Facebook Twitter Google +1     Admin


EL RUANO MIGUEL SEBASTIÁN, ENTERRADOR DE LAS ENERGÍAS ALTERNATIVAS, BUSCA CEMENTERIO NUCLEAR


      La mafia nunca ha tenido problemas para desembarazarse de sus desechos.  Forma parte de las historias que no conviene difundir que algunas  funerarias ponen a su disposición  ataudes especialmente ligeros y lujosos, con un falso fondo  para un segundo finado.

      Desde que la mafia entró en la construcción, el cemento armado ha servido de nicho anónimo, y  las brigadas de demolición  pueden sacar restos humanos en cuanto ahondan en los cimientos de los edificios y los aparcamientos. Y desde que entró  en el negocio del reciclaje de  residuos sólidos, en los vertederos, bajo montañas de basura,  hay  una buena cantidad de contaminantes  químicos, bacteriológicos, y una más que chocante  proporción de occisos y radiactividad. Algunos de los investigadores pardillos que se han paseado por allí para comprobarlo, no volvieron a aparecer, o pasaron del ardoroso ecologismo a desempeñar cargos de libre designación en los aledaños del Ministerio de Industria y Energía o el de Sanidad, defendiendo los intereses de las empresas constructoras,  eléctricas, químicas y farmacéuticas.

      Como  nos  maliciábamos, una alternativa para las plantas cementeras después del pinchazo de la burbuja inmobiliaria, consiste en incorporarse al negocio de los basuras tóxicas, utilizándolas como combustible,  y a las autoridades les importa un bledo que contaminen el aire,  el entorno,  y el cemento que producen con niveles peligrosos de furano, dioxinas, y metales pesados.

     Esta lenidad con los que nos envenenan no es  algo tan raro como nos gustaría pensar. La empresa Erkimia-Ercros entre 1988 y 1993,  vertió al pantano de Flix  radionucleidos (contaminación radiactiva), metales pesados (mercurio, cromo, níquel, cadmio, cobre, arsénico y zinc),  compuestos organoclorados,  y  productos prohibidos desde hacía años, como el DDT. Diez años después, en un alarde humorístico muy común en nuestro sistema judicial, que  si los acusados tienen padrinos suele esperar hasta que prescribe el delito, se llegó a un pacto  extrajudicial para evitar la onerosa carga  de un juicio público,  y condenó a  cinco directivos de   la planta de Erkimia en Flix, a  seis meses y un día de prisión menor y una multa de 30.100 euros,   haciendo constar en la sentencia que "los acusados no produjeron daño efectivo a personas ni al medio ambiente, aunque incurrieron en una conducta de riesgo". 

      Hablamos de 300.000 toneladas de residuos "tremendamente peligrosos", según el Ministerio de Medio Ambiente,  que ha formado  una masa apelmazada en el pantano de Flix,  cuya eliminación se ha presupuestado en 162 millones € y  tres años y medio de trabajo para extraerla sin que  se mueva y se desplace río abajo, porque eso significaría el envenenamiento del río Ebro y de las tierras circundantes a lo largo de  cientos de kilómetros. Ni qué decir que el 90% del coste se paga con los presupuestos destinados al Ministerio de Medio Ambiente; es decir, que lo pagamos con nuestros impuestos;, y punto en boca. Mientras, Erkimia-Ercros ha recurrido la sentencia que la condenó a pagar el 10% de esta factura.

      Para no desentonar, las denuncias ante el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) de la Organización de Consumidores de Catalunya (OCUC), Ecologistes en Acció, Greenpeace, Alternativa Verda y el Grup de Científics i Tècnics per un Futur No Nuclear a partir de una investigación del periodista Pep Ros siguen en vía muerta. Ningún organismo público ha hecho ni puñetero caso de estos análisis y denuncias, y tampoco el  Ministerio de Sanidad ha tomado en cuenta ni ha analizado la  radioactividad  de  los productos  alimenticios procedentes de los animales que consumen pienso fabricado por Erkimia-Ercros:

   "Los análisis realizados por el laboratorio independiente de la CRIIRAD constatan que el sulfato dicálcico de Erkimia contiene elementos radiotóxicos que se acumulan en el organismo y que son activos durante muchos años. El sulfato dicálcico se produce a partir de un mineral, la fosforita (procedente del Sahara), que presenta radioactividad en su estado natural. El componente fabricado en Erkimia contiene uranio 238 (tiene un periodo de desintegración de 4500 millones de años. Es el primero de una familia de elementos radioactivos que se generan cuando se desintegran). En la espectrometría gamma aparece otro elemento de la cadena del Uranio 238, el plomo 210 (con un período de desintegración de 22 años) y en la espectrometría alfa del laboratorio IRSN (París) se ha detectado el polonio 210 en unos niveles de 1.400 becquerelios por kilo (un becquerelio es una unidad que mide la radioactividad y equivale a una desintegración por segundo). El Polonio 210 tienen un período de semidesintegración de 138 días, siendo emisor de radiaciones alfa y muy peligroso por ingestión.

      (...) este alto contenido en radioactividad del fosfato dicálcico empleado por Erkimia en Flix surge por el hecho de que el plomo 210 o el polonio 210, una vez inhalados o ingeridos, se acumulan en el organismo. El alto contenido energético de la radiación de estos elementos puede romper el ADN de las células. La problemática del polonio 210 es conocida también por ser uno de los agentes cancerígenos presentes en el humo del tabaco y, por tanto, responsable del cáncer de pulmón. El responsable del laboratorio francés CRIIRAD, Bruno Chareyron, señaló que "la ingestión de sólo 0,3 gramos de fosfatos dicálcico por día, cada día del año, conduciría a un niño de entre 2 y 7 años a sobrepasar la dosis máxima anual admisible de radioactividad" (1.000 microSievert por año según la directiva comunitaria).

        No es extraño que, viendo lo visto, 
Miguel Sebastían,  ministro de Industria y Energía,  esté tan seguro de que habrá "pelea" entre municipios por acoger el cementerio nuclear que saldrá a concurso para el otoño de 2009. Y dice que es seguro, que lo tienen todo estudiado, y crearán puestos de trabajo. Sabe que puede contar con sus aparceros en los Ayuntamientos, y con una ciudadanía que tiene la tasa más alta de adictos a los psicofármacos,  por prescripción facultativa, y con un índice de analfabetismo funcional entre los alumnos que han terminado la Enseñanaza Obligatoria,  sólo parangonable al de sus padres.

      Los mangantes que nos gobiernan saben que  no  nos vamos a enterar de los desastres que han provocado, ni de los que nos preparan, y que no van a condenar jamás a los responsables.

      Dios es bueno cuando estamos vivos...

El espía que surgió del frío

Más información:
* CENTRALES NUCLEARES: MIGUEL SEBASTIÁN, EL CAPATAZ DE PRODI EN ESPAÑA

Se ofrece cementerio de residuos nucleares para Ayuntamiento en ruinas
Incineradora cementera contaminante en El Bierzo
Denuncia sobre la radiactividad provocada por Erkimia-Ercross en la cadena alimentaria
Commission de  Recherche et d’Information  Indépendantes sur la Radioactivité (CRIIRAD)
Desastre de Aznalcollar
Acerinox: contaminación radiactiva en Huelva

Vertidos de sulfato de cobre, cianuro, sulfato de cinc, ácido sulfúrico, en la Bahía de Portmán (Murcia)
*
    Barracuda. Y lo llaman ecovertedero (Urbaser. Zaragoza)

      Desde el Sekano: Sucias mentiras. (Urbaser. Zaragoza)

* Plantas cementeras incineradoras de residuos sólidos tóxicos:
Cementos Cosmos (Oural, Lugo;  y próximamente, en Toral de los Vados, León)
Cementos Alfa (Valdeolea, Cantabria)
Financiera y Minera (Arrigorriaga, Vizcaya)
Lemona (Bilbao, Vizcaya)
Financiera y Minera (Añorga, Guipuzcoa)
Portland Valderribas (Venta de Baños, Palencia)
Holcim (Yeles, Toledo)
CEMEX (Yepes, Toledo)
Lafarge-Asland (Villaluenga de la Sagra, Toledo)
Uniland Cementera (Sitges, Barcelona)
CEMEX (Alcanar, Tarragona)
CEMEX (Lloseta, Mallorca)
CEMEX (Buñol, Valencia)
Lafarge-Asland (Valencia)
CEMEX (Sant Vicent del Raspeig, Alicante)
Holcim (Lorca, Murcia)
Holcim (Torredonjimeno, Jaén)
Grupo Cosmos (Córdoba)
Holcim (Carboneras, Almería)
Holcim (Gádor, Almería)
Holcim (Jerez de la Frontera, Cádiz)
Cementos Goliat (Málaga)

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.







Gatopardo

Es norma de Gatopardo,
si alguien se pone a tiro,
sea plebe, sea duunviro,
que no se escape sin dardo.
Si la víctima en cuestión
es melifluo y sin humor,
y persiste en el error,
va derecho al paredón.
Si es honesto ciudadano,
observador de la ley
y santurrón como buey,
le colgamos un campano.
Si mujer y sufridora,
y nos cuenta su diario,
que alegre su antifonario
y se haga acosadora.
Si tiene cierto interés
por mostrar carné y nombre,
que luego no se asombre
si recibe algún revés.
Bienvenidos los goliardos,
golfos, rebeldes y bordes,
mentes inmisericordes,
por apellido: Bastardos
Y que no nos den la lata
ni meapilas ni legales:
somos los Irregulares,
somos gente de Zapata.

Temas

Archivos

Enlaces

Bitacoras.com

TOP Bitacoras.com para México


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris