observaba a los lagartos que salían de entre las grietas de las rocas, a los conejos que boxeaban al amanecer sobre los majanos o el nido de arrendajos, con su ir y venir a su supermercado particular para dar de comer a aquellos guájaros insaciables.

      Uno de los pájaros más comunes en España y más encantadores de observar es el Herrerillo Común (Parus caeruleus), que mide unos 11 centímetros. Es cauteloso y huidizo; pero suele perder rapidamente su desconfianza con los ejemplares humanos que no hacen gestos bruscos, tienen un tono de voz pausado y no tratan de acercársele. En ese caso pueden entrar por la ventana por si hubiera en la casa algún apetitoso insecto remoloneando.

      En los primeros días de buen tiempo, el macho se lanza en un vuelo nupcial desde la copa de los árboles con sus azuladas alas extendidas, para exhibir el plumaje de su pecho amarillo azufre y su capirote azul, que adquiere en esta época un color más vivo.

      El Herrerillo Común prefiere los árboles de hoja caduca y suele evitar los bosques umbríos de coníferas. Desde febrero anida en huecos o en nidales muy estrechos, que elige así para defenderse mejor. Se le puede ver a menudo colgando boca abajo en los extremos de las ramitas, como en este delicioso dibujo que reproduzco aquí, cortesía de Pájaros de España.


      Silenciosos en verano, sólo se les oye a primeras horas de la mañana, los herrerillos comunes recobran su vitalidad en setiembre. En esta época van en grandes bandadas, y migran según los años y los sectores geográficos. Disminuyen en invierno, tiempo de hambre para el herrerillo común, que es sobre todo insectívoro, y ha de buscar entonces, larvas y ninfas ocultas bajo las cortezas y las hojas caídas.

      Cría en terrenos arbolados, generalmente en bosques caducifolios o mixtos, y en parques y jardines. En invierno visita a menudo los comederos que los amigos de las aves aprovisionan.

      Para formar el caracter no hay nada como aprender a observar, a tomar nota de los hechos sin tratar de modificarlos para que coincidan con lo que creemos, y saber esperar. Aplicado al campo de la política me permite observar el comportamiento de cualquier partido político con espíritu de entomóloga, y no trato de ocultar los comportamientos que me repugna admitir, como por ejemplo, las decisiones genocidas contra miles de personas que huyen de la muerte y del hambre de África, mediante un pacto con el autarca marroquí, formado en EEUU en las tácticas de exterminio que la CIA domina; y no tengo la tentación de abandonar los prismáticos cuando observo que a la intifada saharaui, que ha propiciado el partido actual en el gobierno, les han respondido provocando avalanchas suicidas contras las alambradas para negociar el alpiste.

      Las leyes que rigen el comportamiento de la bandada mantendrá a sus votantes mirando delicadamente hacia otro lado, entretenidos en picotear hasta la muerte a los especímenes heridos, más débiles,  o que no se ajustan a la norma.

      Os recomiendo que visitéis los enlaces que pongo a continuación, que observéis lo que existe y es,  os emborrachéis de color y de belleza,  y dejéis las bebidas de alta graduación y los antidepresivos para quienes tengan vocación de zombi.

Gatopardo

Foto de portada: vía Wikipedia

** Pájaros de España
 


Video YouTube: Herrerillo común comiendo una manzana:

04/07/2009 07:44. Editado por Gatopardo enlace permanente. PERSONAL Y ARBITRARIO

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.







Gatopardo

Es norma de Gatopardo,
si alguien se pone a tiro,
sea plebe, sea duunviro,
que no se escape sin dardo.
Si la víctima en cuestión
es melifluo y sin humor,
y persiste en el error,
va derecho al paredón.
Si es honesto ciudadano,
observador de la ley
y santurrón como buey,
le colgamos un campano.
Si mujer y sufridora,
y nos cuenta su diario,
que alegre su antifonario
y se haga acosadora.
Si tiene cierto interés
por mostrar carné y nombre,
que luego no se asombre
si recibe algún revés.
Bienvenidos los goliardos,
golfos, rebeldes y bordes,
mentes inmisericordes,
por apellido: Bastardos
Y que no nos den la lata
ni meapilas ni legales:
somos los Irregulares,
somos gente de Zapata.

Temas

Archivos

Enlaces

Bitacoras.com

TOP Bitacoras.com para México


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris