Facebook Twitter Google +1     Admin


MÉXICO: PRESOS POLÍTICOS: CHEMA, LIDER CAMPESINO CHIAPANECO, DETENIDO EN LA PRISIÓN DE ALTA SEGURIDAD DE NAYARIT

20091024010133-donchema.jpg

22 de octubre 2009

Por la forma en que el gobierno está tratando a José Manuel Hernández Martínez, también conocido como “Chema”*, uno pensaría que se trata del jefe de un cártel del narcotráfico.
De acuerdo con testigos, el 30 de septiembre, al menos 18 agentes de policía—muchos disfrazados como trabajadores de la Comisión Federal de Electricidad—secuestraron a Chema en su casa de la comunidad 28 de Junio del estado de Chiapas. El operativo incluyo a policías estatales y federales trabajando en una operación “conjunta” o “mixta”—del tipo de operativo que carecteriza a la guerra contra las drogas.
Debido a que los agentes no se identificaron como policías durante la detención, compañeros de Chema de la Organización Campesina Emiliano Zapata (OCEZ), siguieron la camioneta de la policía en un intento por liberar a Chema.


Según los relatos de los testigos, otro vehículo interceptó la camioneta en donde viajaban los miembros de la OCEZ. A pesar de que los civiles estaban desarmados, se reporta que el otro vehículo abrió fuego contra la camioneta de la OCEZ, provocando que se estrellara y permitiendo que los secuestradores de Chema escaparan. Uno de los que viajaba en la camioneta de la OCEZ, Jordán López Aguilar, murió instáneamente en el choque. Un segundo ocupante, Bayardo Hernández de la Cruz, murió por sus heridas el 17 de octubre. Otros dos hombres permanecen hospitalizados.
Chema apareció el día siguiente en un comunicado de prensa del gobierno. Como ocurre con casi todos los miembros de la delincuencia organizada, el gobierno incluyó una ficha policial de Chema (con dos policías posando junto a él) en el comunicado de prensa. La prensa publicó la foto de Chema con los policías a lado como si el gobierno hubiera arrestado a uno de los miembros más buscados del crimen organizado.

Después de haber pasado diez días en la infame prisión de El Amate en Chiapas, la Policía Federal repentinamente trasladó a Chema a un penal federal de máxima seguridad en el estado de Nayarit. El gobierno no notificó del traslado ni a la familia de Chema ni a su abogado.
Con todo, pareciera que Chema está recibiendo el típico trato de un miembro de alto rango de la delincuencia organizada.
Pero Chema no es un capo de la droga; es un líder campesino. Su organización, la OCEZ, ocupa la tierra con el fin de legalizarla (esto es, obtener el título de las tierras) y redistribuirla entre campesinos chiapanecos. Mientras muchos de los capos de la droga viven en lujosas mansiones en las colonias más exclusivas de México, o en hermosos ranchos aislados en las montañas, Chema vive en una pequeña casa de asbesto y madera de dos recámaras (vivienda pública, en realidad) cerca de un camino de tierra en la pequeña comunidad campesina chiapaneca de 28 de Junio.
Ahora que Chema se encuentra en una prisión federal de máxima seguridad, el desearía ser un capo de la droga. De acuerdo con el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas (FrayBa) “las prisiones federales de máxima seguridad son notorias por sus métodos de castigo”. Los presos de máxima seguridad se mantienen en un estado casi constante de incomunicación. Los recién llegados como Chema, frecuentemente son mantenidos incomunicados por un periodo de entre 15 y 40 días. Los presos solamente pueden recibir visitas cada ocho días, y pueden hacer llamadas de diez minutos cada diez días. Privar a los presos de sus derechos a tener llamadas telefónicas o a recibir visitas es un castigo común.
En Nayarit, Chema está a un viaje de 26 horas y .400 (pesos mexicanos o USD1) de su familia y de otros miembros de la OCEZ, quienes han montado una campaña para su liberación. Ese tiempo y dinero no incluyen el viaje de regreso. El gobierno ha ofrecido pagar a los familiares boletos de avión para que visiten a Chema (ya había ofrecido pagar las cuentas del hospital de los hombres heridos, pero nunca lo hizo), pero no ha ofrecido pagar los boletos de avión de su abogado.
Los recientemente liberados hermanos Cerezo, mientras eran presos políticos pasaron un tiempo en casi todas las prisiones federales de máxima seguridad de México. Héctor Cerezo reporta que los guardias de la prisión golpeaban a los recién llegados para enseñarles “quién manda ahí”.
Héctor Cerezo también informa que las prisiones federales de máxima seguridad “no hay escuela, ni trabajo, ni pintura, ni música ni teatro. Lo único que te permiten tener es un libro que te presta la institución quien te da una lista de la que uno escoge el libro.”
En contraste, el capo de la droga de Sinaloa, Joaquín “El Chapo” Guzmán tuvo una experiencia sin duda muy diferente durante su estancia en una prisión de máxima seguridad. El periodista mexicano Ricardo Ravelo escribe en su libro “Los Capos” que El Chapo y sus colaboradores más cercanos, disfrutaban de muchos beneficios. Él  informa que  las prostitutas visitaban a los hombres regularmente; desde afuera se les llevaban carnes y otros platillos favoritos; y los guardias de la prisión permitían que El Chapo tuviera en su celda una cortina para tener mayor privacidad. Ravelo también reporta de algunos rumores que decían que incluso El Chapo salía de la prisión algunas veces para comer fuera. El Chapo tenía tantos beneficios dentro de la prisión que a principios de 2001 escapó de ella sin que una sola bala fuera disparada.
La forma en que el gobierno está tratando a Chema, es difícil de comprender si no es un capo de la droga, o incluso un teniente, o incluso un modesto distribuidor de drogas de esquina. Chema ni siquiera está acusado de delitos federales; sus cargos son a nivel estatal. Entonces ¿por qué está en una prisión federal?

Por Kristin Bricker. Especial para The Narco News Bulletin.
Traducción del inglés por
F
ernando León

*José Manuel Hernández Martínez (Chema) es un líder histórico de la Organización Campesina Emiliano Zapata (OCEZ-Región Carranza).

Más del Otro Periodismo con la Otra Campaña

Read this article in English

23/10/2009 18:01. Editado por Gatopardo enlace permanente. MÉXICO

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comAutor: calma

Qué situación tan injusta, no hay derecho que no se respeten los derechos humanos, cuesta creer que todavía hay gobiernos que practican estos métodos con gente que sólo lucha por la libertad y por conseguir un mundo más justo.
Saludos

Fecha: 24/10/2009 04:50.


gravatar.comAutor: Gatopardo a José Antonio

Borramos los comentarios con faltas de ortografía.

Fecha: 22/05/2010 04:28.


Añadir un comentario



No será mostrado.







Gatopardo

Es norma de Gatopardo,
si alguien se pone a tiro,
sea plebe, sea duunviro,
que no se escape sin dardo.
Si la víctima en cuestión
es melifluo y sin humor,
y persiste en el error,
va derecho al paredón.
Si es honesto ciudadano,
observador de la ley
y santurrón como buey,
le colgamos un campano.
Si mujer y sufridora,
y nos cuenta su diario,
que alegre su antifonario
y se haga acosadora.
Si tiene cierto interés
por mostrar carné y nombre,
que luego no se asombre
si recibe algún revés.
Bienvenidos los goliardos,
golfos, rebeldes y bordes,
mentes inmisericordes,
por apellido: Bastardos
Y que no nos den la lata
ni meapilas ni legales:
somos los Irregulares,
somos gente de Zapata.

Temas

Archivos

Enlaces

Bitacoras.com

TOP Bitacoras.com para México


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris