Facebook Twitter Google +1     Admin


ALEXANDER STILLE: CADÁVERES EXCELENTES. MAFIA & POLÍTICA


El estadounidense Alexander Stille, profesor de periodismo en la universidad neoyorquina de Columbia, escribió en 1995 uno de los más celebrados y lúcidos libros sobre la mafia (con posterior documental). «Cadáveres Excelentes» rendía homenaje a los jueces Giovanni Falcone y Paolo Borsellino, dos hombres clave asesinados por su lucha contra el crimen organizado en esa hermosa y excesiva ciudad llamada Palermo.
-Una de las frases más famosas del jefe de la mafia Giuseppe Guttadauro es: «para resolver sus problemas, Berlusconi tiene que resolver los nuestros». ¿Cuál ha sido el mayor esfuerzo del primer ministro en este sentido?
-Su esfuerzo por debilitar el poder del sistema judicial y hacer más difícil acusar a los criminales, con leyes como la que ahora se debate en el Parlamento para limitar el uso de las escuchas, cruciales en las investigaciones de la mafia. O la eliminación de las prisiones reservadas a los jefes de la mafia más poderosos. En resumen, meter a la gente en la cárcel por casos criminales es más difícil hoy en Italia. Por eso la frase de Guttadauro es tan gráfica: lo que hace Berlusconi para ayudarse a sí mismo tiene beneficios colaterales para los criminales.
-¿Tiene Berlusconi un acuerdo tácito con la mafia?
-No lo sé y no creo que sea la pregunta clave, precisamente por lo que dijo Guttadauro: la mafia opera con el principio «los enemigos de mis enemigos son mis amigos». Por eso Berlusconi y la mafia están en guerra con el sistema judicial. El problema central con Berlusconi es el conflicto de intereses. Sería obvio que dejara de legislar porque tiene un interés personal en el resultado, ya que su amigo íntimo y ex jefe de campaña, Marcello Dell´Utri, ha sido enjuiciado por connivencia con la mafia. Siendo del norte, el primer ministro no entiende lo horrible que es la mafia en la vida diaria de la gente del sur.
-¿La sociedad italiana hace lo suficiente?
-No lo suficiente. No se han tomado este problema seriamente desde la muerte de Falcone y Borsellino. Hubo una época, dos años después de ambos asesinatos, entre el 92 y el 94, en los que la gente entendió que era un problema nacional. Pero después volvieron a la vida normal, esa «normalidad» condicionada por el poder ilegal de grupos criminales. Ni la izquierda ni la derecha ha visto que esto es una prioridad nacional. El sur vive en un subdesarrollo perpetuo por culpa del crimen organizado. Debería ser obvio que un político que habla por teléfono o va a la boda de un jefe de la mafia debería ser eliminado de la vida pública.
-¿Estamos más cerca de ver el final del crimen organizado?
-Sí. La policía y los jueces pueden luchar mejor ahora contra la mafia. Los medios están ahí. Lo que no hay es voluntad ni compromiso político, y ese es el problema central. Falcone solía decir algo muy inteligente: la mafia, como todo lo demás, tiene un principio y un fin. Quiero pensar que las circunstancias cambiarán, pero a medio plazo no soy muy optimista pues no veo el compromiso ni en la izquierda ni en la derecha.
-¿El principal obstáculo?
-Italia tiene el problema del sur desde la unificación. Necesitan presión policial y tolerancia cero en las relaciones políticas con la mafia. Y reorganizar la economía del sur. Cerrar el grifo del dinero público para el sur. Adoptar un federalismo fiscal para que el norte deje de subvencionar al sur. La mafia no es el «Padrino», son asesinos y traficantes.

Noelia Sastre. Publicado en ABC

Sinopsis del documental “Cadáveres excelentes”, historias de la mafia “, emitido en “Documentos TV”,  dirigido y presentado por Pedro Erquicia, el martes, 10 de abril de 2007, a las 23:30 horas, por La 2 de TVE:

“Cadáveres excelentes” es la reciente historia de Cosa Nostra de la mano de dos testigos de excepción: el escritor norteamericano Alexander Stille, especialista en la organización criminal, y la veterana fotógrafa siciliana Leticia Battaglia,  que durante más de 20 años ha registrado con su cámara los crímenes mafiosos.
Es un homenje Giovanni Falcone y Paolo Borsellino, instructores del maxiproceso de Palermo que pagaron con sus vidas el haber tenido el valor de sentar por primera vez ante la justicia a 19 de los capos más importantes de la mafia siciliana, que fueron condenados a cadena perpetua. 
Según "Documentos TV", la existencia de los crímenes de la mafia ha sido negada, o simplemente minimizada, en Italia , durante décadas por el poder político, a pesar de que existen pruebas documentadas de su actividad criminal desde el siglo XIX. De hecho, fue sólo en 1980 cuando por vez primera un político, el comunista Pío La Torre, luchó intensamente para que el simple hecho de ser miembro de la mafia fuera considerado delito. La Torre fue asesinado por la mafia dos años antes de que su propuesta de ley entrara en vigor.
A principio de los 80 hubo en la mafia una sangrienta guerra interna de la que salieron vencedores los Corleoneses, con Salvatore Riina al frente, que lograron diezmar a las otras familias mafiosas. El resultado fue la comisión por parte de la mafia de centenares de asesinatos, que también acabaron con las vidas de altas autoridades del Estado italiano como el general Carlo Alberto Dalla Chiesa, gobernador civil de Palermo y considerado un héroe nacional por su exitosa lucha contra el terrorismo durante los años 70. La máxima tensión criminal se alcanzó con los asesinatos de los jueces antimafia Giovanni Falcone y Paolo Borsellino, que habían intentado dar un serio golpe a la organización criminal en Sicilia con la instrucción sumarial que conduciría al maxiproceso de Palermo.
“Cadáveres excelentes” recoge que, después de varios años de preparación, el 10 de febrero de 1986, comenzó el juicio que se celebró en un búnker especial antibomba, prácticamente tomado por la fuerzas de seguridad y seguido por más de 600 informadores. Presidía el tribunal el magistrado Alfonso Giordano. A los procesados se les acusaba de un total de 120 asesinatos, tráfico de drogas, extorsión y de ser miembros de la mafia. El juicio concluyó el 16 de diciembre de 1987, casi dos años después de su inicio. De los 474 encausados, 360 fueron declarados culpables y condenados a un total de 2.665 años de cárcel.
Fue un gran logro de la justicia, pero la batalla no acabó con el veredicto del tribunal. El proceso de apelación siguió su curso durante cuatro largos años y en 1989 tan sólo 60 de los condenados seguían en la cárcel. Un confidente reveló más tarde que la mafia consintió que se celebrara el maxiproceso sabiendo que los condenados serían muy pronto puestos en libertad, una vez que decayera el interés público por este asunto. De esa forma la mafia podría continuar con sus negocios con toda tranquilidad. Los hechos parecen confirmar que es así como ha sucedido.
En enero de 1992 los jueces Falcone y Borsellino consiguieron las competencias sobre los recursos del maxiproceso. Revocaron las apelaciones que habían resultado satisfactorias para algunos mafiosos que se pavoneaban de su libertad y que, finalmente, acabaron de nuevo entre rejas. Cosa Nostra no les perdonó. Aquel mismo año de 1992, Falcone (23 de mayo) y Borsellino (19 de julio), fueron asesinados por la mafia en unos espectaculares atentados."

(Extracto de la nota de prensa de TVE)

15/08/2009 07:25. Editado por Gatopardo enlace permanente. ITALIA

Comentarios > Ir a formulario



gravatar.comAutor: Encuestas Candidatos Presidencia

En Sudamérica, las mafias fueron fundadas por capos italianos emigrantes de Palermo en Sicilia. Argentina tuvo familias importantes, la familia Sasso, y la familia Galifi, que fueron expulsadas hasta su aniquilación y pocos escaparon a Europa, una investigación publicada en Italia afirmó que la Santa ('Ndrangheta) tiene filiales instaladas en Argentina llamadas 'ndrinas, encargadas de la exportación ilegal de cocaína hacia Europa.[2] [3] [4] Otras de las mafias son la Mafia Peruana y la Mafia Colombiana conocidas por el narcotráfico.

Fecha: 05/02/2010 14:21.


gravatar.comAutor: Juan de Dios

este es un proceso de una larga marcha que hay que desarrollar para poder arrinconar a los mafiosos, por lo tanto se puede ganar o perder una batalla pero las guerras suelen ser prolongadas y para ello hay que tener mas que las ganas y el coraje se requiere la inteligencia, persistencia, y una coalicion fuerte de la sociedad civil organizada y compartimentada, donde cada uno de saber lo justo y lo necesario

Fecha: 29/03/2010 08:37.


Añadir un comentario



No será mostrado.







Gatopardo

Es norma de Gatopardo,
si alguien se pone a tiro,
sea plebe, sea duunviro,
que no se escape sin dardo.
Si la víctima en cuestión
es melifluo y sin humor,
y persiste en el error,
va derecho al paredón.
Si es honesto ciudadano,
observador de la ley
y santurrón como buey,
le colgamos un campano.
Si mujer y sufridora,
y nos cuenta su diario,
que alegre su antifonario
y se haga acosadora.
Si tiene cierto interés
por mostrar carné y nombre,
que luego no se asombre
si recibe algún revés.
Bienvenidos los goliardos,
golfos, rebeldes y bordes,
mentes inmisericordes,
por apellido: Bastardos
Y que no nos den la lata
ni meapilas ni legales:
somos los Irregulares,
somos gente de Zapata.

Temas

Archivos

Enlaces

Bitacoras.com

TOP Bitacoras.com para México


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris