Facebook Twitter Google +1     Admin


SOBRE LOS INTELECTUALES CON MANDO EN PLAZA

20110311130726-marcel-proust-a-combray.jpg

 

      La característica más destacable entre la élite intelectual  es la falta de rigor con la que acogen cualquier idea, contenido, comportamiento o reflexión que no estén  admitidos dentro de su grupo. Toda idea  ajena ha de ser desprovista de su potencialidad creadora, para convertirse, empobrecida y desnaturalizada, en un sucedáneo inane y trivial, bombardeada con ejercicios retóricos hasta integrarla  en un sistema de valores incuestionable, ya que no cuestionado.

     Esta falta de independencia y de rigor es la que homologa toda idea en el registro de la propiedad cultural   de su correspondiente cofradía,  para obtener la garantía y el derecho de circulación si   ha sido reconocida, y desestimada cualquiera que llegue sin avales.

      Cualquier idea nueva, que no tenga padrinos conocidos y reconocidos,   entra dentro del inmenso saco de lo que no les interesa. Lo que les importa no es tanto lo que se dice, sino quien lo patrocina. Y no hay odio mayor que el que despierta quien no acata su jerarquía intelectual.

      La palabra, en ellos,  adquiere su existencia jurisdiccional en cuanto  pueda ser adulterada, desprovista de su virulencia original y de su etimología, formando parte de la jerga que los identifica. Sólo hay que ver con qué entuasiasmo repiten las palabras cuyo  significado ignoran y traicionan. Porque los intelectuales suelen leer poco, y releerse mucho.

      Sus vivencias, sus recuerdos, han de conformarse dentro de lo aceptable y conveniente para su imagen y su curriculum, lo que convierte su pasado en un dato inamovible, un imponderable absoluto, definitivamente adscrito a su idiosincrasia como parte de un yo petrificado, fosilizado; y cualquier intento de plantear una dinámica distinta se encuentra con su pasado ficticio como troquel determinante que incapacita el intento. Porque, para un intelectual,  no hay nada más fuerte que su verdad, salvo la impostura que haya creado para refrendarla.

      Un intelectual que no tenga vocación de paria siempre tendrá más en cuenta cualquier ocurrencia de su cofradía, con filiación y padrinos conocidos, que la obcecada realidad que la desmienta.

Gatopardo     

Imagen de Gérard Bertrand: Marcel Proust en Combray

11/03/2011 06:07. Editado por Gatopardo enlace permanente. PERSONAL Y ARBITRARIO

Comentarios > Ir a formulario



gravatar.comAutor: dErsu_

Las ideas nuevas sólo se imponen cuando los portadores de las ideas, digamos viejas, van pasando (pasando al cementerio, se entiende). "Las nuevas ideas científicas triunfan no debido al poder de la razón, sino debido a que sus opositores finalmente mueren", según dijo Max Plank

Fecha: 11/03/2011 06:27.


gravatar.comAutor: Alimaña News Redactor-Jefe a dErsu

Eso suponiendo que pueda usted diferenciar quiénes están vivos y quiénes difuntos.
No es tan fácil

Fecha: 11/03/2011 07:17.


gravatar.comAutor: dErsu_

Diferenciarlos es fácil. Los difuntos acostumbran a resultarme simpáticos. Los vivos no.

Fecha: 11/03/2011 13:39.


gravatar.comAutor: Alimaña News Redactor-Jefe

¿Y los de la RAE también le caen simpáticos?

Fecha: 11/03/2011 14:06.


gravatar.comAutor: Carmen

Gatopardo,
¡Equilicuá!
Don Alimaña,
está Usted hoy particularmente brillante.

Fecha: 11/03/2011 16:47.


gravatar.comAutor: Alimaña News a Doña Carmen con mayúsculas de Caperucita

Doña Gatopardo con sus momias, Don dErsu con sus difuntos...
Lo mío no es brillantez: son Fuegos de San Telmo.

Fecha: 11/03/2011 18:51.


gravatar.comAutor: Carmen a don Alimaña

Ande, ande... que no le sienta bien la modestia.
Ya veo que tendré que comprar la dichosa "Ortografía" para justificar todos mis errores.

Fecha: 12/03/2011 02:40.


gravatar.comAutor: Gatopardo

¡Estaban aquí!

Y yo buscando gente para una timba de poker...

Fecha: 12/03/2011 15:59.


gravatar.comAutor: Moncho

Muy cierto, por eso es mejor no decir nada inteligente, caso de que uno pueda, claroestá

Fecha: 19/03/2011 18:36.


Añadir un comentario



No será mostrado.







Gatopardo

Es norma de Gatopardo,
si alguien se pone a tiro,
sea plebe, sea duunviro,
que no se escape sin dardo.
Si la víctima en cuestión
es melifluo y sin humor,
y persiste en el error,
va derecho al paredón.
Si es honesto ciudadano,
observador de la ley
y santurrón como buey,
le colgamos un campano.
Si mujer y sufridora,
y nos cuenta su diario,
que alegre su antifonario
y se haga acosadora.
Si tiene cierto interés
por mostrar carné y nombre,
que luego no se asombre
si recibe algún revés.
Bienvenidos los goliardos,
golfos, rebeldes y bordes,
mentes inmisericordes,
por apellido: Bastardos
Y que no nos den la lata
ni meapilas ni legales:
somos los Irregulares,
somos gente de Zapata.

Temas

Archivos

Enlaces

Bitacoras.com

TOP Bitacoras.com para México


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris