linea-uno1


Cometí el error de comprar mis boletos de Línea UNO de ADO por internet. Fue un error que me ha costado tiempo y disgustos.
Uno pensaría que el comprar en línea debería tener para el comprador la ventaja de evitarse filas y ahorrarse tiempo. Uno pensaría que al vender en línea el vendedor ahorraría dinero evitando el uso de taquilllas.
No es así con la venta de boletos de ADO, donde los viajeros que necesitan comprobante fiscal NO pueden imprimirlo en línea. ¡Tienen que pasar a las taquillas a que se los impriman!

(...) Para leer el resto del artículo de  Ramón Mier, en Disiento, luego existo.