Facebook Twitter Google +1     Admin


MÉTODOS EXPEDITIVOS

20100413122201-expeditivo.jpg

      Soy lo que popularmente se conoce como un agente secreto. Los novelistas suelen describirnos con el ojo puesto en una película de gangsters de los años treinta, y extraen nuestros comportamientos de un grupo de teatro de aficionados queriendo parecer terroríficos. La triste realidad es que para pertenecer al Centro de Intervención e Inteligencia, que es el organismo para el que trabajo, pasamos pruebas psicológicas y de personalidad para descartar a quienes no sean ponderados, ecuánimes y pacíficos, y el perfil de matón de discoteca, de asesino despiadado es parte del atrezzo que los malos guionistas nos han encasquetado.
      Los fondos de reptiles con los que compramos a  nuestros informadores, y los métodos de aniquilación  de intelectuales  insobornables, también forma parte de las leyendas, porque no son necesarios; hay demasiada gente que cuenta lo que nos interesa gratuitamente como para gastar dinero de los fondos reservados en balde.
       Pero
a los intelectuales que atacan las bases de nuestra sociedad, no hay más remedio que aniquilarlos, y para eso hay que recurrir  a métodos expeditivos.
       Ese es nuestro trabajo en el "Club Amén"  del Centro de Intervención e Inteligencia: utilizamos
un programa informático  que maneja  un centenar de frases y otros tantos remites de e.mail, y un algoritmo para variar y no poner siempre lo mismo en todos los comentarios,  que suelen ser del género: "Me ha encantado", "Eres genial", "Llevas razón, y no me había dado cuenta hasta que lo has dicho", con profusión de besitos, abrazos, mucha melaza afectuosa, y emoticones.
       No hay quien aguante una buena dosis de admiración, aplausos, adhesiones entusiastas y falta de crítica sin acabar por tratar de convencer sólo a los ya convencidos.
      El que ingiere nuestro tratamiento expeditivo de halagos y admiración inquebrantable deja de argumentar, de pensar y de comprender, y termina por ser una mala copia de si mismo, que se plagia y se repite, y acaba por alejar a quienes pudieran aportarle otras opiniones.
       Y si no lo creéis, mirad a los jueces y los políticos: a base de rodearse con quienes  cultivan su vanidad quedan completamente sonados,
confundiendo a quien le da la razón con quien la tiene, y viendo enemigos donde no los hay.
       Siempre se le ha dado la razón a los locos y a los necios.

 

Gatopardo

 

Dibujo de Philippe Wurm  de  "Maigret et son mort" 

13/04/2010 05:22. Editado por Gatopardo enlace permanente. RELATOS

Comentarios > Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.







Gatopardo

Es norma de Gatopardo,
si alguien se pone a tiro,
sea plebe, sea duunviro,
que no se escape sin dardo.
Si la víctima en cuestión
es melifluo y sin humor,
y persiste en el error,
va derecho al paredón.
Si es honesto ciudadano,
observador de la ley
y santurrón como buey,
le colgamos un campano.
Si mujer y sufridora,
y nos cuenta su diario,
que alegre su antifonario
y se haga acosadora.
Si tiene cierto interés
por mostrar carné y nombre,
que luego no se asombre
si recibe algún revés.
Bienvenidos los goliardos,
golfos, rebeldes y bordes,
mentes inmisericordes,
por apellido: Bastardos
Y que no nos den la lata
ni meapilas ni legales:
somos los Irregulares,
somos gente de Zapata.

Temas

Archivos

Enlaces

Bitacoras.com

TOP Bitacoras.com para México


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris