Facebook Twitter Google +1     Admin


JOSÉ MANUEL MARROQUÍN. ORTOGRAFÍA. PUNTUACIÓN. USO DE LA COMA

PUNTUACIÓN

§ Los principales signos de la puntuación son la coma (,), el punto y coma (;), los dos puntos (:), el punto final (.), la interrogación (¿?), la admiración (¡!), los puntos suspensivos (...), las comillas (""), los guiones (- -), el paréntesis (), y la diéresis (ü).

§ Estos signos sirven, ya para separar unas de otras las proposiciones o sus partes; ya para dar idea de las relaciones que hay entre ellas; ya para indicar el tono en que han de leerse, y ya para mostrar el lugar en que terminan. Al mismo tiempo señalan las pausas que han de hacerse al leer.

 

REGLAS PARA EL USO DE LA COMA 

 

§ Se emplea la coma para separar unas de otras las partes semejantes de una misma proposición, como varios sujetos de un mismo verbo, varios verbos que tengan un mismo sujeto, varios complementos de una misma palabra, y varios adjetivos o varios adverbios que modifiquen una misma dicción. Se emplea también cuando una de dichas partes se repite.  


§ Si hay dos (y solamente dos) de estas expresiones unidas por una de las conjunciones y, e, o, u, ni, se omite entre ellas la coma.

Ejemplos:

Los soldados dispersos llegaron a la villa, cuál a pie, cuál a caballo.
Hallamos a Dios encima, debajo, delante, detrás, lejos y cerca de nosotros.
Vendí media docena de almohadas, cinco pares de medias y seiscientas botellas de sidra.
Saguanmachica, Nemequene, Tisquesusa y Zaquezazipa fueron los últimos soberanos de los muiscas.

Mirta dejó la pluma sorprendida, temió, gimió, dio voces, vino gente.


Y todos bien armados,
de piedras, de navajas, de aguijones,
de clavos, de punzones,
de palos por los cabos afilados.

Te embistan atrevidos,
te puncen y te sajen,
te tundan, te golpeen, te martillen,
te piquen, te acribillen...
(1)

Los insectos que se hallan en este territorio son la hormiga, la avispa, el zancudo, la cigarra, la luciérnaga, la salamanquesa, etc.

 

II

§ La coma sirve para separar varias proposiciones semejantes y breves cuyas partes no hayan de ir separadas por este mismo signo. Pero entre dos proposiciones se omitirá la coma, cuando entre ellas se halle una de las conjunciones y, e, o, u, ni. Habiendo más de dos con una de estas conjunciones, se omite la coma entre las dos últimas.


Ejemplos

El aura susurraba, las aves trinaban, el lucero de la mañana aparecía ya, las cimas de las sierras se veían iluminadas.

Abra usted para que entre la gente, luego métase entre ella.

Para mí habrá con muy poco, pues nada me para en el estómago.

Vicente dibuja y su hermano también, pero éste no lo hace tan bien como el otro.

Se tiene noticia del combate, mas no se sabe aún ningún pormenor ni se ha recibido el parte oficial.

 

Y luego sobrevenga
el juguetón gatillo bullicioso,
y primero medroso,
al verte, se retire y se contenga.
Y bufe y se espeluce horrorizado,
y alce el rabo esponjado,
y el espinazo en arco suba al cielo
y con los pies apenas toque el suelo.

 

III

La coma es a veces indispensable para evitar ambigüedades y equivocaciones y, cuando haya de servir para evitarlas, ha de emplearse aun antes de las conjunciones y, e, o, u, ni.

Ardieron las casas de todos mis vecinos, y la mía escapó milagrosamente.

Quien, al ir leyendo este período, no hallara la coma después de vecinos, creería, cuando viera las palabras y la mía, que mi casa también se había quemado, y se engañaría.

El perdón se funda en el olvido y en las naciones sólo se vive de recuerdos.

Aquí parece que se dice que el perdón se funda en el olvido y en las naciones, lo que es un gran despropósito. Una coma después de olvido da al período su sentido verdadero.  

Si él me quisiera mal podría perderme.

Omitida la coma en este período, no se sabe si se quiso decir que si él me aborreciera podría perderme o que si me quisiera no podría perderme. La coma después de mal le hace significar lo primero, y lo segundo, colocada después de quisiera.

La que acabamos de poner después de la palabra primero es notable por la misma razón que las de los tres ejemplos anteriores.

Ejemplos

Dé usted de almorzar y de cenar a toda esa gente, y de lo que sobre reserve algo para mí, pues ha días que no como.

Esta casa no era la misma que yo creí haber visto, y, comprado que hube la otra, advertí que podían disponer de ella.

Harto dejó ver el ansia de participar de la herencia, y de la delicadeza no hizo caso.

Él está trabajando años ha para mí, y para sí mismo no ha tenido cuando trabajar.

Si él se restableciera, bien podría auxiliarnos a ti y a mí.


§ Como la coma sirve para indicar que una palabra o frase no pertenece al grupo de palabras a que está inmediata, su uso suele ser provechoso en las transposiciones.


Ejemplo

Más triunfos, más coronas dio al prudente
que supo retirarse, la Fortuna,
que al que esperó obstinada y locamente.

 

V

§ Se usa igualmente de la coma antes y después de toda reunión de palabras o de toda palabra que se pueda quitar o pasar adelante o atrás sin alterar el sentido de la frase; tales son las proposiciones explicativas, los vocativos, los ablativos absolutos, los complementos circunstanciales, etc.

El sujeto, el verbo y el acusativo de una proposición, palabras que casi siempre pueden cambiar de colocación, no deben, a pesar de lo dicho en el párrafo anterior, ir entre comas, como tampoco un simple adverbio o un simple adjetivo.

Hay casos en que, para no multiplicar las comas, conviene no seguir la regla quinta, a no ser que aquéllas contribuyan a la claridad o indiquen las pausas que han de hacerse. Ciertas voces como pues y sin embargo, que pueden referirse ya a lo que les antecede, ya a lo que les sigue, deben ir acompañadas de la coma, siempre que pueda dudarse con qué están enlazadas, pero no cuando no quepa tal duda.

 

Ejemplos:


Señora, si usted lo dice por mí, explíquese más.  

Cuando gocéis de prosperidad, sed humildes y compasivos.  

Clodio, llamado a juicio por haber violado los misterios de la Buena Diosa, cohechó a sus jueces y se hizo absolver.  

Si ves que la nutria se para, hazle el tiro.

Haz bien, dice el adagio, y no mires a quién.

Una revolución, cualesquiera que sean los resultados que se le atribuyan, ocasiona siempre más mal que bien.

Harta defensa contra malhechores es la pobreza de vuestra habitación, respondió el huésped, viendo que ésta no contenía sino un montoncillo de heno, un crucifijo, una mesita cubierta con un lienzo basto, y una silla desvencijada.

La zorra, gracias a su sagacidad, adivinó por qué se elogiaban recíprocamente el avestruz y el dromedario.

Los justos, como el oro en el fuego, se purifican en la tribulación.

Ve a buscar al cirujano, y, si no lo hallas, di a la vecina que le avise.

Si no hay quien nos corrija a tiempo, como sucede a menudo, nos pervertimos.

Ofrezco que, si condescienden conmigo, sí complazco a los que han solicitado esta merced.

 

VI

§ Los relativos, como que y donde, ya vayan con proposición, ya vayan sin ella, se separan de su antecedente con una coma, cuando encabezan una proposición que sirve para dar idea de alguna cualidad o circunstancia de dicho antecedente, sin limitar su significado.

No ha de emplearse la coma si la proposición encabezada por el relativo le hace significar al sustantivo que sirve de antecedente menor número de objetos que el que expresaría estando solo.

Los hombres, que son animales racionales, se distinguen de los brutos.

Aquí se pone una coma antes del que, porque la proposición que son animales racionales no limita la significación de los hombres, sino que expresa la circunstancia de ser animal racional, la cual es común a todo el que sea hombre.

Los hombres que temen a Dios son justos.

Omítese en este ejemplo la coma porque la proposición que temen a Dios limita o reduce el significado de los hombres. Ahora ya no se trata de todos los hombres, como en el primer ejemplo, sino de los hombres que temen a Dios, que, por desgracia, no son todos.

Los guerrilleros, que fueron cogidos con las armas en la mano, fueron fusilados.

Los guerrilleros que fueron cogidos con las armas en la mano, fueron fusilados.

En el primero de estos dos ejemplos, la proposición que fueron cogidos con las armas en la mano indica, merced a la coma, una circunstancia que fue común a todos los guerrilleros. El que no contribuye, pues, a limitar el significado del antecedente guerrilleros.

En el segundo ejemplo, faltando la coma, resulta que solamente fueron fusilados algunos de los guerrilleros, esto es, los que fueron cogidos con las armas en la mano.

El campo, donde he vivido siempre, es la residencia que me agrada.
El campo donde he vivido siempre, es la residencia que me agrada.

En el primero de estos períodos la proposición encabezada por el adverbio relativo donde, no sirve sino para dar al lector una noticia o hacerle una advertencia respecto del objeto llamado campo; el relativo no reduce la significación de su antecedente, sino que lo deja significando tanto como significaría en cualquier otro caso: la coma indica todo esto.

En el segundo, la dicha proposición no precedida de coma hace que campo no signifique los campos en general, sino únicamente aquel en que vivo.

Por lo regular los relativos que deben ir precedidos de una coma pueden ser reemplazados por el cual, la cual, los cuales, las cuales.

 

Ejemplos

El día, que fue lluvioso, lo pasamos sin salir de casa.

El mozo, que había venido a traer una carta, había partido ya.

Las provincias trasalpinas, que son las que están situadas más allá de los Alpes, se hallan superabundantemente provistas de riquezas inestimables.

La misericordia de Dios, que es inagotable, sólo falta a los que desesperan.

Sólo espero en el Señor, en cuya mano están todas las cosas.

 

VII

§ Sepáranse con la coma dos sustantivos de los cuales el segundo modifica al primero, haciendo oficio de predicado.

Este caso no es diferente de aquel en que se emplea la coma antes del relativo, pues entre los dos sustantivos siempre se sobreentiende una de las expresiones que es, que era, etc.


Ejemplos:

El cura, hombre docto, graduado en Sigüenza.

Panamá, ciudad fundada en 1519 por Pedro Arias Dávila, es la más antigua de las granadinas.

 

VIII

§ La coma es necesaria para indicar una pausa después de un sujeto o de un complemento que empiece la frase y que esté separado del verbo por muchas palabras.


Ejemplos

Aquella penetración, aquella actividad maravillosa con que Dios manifiesta su presencia en todas partes, es lo que llamamos Providencia.

El que no há mucho habitaba un palacio lleno de siervos que se desvivían por adivinarle sus pensamientos, habita hoy una horrible, hedionda y sucia mazmorra.

Aquel ejército compuesto de aventureros de todos los países de Europa, devastó todas esas vastas regiones.

Todo el que voluntariamente entre en la asociación, gozará, entre otros privilegios, el de poder usar medias azules.

 

IX

Cuando se calla un verbo o una frase entera, se escribe la coma en su lugar.
El amor a la gloria mueve las almas grandes; el amor al dinero, las almas vulgares.

Es decir, El amor al dinero mueve las almas vulgares.   La coma reemplaza al verbo mueve.


Ejemplo

Dijo que, si le pagaban, sí mataba el tigre, y que si no, no.

 

José Manuel Marroquín. «Tratado completo de ortografía castellana» (Bogotá, 1858)
Publicado en la  Biblioteca Luis Ángel Arango.

 

Otras obras del autor:
*LA PERRILLA

* LA SERENATA

Foto de Yves Herman

29/07/2009 10:18. Editado por Gatopardo enlace permanente. RECOMENDAMOS

Comentarios > Ir a formulario



gravatar.comAutor: Trini

Agüela, bien sabes de mis problemas para puntuar, así que este post lo voy a copiar, pegar, imprimir, y lo releeré mil veces, a ver si en mi dura sesera entra la enseñanza; porque mira que me cuesta aprender estas cosas.

Abrazos

Fecha: 31/07/2009 01:39.


gravatar.comAutor: pau

Ya somos dos

Fecha: 01/08/2009 18:15.


Añadir un comentario



No será mostrado.







Gatopardo

Es norma de Gatopardo,
si alguien se pone a tiro,
sea plebe, sea duunviro,
que no se escape sin dardo.
Si la víctima en cuestión
es melifluo y sin humor,
y persiste en el error,
va derecho al paredón.
Si es honesto ciudadano,
observador de la ley
y santurrón como buey,
le colgamos un campano.
Si mujer y sufridora,
y nos cuenta su diario,
que alegre su antifonario
y se haga acosadora.
Si tiene cierto interés
por mostrar carné y nombre,
que luego no se asombre
si recibe algún revés.
Bienvenidos los goliardos,
golfos, rebeldes y bordes,
mentes inmisericordes,
por apellido: Bastardos
Y que no nos den la lata
ni meapilas ni legales:
somos los Irregulares,
somos gente de Zapata.

Temas

Archivos

Enlaces

Bitacoras.com

TOP Bitacoras.com para México


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris