Facebook Twitter Google +1     Admin


DOSSIER EUGENESIA (II)

 
       El caso de Heiselden no fue muy diferente al de otros muchos médicos: elevó a categoría de universal científico lo que eran prejuicios baratos, se blindó moralmente con la bandera de la raza y el patriotismo y, gracias a ello, se lucró y adquirió una reputación que no habría alcanzado por sus curaciones o por el cumplimiento del juramento hipocrático.

      El número de estupideces, desatinos y tergiversaciones en la medicina de la época fue alto, pero pocos fueron en contra de las conveniencias de los estados. Las muertes que provocaron no son justificables ni explicables por un estadio no avanzado de la ciencia, sino todo lo contrario: la clase médica respaldó e inventó teorías para exterminar a unos sectores de la población. Cuando las piezas a abatir eran los enfermos mentales, se hablo de la relación “científica” entre criminalidad y locura; cuando se buscó el aplastamiento de comunidades o pueblos, que no se había conseguido con guerras coloniales, surgieron las teorías médicas, antropológicas o históricas sobre razas inferiores, inmorales y degeneradas (que eran todas menos la suya). Y cuando se pretendió acabar de forma expeditiva con mano de obra enferma, inventaron un concepto de  herencia genética que obedecía a leyes morales: un niño tuberculoso de un barrio obrero londinense lo era porque heredaba de sus padres, obreros, el gen tuberculoso, que, a su vez, era propio de la clase baja, que, como tal, era de natural promiscuo, carente de higiene y mantenía conductas inmorales y “emociones vivas” que exacerbaban el gen . De ahí la suciedad en la que vivían y en la que se propagaba la enfermedad. Hacía decenios que Koch había descubierto el bacilo de la tuberculosis, pero el responsable de la enfermedad  era el afectado, por tanto no era el bacilo al que había que aislar y exterminar sino al enfermo.

      Una forma de seleccionar la raza y detectar a estos enfermos era inocularles conscientemente el bacilo. Por ejemplo en la Illinois Institution for the Feebleminded de Lincoln, a los niños retrasados se les dio, durante años, leche de vacas tuberculosas, en primer lugar porque era más barato, en segundo porque se reducía el número de inquilinos a cargo del estado y, en tercer lugar, porque, siempre según médicos, eugenistas e higienistas, el problema no era el bacilo sino los niños que eran constitucionalmente un desecho sin solución. A los 18 meses de ingresarlos, el estado se había librado del 30%  de los niños, que, por otra parte tenían una esperanza de vida de 18’5 años.

      La experimentación con niños, clases pobres, razas o etnias es otra área de investigación pero que obedece al mismo principio eugenésico: el sacrificio de “desechos” en beneficio de una humanidad más blanca, más sana y más rica: En 1908, en el Orfanato de St. Vincent’s House, en Filadelfia, se infectó a decenas de niños con tuberculina, que causó ceguera total en unos y lesiones graves en otros. A los niños se les mencionaba como “el material utilizado”

      En 1909, el Dr. F. C. Knowles describe en un estudio cómo ha infectado conscientemente a dos niños de un orfanato con el virus del Molluscus contagiosum para estudiar la enfermedad. En 1911 el Dr. Hideyo Noguchi del Rockefeller Institute for Medical Research inoculó sífilis a 146 pacientes, entre ellos niños. El conocido como Tuskegee syphilis experiment lo realizó el U.S. Public Health Service y, en él, se infectó a 400 negros pobres, a los que no se les dieron antibióticos para observar cómo se desarrollaba libremente la enfermedad. La experimentación duró desde 1932 a 1972. Sólo sobrevivieron 74. Además de los muertos, hubo esposas infectadas e hijos con malformaciones y sífilis congénitas. Desde nuestro punto de vista es un crimen de lesa humanidad. Desde la perspectiva de la ciencia del super-hombre muestra la poca resistencia de la raza negra a las enfermedades.

      Los casos que cito, entre miles, recorren el siglo XX hasta hoy.

      Yeadon y Hawkins (p.165) señalan la pervivencia de otras prácticas de eutanasia en la América moderna:

    “La eutanasia por negligencia fue una práctica común en la América de los años 20 y 30. De hecho, es una práctica común en la América de hoy, donde la asistencia médica necesaria se ha convertido en un lujo sólo al alcance de los ricos. Un ejemplo revelador es el caso de la Enfermedad del Legionario. La enfermedad se descubrió en 1976, a raíz de la celebración del bicentenario de la Legión Americana. En seis meses los investigadores descubrieron la bacteria responsable de esta enfermedad que había causado muertes y pánico. Sin embargo, investigaciones posteriores de muestras de sangre, demostraron que la enfermedad ya había aparecido en 1965 en el St. Elizabeth´s  Psychiatric Hospital en Washington y había causado 14 muertos. Los legionarios eran honrados ciudadanos y electores, mientras que los residentes del psiquiátrico eran débiles y desechables. Sus muertes, que se registraron como bajas rutinarias, no causaron conmoción alguna”.

      En 1946, en Gran Bretaña se contabilizaban oficialmente de 7.000 a 8.000 nuevos enfermos de tuberculosis al año, de los cuales morían 1.600. El primer discurso oficial de Victor Rothschild en el parlamento fue pedir la pasteurización general de la leche como primera medida preventiva. El tema y la medida fue tomada como una excentricidad más del lord científico. En opinión de la clase política británica, la pasteurización era antieconómica, mataba “la vida” de la leche e impedía la “inmunización progresiva” de la población a la tuberculosis. Tampoco era viable hacer la prueba de la tuberculina a un millón de vacas, porque, si se descubría la enfermedad, habría que matarlas y, en ese caso, los niños  no beberían la suficiente leche. Además, como le contestó Duff Cooper cuando Rothschild le envió copia de su discurso: “El tema de la pasteurización de la leche no me despierta un palpitante interés” (Rose, 116)

      El Segundo Congreso Internacional de Eugenesia de 1921,celebrado en Nueva York,  en el American Museum of Natural History  intentó solucionar dos problemas que preocupaban a la sociedad europea y americana: la baja natalidad de las clases adineradas y el efecto de la inmigración de razas “inferiores” en países como Gran Bretaña y Estados Unidos, especialmente judíos y polacos. Es Laughlin quien modela, desde una perspectiva eugenista, las leyes de Inmigración y Naturalización que son financiadas por el Carnegie Institute y votadas en el Congreso. A partir de 1924 (hasta 1952, y de facto, hasta hoy) Estados Unidos estableció cuotas de raza para sus inmigrantes. El siguiente paso fue establecer el sistema en Europa, de forma que hubiera un primer filtro eugenésico y racista en la selección de emigrantes. Colaboraron Belgica, Inglaterra, Irlanda, Holanda, Polonia, Checoslovaquia, Alemania, Dinamarca y Suecia. En la bibliografía actual no aparece España, pero sabemos por las Actas del tercer Congreso que había ofrecido su colaboración en este filtro de indeseables. Respecto al problema de la baja natalidad de las clases nórdicas y pudientes, se grava fiscalmente la solteria o la falta de hijos y se acusa a la mujer blanca poco paridora de antipatriota (ninguna objeción por parte de feministas eugenistas ha quedado en la documentación).

      A pesar de la I Guerra Mundial, las relaciones entre eugenistas alemanes y americanos no se rompieron. Estados Unidos marcó la pauta de selección y estudios raciales durante los años 20 y 30. Y, además, financió a individuos e instituciones eugenésicas que tuvieron un papel decisivo en la alemania nazi y en el Holocausto.

      La República de Weimar apoyó todas las investigaciones eugenésicas que florecían en los círculos académicos, así como la relación de científicos alemanes con sus homólogos norteamericanos. En 1921, el principal editor de publicaciones médicas en lengua alemana, Julius Friedrich Lehmann publicó lo que llegarían a ser los Cánones  científicos del racismo y la eugenesia : Grundriss der menschlichen Erblehre und Rassenhygine (Esbozo de genética humana e higiene racial), por Erwin Baur, Eugen Fischer y Fritz Lenz.

      Eugen Fischer, director del Kaiser-Wilhelm-Institut für Anthropologie, menschliche Erblehre, und Eugenik (KWIfA) (Kaiser Wilhelm Institut de Antropología, Herencia genética y Eugenesia) desde 1927 a 1942, dedicó las actividades del Instituto, a partir de 1933, a la política de exterminio y experimentación con razas “inferiores”, especialmente judíos. Fue el encargado  de impartir cursos a los médicos de las SS, juez en el Erbgesundheitsgericht o Tribunal de Herencia Genética nazi , a cuyas sesiones asistieron eugenistas americanos como Teodor Lothrop Stoddard, y emitió cientos de dictámenes sobre la impureza racial de personas nacidas de uniones mixtas, dictámenes, claro está, que implicaban la muerte segura. Fischer prosiguió su carrera después de la Segunda Guerra Mundial, como catedrático en la Universidad de Friburgo. Consiguió reestablecer en sus cátedras a muchos de sus colegas eugenistas y nazis. Sin duda, su mayor triunfo fue devolver a la universidad e instituciones científicas a su sucesor en el KWIfA, Otmar von Verschuer, biólogo y eugenista encargado de los experimentos con internos de Auschwitz desde 1944 y  bajo cuya dirección trabajó Josef Mengele y Karin Magnussen. Mengele era el encargado de proveer “muestras” y “especímenes” para las investigaciones de al menos cuatro institutos del Kaiser Wilheim Institute, especialmente ojos y cerebros de niños ejecutados o cuerpos de prisioneros para elaborar atlas anatómicos, como el aclamado de Eduard Pernkopf. Von Verschuer fue elegido, durante la guerra, miembro de la American Eugenics Society y, al finalizar ésta, sus atrocidades le costaron 600 marcos de multa. Desde 1951 hasta su muerte ocupó la prestigiosa cátedra de Genética Humana en la Universidad de Munich.

      El caso de Otmar von Verschuer es ejemplificador de lo que fue la actitud de los aliados y de los círculos académicos del siglo XX respecto a los médicos y científicos de la Alemania nazi. Aún no se ha elaborado una lista completa de los médicos implicados en experimentación y tortura a prisioneros de asilos y campos de concentración. Los nombres aparecen entre millones de páginas de expedientes, declaraciones de sobrevivientes aún por analizar; las universidades y sociedades científicas se han parapetado tras una barrera de silencio sólo rota ocasionalmente para pedir disculpas por los crímenes, pero sin hacer pública y accesible la documentación incriminatoria; pero, sobre todo, los informes incoados al terminar la guerra se declararon secretos y los médicos gozaron de la impunidad que les proporcionó las distintas ratlines que crearon los servicios de inteligencia alemanes, británicos estadounidenses y vaticanos para que huyesen a países refugios de nazis (el caso de Mengele o Aribert Heim) o siguieran ejerciendo en Europa o Estados Unidos, respetados y admirados por sus colegas (caso de Fischer, Lenz, von Verschuer, Hans Nachtscheim, Karin Magnussen, Pernkopf, Ernst Rüdin, Ernst Wentzler, Julius Hallerworden…).

      Los aliados sólo exigieron un trámite llamado “desnazificación” o renegar formalmente de su vinculación con la ideología nazi. Ni siquiera este requisito lo cumplieron. En los años 70 y 80, la Dra. Magnussen seguía defendiendo sus experimentos realizados con ojos de niños gitanos, que eran asesinados “a la carta”, según exigía muestras para sus experimentos en el KWI. Von Verschuer fue interrogado en 1945 por el American Counterintelligence Group, que sólo le retuvo la documentación un mes y después lo dejó en libertad total. En 1946, una comisión de investigación formada por Kurt von Lewinski, Otto Warburg, Robert Havemann y Gottschaldt demostró las relaciones de von Verschuer, al que calificaron como “racista fanático”, con los crímenes de Auschwitz. La investigación fue declarada secreta e inaccesible durante 15 años y algunos de los integrantes de la comisión pasarón a integrar la lista de “peligrosos comunistas” perseguidos por los servicios de inteligencia americano y alemán: éste fue caso de Robert Havemann. Se nombró un segúndo comité para exculpar a von Verschuer y su expediente “desapareció”, de forma que, cuando, en los años 60, se intentó reabrir el caso, no había documentación alguna que incriminara al ilustre académico. Hermann Muckermann, jesuita, eugenista racista, y nuevo director del KWI de Antropología  de la Alemania “desnazificada”,  resumía con satisfacción la situación en 1946 de los responsables de las atrocidades cometidas por la ciencia:

    “Hoy Eugen Fischer ha vuelto a su ciudad natal de Freiburg im Breisgau, donde continúa su trabajo como uno de nuestros más destacados antropólogos. Otmar von Verschuer, al que la investigación sobre gemelos debe grandes avances, dejó Berlin-Dahlem en 1945. Hoy, dirige, como catedrático de Genética Humana, un nuevo instituto dedicado a este estudio en la Universidad de Munich. Fritz Lenz, cuya contribución al estudio de las leyes de herencia humana y a su aplicación, son altamente estimadas, también dejó Berlín-Dahlem en 1945. Hoy dirige un instituto de herencia genética humana, además de sus clases en la Universidad de Göttingen. Hans Nachstein permaneció en nuestro instituto hasta el final. Hoy dirige el Instituto de Biología Comparada y Patología Hereditaria en la Universidad de Investigación de Alemania, además de su cátedra de Biología General y Genética en la Universidad Libre de Berlin-Dahlem” (Hermann Muckermann, Informe de 1946 : Gretchen Engle Schafft, –p. 190  y Benno Müller-Hill, From racism to genocide: anthropology in the Third Reich Murderous science: elimination by scientific selection of Jews, p.91)

      El “Baur-Fischer-Lenz” (como era llamado en círculos académicos) es el regalo que Lehmann envió a su amigo Adolf Hitler cuando éste se hallaba en prisión y fue  la fuente citada como base científica por los juristas que elaboraron las Leyes Raciales de Nuremberg, cuya filosofía se inspiró en la obra de otro eugenista anglo-germano, Houston Stewart Chamberlain (minusválido y enfermo crónico). Hitler estudió e incorporó estas obras a Mein Kampf junto con las de Davenport y otros eugenistas americanos,  pero lo que el llamó su Biblia fue The passing of the great race de Madison Grant, presidente de la American Eugenic Society, al que Hitler escribió una encendida carta de elogio y admiración por sus propuestas sobre la eliminación de los “defectuosos”.

      La figura de Lehmann es decisiva en la propagación de las teorías eugenésicas tal y como las defendió y puso en práctica el régimen nazi. Lehmann integra su rabioso antisemitismo (desde su apertura en 1890, la editorial J. F. Lehmanns Verlag nunca admitió a ningún judío en su consejo de redacción) y racismo en el discurso eugenésico. Consideraba su labor editorial como una lucha en las trincheras para imponer la supremacía de la raza aria: financió y publicó obras y panfletos de los grupos más racistas y nacionalistas de la época: la Thule-Gesellschaft , la Deutsche Gesellschaft für Rassenhygiene, la Reichskirche, la Sturmabteilung (o SA) , los Freikorps (en los que había participado asesinando espartaquistas) y el NSDAP o Partido Nazi, del cual era miembro y uno de sus principales benefactores.

      Lehmann disponía de los fondos necesarios para coordinar la propaganda entre sociedades científicas, grupos políticos y militares. Consiguió del gobierno alemán el encargo de obras militares de difusión nacional, como el Taschenbuch der Kriegsflotte, y de las principales publicaciones médicas. Estuvo encarcelado dos veces, pero su poder era ya difícil de controlar. En 1923 ofreció su casa a Hitler , a Göring,  a Rosenberg y a Hess, y a otros cuarenta conspiradores para preparar el fallido golpe de estado o Munich Putsch del 8 y 9 de noviembre.

      El interés de Lehmann por la eugenesia como medio de purificar la raza  aparece en innumerables textos publicados por su editorial desde principios del siglo XX. Ernst Rüdin, Franz Kallmann, Ernst Bleuler o Max von Gruber. Ruttke, Arthur Gütt, Falk Ruttke, Linden, Massfeller, Kraepelin, August Forel son algunos de los autores que edita. Ernst Rüdin, figura cumbre de la psiquiatría social, fue el padre ideológico del Genocidio Psiquiátrico del régimen nazi, que esterilizó y asesinó, entre 1939-1945,  (fechas estudiadas hasta hoy) entre 200.000 y 270.000 enfermos de esquizofrenia. A estos habría que añadir los afectados por otras enfermedades y las víctimas de fechas anteriores a 1939.

      De 1933 a 1936, , la editorial Lehmann publicó las tres obras cumbres del exterminio racial y eugenésico: la Gesetz zur Verhütung erbkranken Nachwuchses (Ley para prevenir la reproducción de los defectuosos genéticos), de Gütt, Rüdin and Ruttke; la Blutschutz-und Ehegesundheitsgesetz (leyes sobre matrimonios eugenésicos) de Gütt, Linden and Massfeller y las Richtlinien der Schwangerschaftsunterbrechung und Unfruchtbarmachung (Normativas sobre aborto y esterilización eugenésicos) de la Sociedad de Medicina Alermana, que se convirtió en el vademecum de todos los facultativos.

      Los fondos necesarios para todas las investigaciones, experimentos y atrocidades que se perpetraron procedieron de la Rockefeller Foundation.

      La Rockefeller Foundation proporcionó los fondos para la creación de dos instituciones sobre las cuales pivotarían los experimentos y estudios de eugenesia racista y exterminio de los años 30 y del Holocausto: El Kaiser Wilhelm Institut für Genealogie und Demographie der Deutschen Forschungsanstalt für Psychiatrie, dirigido por Ernst Rüdin desde 1931 y el Keiser Wilhelm Institut für Anthropologie, menschliche Erblehre und Eugenik, inaugurado, en 1927 (Informe de la Rockefeller Foundation 1928, p. 327), en el suburbio berlinés de Dahlem con fondos de la Fundación Rockefeller y dirigido por Eugen Fischer, con tres departamentos: antropología racial (Fischer), herencia humana (Verschuer) y eugenesia (Muckermann):

      Desde 1927 a 1939 la Fundación Rockefeller, además de su mecenazgo, supervisó y estuvo al tanto de todas las investigaciones que financiaba. La coincidencia ideológica y científica con Fischer y sus investigadores es absoluta (Informe de la Rockefeller Foundation 1932, p. 221), como lo demuestran sus informes anuales de estos años y la correspondencia mantenida entre los científicos del Kaiser Wilhelm Institute y los responsables de la Fundación Rockefeller. (Vid. From racism to genocide: anthropology in the Third Reich, pp. 48 y sigs). Edwin Black (War against the weak, p.297) incluye un telegrama muy revelador de dónde comenzaron los experimentos con gemelos del Dr. Mengele:

     13 mayo de 1932: REUNIÓN DEL COMITÉ EJECUTIVO EN JUNIO. NUEVE MIL DOLARES DURANTE TRES AÑOS AL KWG INSTITUTO DE ANTROPOLOGÍA PARA INVESTIGACIÓN SOBRE GEMELOS Y ESTUDIO DE LOS EFECTOS DE SUSTANCIAS TÓXICAS EN EL PLASMA SANGUINEO PARA LA DESCENDENCIA. (Firmado) Augustus Towbridge, Director Científico de la Fundación Rockefeller en Europa). El beneficiario era el Dr. Von Verschuer, jefe de Mengele.

      El 14 de julio de 1933, el gobierno del Reich promulga las Leyes para prevenir descendencia con enfermedades hereditarias, leyes en cuya elaboración y justificación científica intervienen Rüdin, Fischer y todos los científicos del KWI subvencionados por la Rockefeller Foundation, que aportaron grandes sumas para los institutos y universidades encargados de las esterilizaciones masivas  (vid. Informe de la Rockefeller Foundation 1933). Meses antes, en abril, la BCR (Birth Control Review), la revista del movimiento eugenista americano había editado la propaganda que precedía a estas leyes con el artículo "Eugenic Sterilization: An Urgent Need" de Ernst Rüdin, director del Kaiser Wilhelm Institute.

      Las leyes de esterilización masiva fueron defendidas por las principales figuras de la élite científica americana y del movimiento eugenista americano y europeo: el líder de los eugenistas americanos apoyó explícitamente las tesis de Rüdin en su artículo “Eugenic Sterilization”, también publicado en la BCR. En el Journal of the American Medical Association y New England Journal of Medicine consideraron las leyes de esterilización como una medida más de medicina preventiva. La empresa IBM colaboró con las autoridades nazis en la elaboración de los censos necesarios para dar caza a los defectuosos, censos que fueron usados para perseguir y detener a las víctimas del holocausto.

      En realidad, las leyes de 1933 eran copia de las leyes de esterilización americanas desarrolladas y practicadas en todos los estados por Davenport y Laughlin; los criterios eugenésicos y racistas de las leyes nazis eran calco de las leyes que regían la inmigración a Estados Unidos; y los censos policiales y médicos que creo IBM se basaban en el Eugenics Reccord Office (ERO). El Tercer Congreso Internacional de Eugenesia (1932), al cual asistieron todas los líderes eugenistas de Europa y América, entre ellos la llorada Hildegart Rodríguez, había defendido, un año antes todos los presupuestos ideológicos de la esterilización nazi. En otras palabras, la petición que el Home Secretary Winston Churchill  hizo al Primer Ministro H.H Asquith, en diciembre de 1910, para que se esterilizara a los enfermos mentales e individuos de razas inferiores,  la cumplió el Reich 23 años después. En palabras de Churchill  el problema se reducía a “una sencilla operación quirúrgica que permitía libertad al inferior (sic) sin causar molestias a los demás”. En este contexto, es facil entender la siguiente confesión de Churchill en sus memorias : “Un día el presidente Roosevelt me digó que estaba pidiendo términos para definir la guerra. Le contesté inmediatamente: “La Guerra Innecesaria” (The Second World War, Vol. I : The Gathering Storm (1948)).

      En los años 1933 y 1934, España se une de manera entusiasta a la política eugenista descrita hasta ahora y organiza el “I Simposio de Eugenesia Española” que clausura el Presidente de la República Manuel Azaña. Asisten personajes como Marañón, Fernández de los Ríos, Novoa SantosRamón J. Sender, Lafora, Jiménez de Asúa, Hildegart Rodríguez, García Lorca o Rafael Alberti. Las leyes de esterilización masiva nazi ya se han promulgado; el incendio del Reichstag ya se ha producido; Dachau, Buchenwald, Sachsenhausen y Ravensbruck ya están en funcionamiento; 40.000 asesinos de las SA y de las SS ya están en las calles dando palizas y matando judíos, gitanos o adversarios del régimen, y Göering ya ha creado la Gestapo. Son sincronías históricas que los exégetas del liberalismo y de sus santones olvidan con contumacia.

Eliah Meyer,  fragmento de "Smog in the eyes": Informes inclasificables del espionaje inglés.

BIBLIOGRAFÍA

*    Archivo del Movimiento Eugenésico de los Estados Unidos
*    Burns Archive
*    Enlaces a Archivos de la Shoah
*    The Mazal Holocaust Library
*    National Archives IWG
*     Nuremberg Trials Project de la  Harvard Law School Library
*     Archivo Hildegart para la reforma sexual 1929-1935
*     Informe de la Rockefeller Foundation 1928
*     Informe de la Rockefeller Foundation 1930
*     Informe de la Rockefeller Foundation 1932

*     Informe de la Rockefeller Foundation 1933
*     Informe de la Rockefeller Foundation 1934
*     Informe de la Rockefeller Foundation 1935

*     Informe de la Rockefeller Foundation 1940
*     Informe de la Rockefeller Foundation 1938
*     Tercer Congreso Internacional de Eugenesia
*     Formulario para esterilizar individuos defectuosos
*     From racism to genocide:anthropology in the Third Reich de Gretchen Engle Schafft, sobre las relaciones entre la antropología y la medicina en el el genocidio durante la Segunda Guerra Mundial y después
*     In the Name of the Child ,de Roger Cooter documentado y devastador estudio sobre  los crímenes que “nuestra” medicina ha cometido en la experimentación con niños.
*    Race Cleansing in America artículo de Peter Quinn sobre el movimiento eugenista americano y sus relaciones con la Alemania nazi.
*     Meltzer, Milton. Slavery: A World History. Da Capo Press, 1993
*    War against the Weak, de Edwin Black es un estudio sobre las organizaciones filantrópicas americanas que crearon y financiaron al movimiento eugenista para la limpieza racial. Black es el primer autor que ha investigado in extenso el papel fundamental de IBM en el Holocausto.
*      The nazi hydra in America por Glen Yeadon y John Hawkins: sobre los intereses económicos y políticos, entre los que se hallaba el ideario eugenista,  que unieron a la Alemania nazi con los de grandes figuras del gobierno y la economía americanos.
*     Whitehall and the Jews 1933-1948 de Louise London. London, basándose en fuentes documentales inexploradas hasta ahora, destruye la leyenda propagandística de que Gran Bretaña acogió generosamente a los judíos que huían del régimen nazi. Una de las razones que arguían las autoridades para rechazar niños judíos eran argumentos eugenésicos.

*       Churchill and eugenics  de Martin Gilbert, que intenta dar una visión, lo más presentable posible, de la trayectoria racista y eugenista de Winston Churchill.
*      Science and Inhumanity: The Kaiser-Wilhelm/Max Planck Society del Dr. William E. Seidelman, que muestra la política de encubrimiento de la Max Planck Society (antiguo Kaiser Wilhelm Institute) respecto a los crímenes que se cometieron en su institución.  

Otros artículos del autor:

* DOSSIER EUGENESIA (I)

*EXPERIMENTOS CON ARMAS QUÍMICAS Y BACTERIOLÓGICAS. PORTON DOWN: GASEADOS POR LA PATRIA

* IN MEMORIAM: TOMÁS HARRIS, ESPÍA, INGLÉS, PERISTA, TRAFICANTE, EXPOLIADOR DE OBRAS DE ARTE, COMPINCHE DE ANTHONY BLUNT Y TUTOR DE JUAN PUJOL, GARBO

* DIARIOS DE GUY LIDDELL, DIRECTOR DE CONTRAINTELIGENCIA DEL MI5 DURANTE LA 2ª GUERRA MUNDIAL

* HUNGRIA: EL RESURGIMIENTO DEL NAZISMO FINANCIADO POR LA UNIÓN EUROPEA

NÚREMBERG: VENCEDORES ENAMORADOS DE VENCIDOS

THIERRY MEYSSAN Y NICOLAS SARKOZY: DE PUTA A PILLO

VICTOR ROTHSCHILD. ABSTENERSE CONSPIRANOICOS

Fotos:
1.-
Foto de Lewis W. Hine. Chicago, 1910. Niño pobre, inmigrante, blanco perfecto para ensayar en él las leyes eugenésicas

2.  Foto de Wikipedia/ National Archives: médico inoculando sífilis en el conocido como Tuskegee syphilis experiment: lo realizó el U.S. Public Health Service y, en él, se infectó a 400 negros pobres, a los que no se les dieron antibióticos para observar cómo se desarrollaba libremente la enfermedad. La experimentación duró desde 1932 a 1972. Sólo sobrevivieron 74. Además de los muertos, hubo esposas infectadas e hijos con malformaciones y sífilis congénitas.

3.- Niños judíos confinados en el guetto de Varsovia, y destinados a los campos de exterminio nazis en aplicación de las leyes eugenésicas.

4.- Policía estatal de Pensilvania, EE.UU.,  con el Ku Klux Klan, hacia 1928. La nota en el reverso de esta fotografía  indica que los hombres en la foto junto a Ku Klux Klan,  son miembros de la Policía Estatal de Pennsylvania del grupo anti-inmigrante: el grupo de supremacía blanca había llegado a la cima de su influencia durante la década de 1920, contando con decenas de políticos y agentes del poder, incluso un puñado de gobernadores y senadores de EE.UU. entre sus miembros más reputados. En 1924, 40.000 uniformados, miembros del KKK  marcharon por la avenida Pennsylvania de Washington.

14/02/2011 13:48. Editado por Gatopardo enlace permanente. ELIAH MEYER

Comentarios > Ir a formulario



gravatar.comAutor: Carmen a Eliah

Muchas gracias por su interesantísimo artículo, tan esperado.

Fecha: 15/02/2011 12:07.


gravatar.comAutor: Eliah a Carmen

Muchas gracias a usted por tener la paciencia de leerse mis notas a pie de página.

Fecha: 16/02/2011 05:57.


gravatar.comAutor: pau

http://periodismohumano.com/sociedad/salud/agua-con-arsenico-para-reclusos-de-estados-unidos.html

Fecha: 17/02/2011 02:40.


gravatar.comAutor: Eliah a Pau

El artículo que ha recomendado es justo lo que yo considero que no se debe hacer en un artículo de denuncia. Sería más productivo que el periodista sustituyera el testimonio humano por datos clínicos sobre los efectos del arsénico en el ssr humano.

Fecha: 17/02/2011 08:24.


gravatar.comAutor: Nuria

Gracias

Fecha: 21/02/2011 05:46.


gravatar.comAutor: mariana

Descarnado ,pero cierto.Tan amargamente cierto que no es de extrañar que nos traguemos cualquier eufemismo a modo de edulcorante.

La primera parte del artículo duele,el final sorprende...porque como siempre,nos anegan en falacias cuyas peores consecuencias son confundir el pensamiento.

la eugenesia ha pasado a llamarse planificación familiar, acicalada además con los atributos de derechos y libertades .Como es lógico,las tendencias natalistas o antinatalistas de Estados y gobiernos tienen mucho menos que ver con cuestiones morales que con políticas demográficas.Pero así te las ves y te las deseas para hablar de ello sin parecer Rouco- Varela

Tontos no son ,desde luego.Perversos,un rato largo...

Fecha: 03/03/2011 12:38.


gravatar.comAutor: Gatopardo a Mariana

Me temo que no comprendo el salto lógico que ha dado usted hasta la planificación familiar, que no es ni más ni menos que posibilitar que quienes no queremos multiplicarnos ad nauseam podamos adquirir píldoras anticonceptivas recetadas por un especialista y vendidas en la farmacia.

Y para confundirla con Monseñor Rouco tendría usted que decir como él que un feto es un ser humano, en contra del derecho canónico y del Código Civil, (que sólo consideran "persona" a los neonatos cuando han cumplido 24 horas de vida fuera del vientre materno). Y que el semen derramado en una eyaculación sin fines reproductivos es un parricidio y un pecado.

Etc...

Fecha: 03/03/2011 15:15.


gravatar.comAutor: Eliah Meyer

Mis artículos publicados en Gatopardo son ampliaciones históricas a una época y sociedad, la anglosajona de la 1ª mitad del siglo XX, poco conocida por el lector español.
Procuro no tirar por elevación a otros temas diferentes del que esté hablando. No estoy hablando del derecho al aborto ni de la planificación familiar. He escrito sobre los orígenes y difusión de la eugenesia.
Toda vez que considero a la Iglesia Católica como un semillero de pederastas, afirmación que avalan miles de casos en los juzgados de todo el mundo, cualquier declaración de sus autoridades o feligreses, me la trae absolutamente al pairo personal y científico.
Espero haber disipado cualquier duda.

Fecha: 03/03/2011 15:44.


gravatar.comAutor: mariana

Veamos...
Es un hecho que los métodos anticonceptivos han sido ideados precisamente por la élite.La píldora anticonceptiva,por ejemplo u otros.Entre sus patrocinadores está la sempiterna Fundación Rockefeller,(Margaret Sanger,Pincus fueron incluso amigos personales
http://webcache.googleusercontent.com/search?q=cache:phedQ6TAH3EJ:www.tinet.cat/~vne/cosas%2520papas%252004.htm+pildora+anticonceptiva+,historia&cd=1&hl=es&ct=clnk&source=www.google.com
http://en.wikipedia.org/wiki/Margaret_Sanger
-las primeras páginas que aparecen,podría hacer una mejor selección,pero es tarde..-

Incluso el moderno DIU mirena
http://www.plannedparenthood.org/esp/temas-de-salud/anticoncepcion/diu-dispositivo-intrauterino-4245.htm

http://www.plannedparenthood.org/about-us/who-we-are/history-and-successes.htm

En esta página,"Fundaciones filántaropicas y cooperación al desarrollo" podrán comprobar que todos los "filántropos" (Gates,Rockefeller,fundaciones Ford,Carnegui,Mellon ...) financian planificación familiar (o control de población) en todo el mundo http://www.oecd.org/dataoecd/23/51/31670558.pdf

"...Siempre insiste en que un obrero no tiene derecho a tener tantos niños, o que una barriada pobre es peligrosa porque produce tantos y tantos niños. La pregunta que le aterra es: ¿Por qué el obrero no tiene un salario mejor? ¿Por qué la familia del barrio pobre no tiene una casa mejor? Su manera de evitarlas no es sugerir una casa más grande, sino una familia más pequeña. El arrendatario o el patrón dicen a su manera, tan tierna y generosa: La verdad es que no puedes esperar que yo me quede sin mi dinero. Pero voy a hacer un sacrificio. Me quedaré sin tus hijos.” G.K.Chesterton

Fecha: 03/03/2011 16:39.


gravatar.comAutor: mariana

En cuanto a lo de feligresa,no lo soy de nada,pero de la Iglesia Católica,nada de nada.

No se trata de eso,en absoluto

Fecha: 03/03/2011 16:51.


gravatar.comAutor: Eliah Meyer a Mariana

Señora:
Ser élite no es un delito.
La Fundación Rockefeller no es sempiterna.
Y las amistades personales de la Sra. Sanger fueron asuntos privados de su incumbencia.
La fe que profesa usted tampoco viene al caso del artículo, incluso aunque pertenezca a la
Santa Iglesia Cunicular.

Fecha: 03/03/2011 17:10.


gravatar.comAutor: mariana

Mire,si insisto no es por cabezonería ,ni siquiera por llevarle la contraria y mucho menos por pertenecer a esa santa igesia o iglesia alguna.Qué manía..

Lo que está ocurriendo es que la élite (fervientes practicante del capitalismo) pretende conformar un mundo y una sociedad a su medida,cualitativa y cuantitativamente.

Como recogen artículos de entonces y de ahora,son los mismos "filántropos" los paymaster



The Sunday Times

May 24, 2009

Billionaire club in bid to curb overpopulation

..The philanthropists who attended a summit convened on the initiative of Bill Gates, the Microsoft co-founder, discussed joining forces to overcome political and religious obstacles to change.

Described as the Good Club by one insider it included David Rockefeller Jr, the patriarch of America’s wealthiest dynasty, Warren Buffett and George Soros, the financiers, Michael Bloomberg, the mayor of New York, and the media moguls Ted Turner and Oprah Winfrey.

http://www.timesonline.co.uk/tol/news/world/us_and_americas/article6350303.ece

Eugenesía era llamada también filantropía

…First,to promote researches in eugenics that shall be of utility to the human race.This part of the programme will include the study of Americ,s most effective blood lines and the methods of obtaining the preponderance and relative increase of the best strains..” (1913 The New York Times)

http://query.nytimes.com/gst/abstract.html?res=9D01E6DC173FE633A25753C3A9659C946296D6CF

CARNEGIE INSTITUTION GETS EUGENIC RECORDS; Mrs. E.H. Harriman Gives Plant Worth 0,000, and Fund Yielding ,000 a Year.

December 22, 1917, Saturday

COLD SPRING HARBOR, L.I., Dec. 21.–The announcement was made today that Mrs. E.H. Harriman had donated the 0,000 Eugenic Records establishment at Cold Spring Harbor to the Carnegie Institution at Washington

http://query.nytimes.com/gst/abstract.html?res=940DE6DD1E3BE03ABC4A51DFB467838C609EDE

Fecha: 04/03/2011 02:34.


gravatar.comAutor: Gatopardo

Estimada Mariana:

En los artículos I y II del Dossier Eugenesia (de su libro "Smog in the eyes") Eliah Meyer se ha basado en documentos oficiales e informes económicos y científicos, teniendo buen cuidado de no dar la categoría de "fuente documental" a los artículos periodísticos por no ser fiables, ya que, paradójicamente, no suelen contener información objetiva, sino sesgada por los intereses de los Consejos de Administración de los peródicos, anunciantes y accionistas, a los que han de estar sometidos los equipos de redacción y dirección.

Si a eso le sumamos que no hay un solo periodista en Europa que tenga el nivel científico necesario en biología, física y química para comprender y explicar los datos que suelen salpicar y repetir al buen tuntún, no podemos dar por bueno lo que se publique sin otra fuente documental que lo ratifique y autentifique.

En los artículos que nos recomienda y donde usted se basa, echamos de menos que los autores- periodistas aporten los documentos de trabajo que han manejado en esa reunión, las cifras, los proyectos aprobados, la copia literal de los contratos con las empresas que van a llevarlos a cabo.

Es decir, el periodista dice que se han reunido fulano y zutano y mengano que son muy importantes, el lector entiende "reunión de pastores, oveja muerta" y con eso ya tenemos ese punto de vista desinformado y conspiranoico que, justamente nosotros rechazamos.

Si hay pruebas de una conspiración en la actualidad, entre los científicos, millonarios y políticos que se han reunido para financiar políticas sobre el control de la natalidad y contra las enfermedades de transmisión sexual, como el SIDA, lo menos que pueden hacer esos periodistas que nos cita usted es aportar los documentos y las pruebas.

Si no, nos están exigiendo una fe y una credulidad que no tenemos, y que no nos parece que sea conveniente para nuestra salud mental.

Y por otra parte, me parece un error de juicio aceptar sin más este aluvión de datos, bibliografía, y referencias documentales a los que alude y toma como base Eliah Meyer , sin ponerlos en causa, analizarlos, y elaborarlos, para aceptarlos o descartarlos, y decidirse a resumir y smplificar que esto es igual y lo mismo que... lo que pasa con la planificación familiar, que nada tiene que ver.

Espero haber clarificado cuál es nuestra postura como investigadores, al margen de las bromas e ironías, que quizás no hemos sabido dosificar en comentarios.

Saludos cordiales

Fecha: 04/03/2011 10:57.


gravatar.comAutor: mariana

Le agradezco muchísimo el cambio de tono.Gracias de nuevo

Precisamente los “pastores” hablan del tema abierta y públicamente.Personalmente y por escrito (lo que podría consierarse fuente fiable )

En cuanto a las políticas sobre el control de la natalidad y contra las enfermedades de transmisión sexual, como el SIDA ,en África ya se llevan a cabo . En Namibia, Surafrica o Congo se realizan esterilizaciones forzosas (porque ellas lo ignoran ) de mujeres seropositivas.Teniendo en cuenta el elevadísmo número de mujeres africanas infectadas ,ambos objetivos podrán ser incluso rápidamente alcanzados.

Saludos coridales también para usted.

Fecha: 05/03/2011 04:23.


gravatar.comAutor: Andrés...

A los redactores y a quienes comentaron, mil gracias por sus valiosos aportes. Soy periodista y actualmente, no tengo posición alguna sobre el tema, principalmente, por desconocimiento. Pero las versiones dadas de lado y lado me han motivado a seguirle el rastro al tema y espero si se da en el futuro, contar con una posición crítica y responsable, y de ser posible, compartirla con la sociedad...

Fecha: 07/01/2012 19:46.


Añadir un comentario



No será mostrado.







Gatopardo

Es norma de Gatopardo,
si alguien se pone a tiro,
sea plebe, sea duunviro,
que no se escape sin dardo.
Si la víctima en cuestión
es melifluo y sin humor,
y persiste en el error,
va derecho al paredón.
Si es honesto ciudadano,
observador de la ley
y santurrón como buey,
le colgamos un campano.
Si mujer y sufridora,
y nos cuenta su diario,
que alegre su antifonario
y se haga acosadora.
Si tiene cierto interés
por mostrar carné y nombre,
que luego no se asombre
si recibe algún revés.
Bienvenidos los goliardos,
golfos, rebeldes y bordes,
mentes inmisericordes,
por apellido: Bastardos
Y que no nos den la lata
ni meapilas ni legales:
somos los Irregulares,
somos gente de Zapata.

Temas

Archivos

Enlaces

Bitacoras.com

TOP Bitacoras.com para México


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris