Facebook Twitter Google +1     Admin


UN OJO ALZÓ PINTÍN, MIENTRAS COMÍA

Un ojo alzó Pintín, mientras comía,
y el rabo interrogante de una gata
vio, de azabache, alzarse en una mata,
tras de la cual su cuerpo se escondía.

Al nombre de Madama respondía,
la que a todos los gatos arrebata
con sólo dar a ver su anca y pata
o pasear ondulante por la vía.

Alegrósele el ojo, al ver propicia
la ocasión de ser él, un joven gato,
quien a aquella pregunta respondiera.

Ella en lances de amor no era novicia
y, a fin de calentarle por un rato,
de un salto, le retó a veloz carrera.

Gerald Widemann 

Foto: izosimov.tyumen.ru

26/08/2009 08:48. Editado por Gatopardo enlace permanente. POEMAS

Comentarios > Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.







Gatopardo

Es norma de Gatopardo,
si alguien se pone a tiro,
sea plebe, sea duunviro,
que no se escape sin dardo.
Si la víctima en cuestión
es melifluo y sin humor,
y persiste en el error,
va derecho al paredón.
Si es honesto ciudadano,
observador de la ley
y santurrón como buey,
le colgamos un campano.
Si mujer y sufridora,
y nos cuenta su diario,
que alegre su antifonario
y se haga acosadora.
Si tiene cierto interés
por mostrar carné y nombre,
que luego no se asombre
si recibe algún revés.
Bienvenidos los goliardos,
golfos, rebeldes y bordes,
mentes inmisericordes,
por apellido: Bastardos
Y que no nos den la lata
ni meapilas ni legales:
somos los Irregulares,
somos gente de Zapata.

Temas

Archivos

Enlaces

Bitacoras.com

TOP Bitacoras.com para México


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris