Facebook Twitter Google +1     Admin


DIARIOS DE GUY LIDDELL, DIRECTOR DE CONTRAINTELIGENCIA DEL MI5 DURANTE LA 2ª GUERRA MUNDIAL


 

"La situación es desesperada,  pero en absoluto seria."

      Los diarios secretos de Guy Liddell son una de las fuentes más valiosas que hoy tenemos accesibles para conocer el funcionamiento de los servicios secretos británicos durante la Segunda Guerra Mundial. Liddell dictó a su secretaria, Margot Huggins, todos los planes estratégicos, operaciones secretas, entrevistas, impresiones y pensamientos que vivió en esos años. Gracias a su estilo, preciso y conciso, desprovisto de cualquier pretensión novelesca o épica, podemos adentrarnos en la realidad de unos mecanismos del estado secularmente desvirtuados por la desinformación o por la intoxicación moralista. La imagen que emerge de Gran Bretaña es la de un país desbordado por  las oleadas de inmigración, por su obsesion anticomunista y por la neurosis de la 5ª columna nazi.
      Cuando Chamberlain declaró la guerra a Alemania, Gran Bretaña tenía unos servicios de inteligencia  mal dotados, inoperativos e incapaces de olvidar por un momento sus rivalidades intestinas. Churchill creó una nueva estructura de los servicios secretos y a Guy Liddell se le asignó la dirección de la que llegaría a ser la legendaria B Section. Liddell pretendió que el contraespionaje se transformara en contrainteligencia y, para ello, se deshizo de individuos que suponían una rémora por su incapacidad de adaptarse al nuevo escenario, que ya no era el Imperio, sino Europa en guerra.

      Se comenzó el reclutamiento apresurado de agentes y personal sin cualificar: de treinta oficiales se pasó a casi mil; los archivos del MI5 estaban atrasados y repletos de errores, los informes sobre los países en conflicto que proporcionaba el MI6 eran desatinados, los funcionarios carecían de la más mínima discreción o noción de lo que debía constituir una materia secreta. Cuando parte del MI5 se trasladó a Wormwood Prison, el conductor de la línea regular de autobuses anunciaba: ”Parada para el MI5” y los encargados de la seguridad nacional bajaban obedientes. Había que advertir a algunas autoridades que no invitaran a lady Posh a tomar el té y a disfrutar de una visita por el recinto para ver qué cosas tan curiosas hacían los espías de su majestad.
      A los minuciosos informes de Liddell sobre las operaciones de contrainteligencia les caen, con la malévola precisión de una gota china, los fallos y desastres producto de la incompetencia de burócratas vagos y novatos entusiastas. Liddell aguanta con estoicismo la situación pero no se resiste a reseñar los desastres con un humor seco y destilado.
      La vida de Guy Liddell estuvo regida por la misma maldición que alcanzó al solar de su estirpe. Como el castillo y la mansión de Ravenswoth, que sucumbieron porque el suelo que los sustentaba se hundió por  las minas de carbón que habían enriquecido  a la familia, el entramado inteligente y profesional de espionaje que creó se asentó sobre cimientos podridos. El conjunto de patrañas, cuentos mal escritos y crímenes  que forman la historia del MI5 en este período aún está por escribir.
      A Guy Liddell lo sorprendió la Primera Guerra Mundial perfeccionando estudios de música en Alemania. Como un buen patriota, dejó el violonchelo y marchó a la guerra. Gran Bretaña premió su valentía con una MC (Military Cross). Casó con una rica heredera, la bella Calypso Baring, que lo volvió loco con sus amantes, sus escapadas a Estados Unidos, sus fiestas y la casa empapelada con portadas de la revista Time.
      En 1943, Liddell, que había aguantado el blitz sin pestañear, firmó el divorcio. Nigel West, con la falta de piedad del que también se sabe feo, nos ha dejado un retrato del personaje: “Bajo, con poco, pelo, parecía o muy misterioso o extremadamente  tímido. En realidad era las dos cosas. Era, además, vanidoso, siempre consciente de su apariencia. Cuando se entrevistaba con sus subordinados tenía la desconcertante costumbre de mirar a un punto lejano y evitar el contacto con la mirada, al tiempo que se arrancaba pensativamente algún inexistente  pelo de la cabeza.”
      Los "Diarios" los constituyen doce tomos de cuadernos tamaño cuartilla, en papel rayado y horadados mecánicamente, con un número aproximado de
5.725 páginas. La versión accesible al  público está censurada en numerosos lugares y presenta, a simple vista, una serie de alteraciones aún no explicadas: por ejemplo, numeración posterior por varias manos, cambio de máquina de escribir, diferente distribución de fuerza en el mecanografiado, distinta pericia dactilográfica, papeles con distinto grado de envejecimiento, incoherencias textuales,etc., por citar unos pocos  rasgos perceptibles para el más profano. En resumen, los diarios nos han llegado con intervención de mano de gato y el gato no era un lince.
      Cuando terminó su servicio en el MI5, en 1952, Liddell, cumpliendo con las normas para este tipo de documentos, entregó los volúmenes al MI5 donde fueron guardados como material altamente secreto y sólo pudieron ser leídos con permisos especiales. Peter  Wright escribió que, gracias a él se salvaron de la destrucción que había ordenado Roger Hollis. El caso es que hasta 2004 los diarios no fueron desclasificados. Al parecer alguna epidemía de miopía aguda ha afectado a críticos e historiadores británicos y hasta el día de hoy no han visto que el supuesto original nos ha llegado un tanto toqueteado. Aun así  merece la pena leerlo. Además de las conocidas operaciones de dobles y triples agentes, nos enteramos de chismes como el de que Unity Mitford nunca se pegó ni le pegaron un tiro en la cabeza. Lástima.

       11 de febrero de 1940 ( Stalin comienza la deportación de 1.200.000 polacos a Siberia, a la vez que acuerda con Alemania incrementar sus intercambios de armas e información de inteligencia. En Gran Bretaña hace cuatro días que se ha empezado la campaña “La charla imprudente cuesta vidas” con carteles con la imagen de Hitler escuchando. La investigación bélica adquiere un ritmo frenético: se investiga la toxina botulínica como arma química y se intenta ganar a Alemania (que ya lo había conseguido con los  cañones Hermann Goering Werke SG 116 y Rheinmetall SG 117) en la aplicación de las células fotoeléctricas a las bombas. Aunque, en aquel 10 de febrero, lo que cae sobre toda la costa de Essex son bombas magnéticas):

      “La Oxford Instrument Co. Ha estado haciendo células fotoeléctricas para bombas fotoeléctricas. Estas bombas se lanzan desde aviones en vuelo. La sombra o la disminución de luz que produce el objetivo activa las células, que, a su vez, activan la detonación. Hemos comprobado que su índice de acierto es muy alto. Los alemanes tienen algo parecido. El director de la Oxford Instrument Co. esta muy alterado porque los cheques se los han endosado en concepto de “bombas incendiarias”. Se los han enviado en sobres de ventanilla, así es que, al mínimo desplazamiento, las autoridades de correos o las del banco han podido ver la causa del pago.
      El Director de la A.I.D (Aeronautical Inspection Directorate) también ha estado hablando de forma indiscreta sobre este invento”.

       12 de febrero de 1940 (El ejército soviético atraviesa la línea Mannerhaeim en Finlandia tras varios días de bombardeos. Gran Bretaña y Francia prometen apoyo y armas a Finlandia. En el MI5 se preparan para esta operación ultrasecreta):

      “Al parecer han puesto un anuncio en la Sala de Órdenes del Cuartel General de los Guardias Escoceses solicitando hombres que puedan esquiar en clima ártico. A estas alturas esta información debe de ser ya de dominio público.”

       26 de febrero de 1940 (Hasta la incorporación de Victor Rothschild para dirigir la unidad de antisabotaje del MI5 B1 (c), la industria de guerra carecía de inspecciones de seguridad, tanto técnica como política. Gran Bretaña se abastecía de empresas alemanas, contrataba obreros y técnicos alemanes y los almacenes nacionales desconocían las  mínimas normas para no sucumbir al sabotaje enemigo):

      “Ya tenemos los informes de la policía sobre la explosión en Waltham Abbey. Evidentemente están impresionados por la dejadez con la que se dirigen los establecimientos gubernamentales y han señalado que nadie está interesado en el sabotaje de estas fábricas porque, teniendo en cuenta  cómo están dirigidas, sólo hay que esperar a que estallen. Vamos a pasar al Ministerio de Suministros de Guerra (Ministry of Supply) una versión resumida de estos informes”.

       8 de marzo de 1940 (El gobierno británico proporciona máscaras de gas a toda la población, que las llevará el resto de la guerra. Eleonor Roosevelt escribe en su diario: “Anoche fui a un concierto que dio la National Symphony Orchestra y disfruté inmensamente, aunque no pude evitar sentir un atisbo de melancolía cuando se tocaron los valses de Strauss. Una piensa lo que tiene que significar para los vieneses los cambios que hay en su país. Los valses de Strauss sólo pueden florecer en un país feliz.”
       Desde el 15 de agosto de 1939 la Government Code and Cypher School (GC&CS) estaba en Bletchley Park en jornada continua cifrando y descifrando mensajes. Sus trabajadores tenían que jurar silencio absoluto y de por vida sobre su misión:

 “ Un tal Mr. Burgoyne, que había ido al Manor Club, en Bracknell (Berks.), vio que había un manual del Foreign Office para codificar y descodificar mensajes en la barra del bar. En una hoja suelta había un mensaje: “abrir cuando se reciba el plan Y” , y había otra hoja suelta, en papel del Foreign Office, mostrandó cómo se cifraba 147 el 19.3.39. El manual está ahora en posesión del director del Club.”

       13 de marzo de 1940 (El Embajador de Franco en Irlanda, Don Juan García Ontiveros echa una cana al aire -postal- con una walkiria del Führer)

      “Hay unas cartas desde Hamburgo a Dublin que han atraído nuestra atención porque estaban dirigidas a “Sieger Werden” (Triunfaremos). Archer dice que ha estado vigilando esta correspondencia durante meses. Hay otras dirigidas a Immer Warten (Esperemos) a la misma dirección. Hemos descubierto que el edifició es la casa del ministro español en Dublin y Archer está convencido de que se trata de un asunto  amoroso.. Dice que la mujer del ministro es una de esas españolas austeras que llevan a cualquier hombre a echarse en brazos de una amante. Cecil ha replicado a Archer que, como la dama se halla en Hamburgo, “Immer Warten” es quizás un pseudónimo más apropiado que Sieger Werden”

      18 de marzo de 1940 (El agente U35 es Iona Ustinov (né Jonah Freiherr von Ustinow), alias Klop (‘chinche’) Ustinov (1892-1962). De padre ruso y madre alemana, fue condecorado con la Cruz de Hierro, en la Primera Guerra Mundial, luchando en el ejército alemán. En 1920 se trasladó a Londres donde trabajó como periodista en el Wolff Bureau (lo que sería más tarde la German News Agency) y ejerció como agregado de prensa de la Embajada Alemana hasta 1935. En ese año, dado que no puede probar la pureza aria de su genealogía, se nacionalizó británico. Ustinov  fue considerado un gran agente, desde los años 30,y estuvo implicado en casos de gran transcendencia,  Fue también marchante de arte, actividad no investigada aún. Por los informes de Blunt a los Servicios Secretos Soviéticos, sabemos que Ustinov dirigía a otro agente holandes, cercano al Príncipe Bernardo, llamado Sevat, que también traficaba con arte)

      “U35 estaba sorprendido por el contraste entre las Legaciones de Alemania y Gran Bretaña en Berna.En la legación alemana encontró que había una actividad frenética y pilas de documentos y propaganda de todas clases. En la británica encontró a Torr, sentado en su silla, con la cabeza agachada  y las manos juntas como un sacerdote. U35 quería ver al Embajador  y Torr estuvo un cuarto de hora intentando disuadirle. Al final, señalando al techo dijo: “El Embajador está ahí arriba. Usted me disculpará que no lo acompañe, pero se me ha quedado la pierna dormida." Se llamó a un botones para que lo condujera ante la augusta presencia”

      30 de marzo de  1940 (Dos días antes el Gabinete de Guerra  anglofrancés acuerdan el tratado de no firmar la paz por separado con Alemania. Asimismo deciden plantar minas defensivas en toda la costa interior noruega. El general Maurice-Gustave Gamelin ha ordenado que, si Alemania ataca, siete divisiones atraviesen Bélgica hasta la frontera con Holanda.  En EE.UU., Eleonor Roosevelt asiste al primer cumpleaños de su nieto,  Johnny Boettiger, desconocido para el que firma este artículo.)

       “La noche ha sido espantosa para algunos miembros del gobierno porque se  ha descubierto que la copia nº 1 de las Deliberaciones del Gabinete de Guerra, según se ha informado, ha estado 36 horas debajo de un cojín en la sala de la suite del General Gamelin en el Hyde Park Hotel. Al parecer Gamelin y su gente se habían marchado a las 2´30 el jueves, dejando el documento encima de una mesa. La doncella, como vio que tenía un enorme sello de Secreto en la tapa, lo colocó debajo de un cojín e informó del asunto al camarero de planta.
      El camarero de planta (Maclean)se lo comunicó al Jefe de camareros de planta, que es Italiano y, según Maclean, el Italiano lo metió en cajón bajo llave. Al día siguiente, a las ocho de la tarde, el Jefe de camareros de planta se lo llevó al Director y le dijó que lo había encontrado bajo un cojín. El director inmediatamente informó del hecho a un oficial de la delegación francesa que estaba cenando en el restaurante. Éste, a su vez, tuvo que ponerse en contacto con el War Office y con el Asistente del Primer Ministro y sobre la 1´30 de la madrugada del sábado Jaspers fue sacado de la cama y fue al Hayde Park Hotel. Llamó a S.B y registraron las habitaciones del Italiano intentando conseguir alguna historia coherente.
      Se nos ha informado de otro susto. Al parecer, cuando Gamelin y el Estado Mayor del Ejército Británico iban en coche desde Aldershot, una  rueda delantera empezó a hacer un ruido extraño. Cuando el chofer estaba colocando una de las las ruedas delanteras, la otra se cayó. Al parecer hay sospechas de sabotaje.”

       19 de abril de 1940  ( Por estas fechas Turquía aún no se ha declardo neutral en la guerra. Además de su valor geoestratégico, Turquía fue un quebradero de cabeza para los Aliados porque estuvo suministrando a Alemania, durante toda la guerra, cromo para la industria bélica)

      “Un documento del War Office sellado como “Most Secret” sobre la disposición de nuestro ejército en Turquía y Tracia en el caso de ciertas eventualidades ha sido encontrado en una papelera de Whitehall Court. Un patriótico barrendero se lo ha entregado a la policia”

       18 de mayo de 1940  ( Liddell se está refiriendo a los principios de la Fall Gelb u Operation Yellow, que es como llamaron los británicos a la ofensiva alemana que empezó el 10 de mayo de 1940 y terminó un mes después con la rendición de Francia y la desastrosa retirada de Dunkerke. Stewart es Stewart Graham Menzies, jefe del SIS (MI6) desde 1939 a 1952):

       “Hoy he vuelto a ver a Stewart. Me ha dicho que la situación de hace dos días había sido extremadamente crítica. El problema estuvo  en que el ejército francés no luchó. Se quedó apabullado con la intensidad del bombardeo y el ataque de los tanques. Parece haber sido más una cuestión de la forma terrorífica en que se dio el ataque más que del daño que infligió (…)
      Stewart también me contó otra historia que tenía que ver con los suministros. Los americanos le encargaron a Harrods 25 catres de campaña, pero como en inglés americano se les llama "cots", Harrods les envió  25 cunas a la embajada. Un iracundo oficial de la Embajada les dijo que estaba llamando desde la Embajada y no desde la guardería”

       22 junio 1940 (Anthony Blunt, además de inventarse unos cuantos Poussin, elaboró una versión muy presentable de su entrada en el MI5 para los soviéticos, que coincide muy poco con las sardónicas acotaciones de Liddell: “Después de trabajar en esta sección nueve meses, fui transferido a la B Division. El plan original era que yo sería el asistente personal de Liddell, pero no funcionó porque Liddell es de  esa clase de personas que no puede tener ayudantes. Cuando se le presenta el trabajo ya acabado, vuelve a hacerlo él solo”)

            “Anthony Blunt que acaba de incorporarse al D Branch, ha elaborado el siguiente informe sobre su primer día de trabajo:

1  Carta de una señora que señalaba el peligro de que los centinelas se envenenaran con los helados que vendían los extranjeros.
2  Informe de un hombre que oyó a un coronel (no ha dicho el nombre) diciendo indiscreciones (sin detalles) en un lugar y una fecha indeterminados.
3  Informe sobre un signo (un corazón de enamorados) en un poste de telégrafo
4  Informe sobre un objetor de conciencia de la Iglesia Cristadelfiana que se ofrecía para dar clases de ingeniería a futuros miembros de las Fuerzas Armadas de Su Majestad.
5  Informe sobre un portero de hotel en Escocia del que se piensa que puede tener sangre alemana en sus venas ( los registros muestran que la misma acusación ya se hizó en Diciembre de 1914. Cuando se interrogó a su enfermera  probó que el hombre no había salido de Escocia en su vida y que era escocés de pura cepa).
6  Informe de una mujer que ha recibido un plano de una agencia de seguros donde aparecen las salidas de emergencia, recepción etc. Dice que puede constituir una valiosa información para el enemigo.”

       3 de julio de 1940 (Este mismo día la Roya Navy destruye la flota francesa en Mers-el-Kebir. Una semana más tarde la Luftwaffe comienza la mayor batalla de la historia librada por la aviación, la Battle of Britain (10 de julio a 31 de octubre de 1940):

       “El Intelligence Centre debería venir aquí y encargarse de este departamento o limitarse a pasarnos cualquier cosa que les llegue y dejar que decidamos nosotros lo que merece la pena investigar y lo que no. En la actual situación, uno de los peligros mayores que nos acechan es la neurosis de la quinta columna.
      Hoy hemos investigado otro fiasco. Una mujer se ha comunicado con un varón a través de cierto número de teléfono en Londres. La voz masculina decía: “Sigue la calle que tiene nombre de un río hasta que veas un tiesto de flores rojo. Llama 4 veces a la puerta y di la contraseña”.
      Las investigaciones han demostrado que se trataba de un jefe de scouts que estaba entrenando a su pupila en el poder de la observación.”

       9 de julio de 1940 (Independientemente de que Liddell se pasara los primeros meses de la guerra suspirando por la  pena de muerte para los espías cazados, sin demoras “legalistas”, antes de interrogarlos o colgarlos no dejaba de ver el lado cómico de la situación):

      “Tres individuos han llegado hoy a Tow Head cerca de Corck en una barca pequeña. Dos de ellos dijeron que eran afrikanders, aunque era evidente que eran alemanes. El tercero era un indio de Antwerp llamado Abed y dijo que era un aficionado a los pájaros, cosa difícil de creer porque su equipaje consistía en dos maletas llenas de bombas de todas las clases. El grupo llevaba tambien 800 libras. Obed es, claro está,  Obed Hussein que hace tiempo que trabaja para los alemanes. Los Irlandeses los han encerrado y piden permiso para interrogarlos.”

Autor: Eliah Meyer, fragmento de "Smog in the eyes": informes inclasificables del espionaje inglés

 

Fotos de Inglaterra después de los bombardeos durante la 2ª guerra mundial

04/03/2010 16:26. Editado por Gatopardo enlace permanente. ELIAH MEYER

Comentarios > Ir a formulario



gravatar.comAutor: pau

Está claro que si resistieron tanto fue porque la competencia también andaba algo coja, de otra forma no se entiende.

Fecha: 06/03/2010 11:07.


Añadir un comentario



No será mostrado.







Gatopardo

Es norma de Gatopardo,
si alguien se pone a tiro,
sea plebe, sea duunviro,
que no se escape sin dardo.
Si la víctima en cuestión
es melifluo y sin humor,
y persiste en el error,
va derecho al paredón.
Si es honesto ciudadano,
observador de la ley
y santurrón como buey,
le colgamos un campano.
Si mujer y sufridora,
y nos cuenta su diario,
que alegre su antifonario
y se haga acosadora.
Si tiene cierto interés
por mostrar carné y nombre,
que luego no se asombre
si recibe algún revés.
Bienvenidos los goliardos,
golfos, rebeldes y bordes,
mentes inmisericordes,
por apellido: Bastardos
Y que no nos den la lata
ni meapilas ni legales:
somos los Irregulares,
somos gente de Zapata.

Temas

Archivos

Enlaces

Bitacoras.com

TOP Bitacoras.com para México


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris